Entrevista con BRIGHTON 64: “Durante años nos supo mal cómo acabó la primera etapa del grupo”

por

sala1Nos sentamos a tomar unos cafeses con Ricky Gil, líder de Brigthon 64, en el bar la Cueva de Plaza de los Cubos para charlar sobre “Modernista”, un nuevo disco editado por Bcore Disc, grabado y producido por Santi García en los estudios Ultramarinos Costa Brava, del que se ha lanzado una edición Limitada de 500 copias con portada realizada artesanalmente bajo el método Letter Print. Este sábado 18, por cierto, lo presentan en la Sala Caracol: https://www.ticketea.com/entradas-brighton-64-madrid-abril/

Buenas tardes! Vuestro nuevo disco empieza fuerte con “Modernista” La pista la introduce algo que parece el sonido del mar o un bullicio, me ha recordado el comienzo de Quadrophenia… ¿homenaje?

Buenas tardes. Es una estación de metro, no sé exactamente qué es, porque la trajo mi hermano. A mi me recuerda a una canción de The Jam que es “Down in the tube station at midnight”, que también empieza en el metro.

La declaración de intenciones de “Esta vez va en serio” y el éxito de los conciertos desde la vuelta, ¿Os ha animado para “Modernista”, o es una continuidad de la línea de temas nuevos con los que volvísteis?

Si, en este disco sólo hay un tema antiguo, queríamos seguir con ese concepto. En el disco anterior nos habíamos reunido un par de años antes para hacer una gira, y juntamos mucho material que había quedado ahí colgado y canciones que nos gustaban y quisimos recuperar. Eso le hace más ilusión al grupo porque es lo que hemos compuesto el año pasado, entonces es muy actual.

sala3Y eso os dio pié para decir, grabamos rápidamente otro disco…

Ha sido un proceso natural, tenemos la facilidad de tener un productor con el que estás a gusto, con el que si haces un disco, te lo va a sacar. Sólo hace falta que el grupo esté activo y con ganas y el aporta la estabilidad, a pesar de que entre medio ha habido un cambio de batería y eso nos ha hecho cambiar algunas cosas y trabajar más, pero como la base del grupo está disponible, no ha sido tan difícil.

Precisamente hablando del batería, me ha dado la sensación de que la parte rítmica ha evolucionado a algo más pausado, ¿la mejora de calidad en sonido en general de la banda, ha acercado el resultado final al pop, a esos ritmos más pausados?

Es curioso lo que me dices porque precisamente siempre hemos sido un grupo muy frenético, pero sí, llega un punto en que también sabes hacer unas canciones un poco más tranquilas y que también nos gustan mucho, y puede que el cambio de batería haya influído, porque Eric es un tío mucho más técnico, tiene muchos recursos, y el batería original era mucho más cañero, era pura fuerza, quieras que no, tiene que influir en los demás también.

¿Qué tal la producción con Santi García?

Bien, es la segunda vez que trabajamos con él y teníamos claro que queríamos repetir, te hace sentir cómodo y grabamos muy rápido, en diez días teníamos el disco hecho, y no tuvimos que ir a las mezclas, nos gustó tanto el primero que confiamos plenamente en él.

El sonido más maduro, se hace presente en tu voz también, esa mejora en la calidad general, ¿ha “relajado” la efervescencia y la crudeza de la primera etapa?

Al cantar las canciones antiguas en el disco anterior, las cantaba más como antes, quizá eso se note en este disco, pero sí, una de las cosas que han cambiado es la forma de cantar aquellas canciones también, han pasado muchos años y se nota, ahora he aprendido… (RISAS).

En “Los amantes del compás” decís “Adiós bola y adiós cadena”, ¿Cómo veis ahora la etapa de éxitos inicial?

Cuando lo vivías era una cosa que no entendías, no sabías muy bien lo que estaba pasando, llegabas a sitios que no te esperabas o cuando te pegabas el batacazo era más fuerte. Creo que nuestra historia original fue la de muchos otros grupos, tuvimos suerte en muchas cosas y mala suerte en otras, durante años nos ha sabido mal cómo acabó todo, ahora ya me parece un pasado positivo, porque muchos pueden pensar, qué bien que les ha ido, porque en 2015 están tocando, están en buena forma, con ganas y material nuevo. Si ves todo en conjunto, ha estado bien y ha valido la pena.

¿ Cómo os sienta la veteranía dentro de un género que nace de la indolencia juvenil?

Al final, toda esta historia del movimiento Mod o como le quieras llamar, es la misma historia que el Rock’n’Roll, y es que era música para jóvenes y adolescentes; los mods originales eran muy jóvenes, pero ahora (risas)… pasan los años y sigue habiendo gente de todas las edades, lo que me parece preocupante es que la gente joven parece estar en otros mundos, en un concierto, la gente es bastante mayor, sobre todo si es de música de raíces, y la música Mod nace de un abanico de músicas muy de raíces, por lo tanto, el público es limitado, y bastante mayorcito (risas) Cuando veo gente joven con interés por cosas de los 60, me hace mucha ilusión.

Ya erais melancólicos en las letras de la primera etapa, esa melancolía ¿ha crecido o se mantiene?

Se mantiene. Creo que era más sorprendente en la primera etapa que las letras ya eran maduras cuando teníamos 18 años, ahora es más natural, no ha cambiado mucho y siguen siendo bastante melancólicas…

De aquella época, ¿guardáis una banda o una gente con la que os identificarais, coincidierais, o simplemente fuerais amigos, como Los Flechazos?

Con Los flechazos tuvimos muy buena relación, aunque ellos salieron un poco más tarde, y no coincidimos con ellos hasta nuestro último concierto, que fue en una plaza de toros de Tomelloso, donde también tocaban Burning, con lo cual fue un cartel muy raro (risas) Siempre ha habido muy buen rollo con Álex, de hecho, la primera reunión que hicimos para volver, la hicimos para tocar en el Purple Weekend, o sea que nos dio pié para regresar y reunir a la banda. Hace poco hubo un concierto homenaje a Alfredo Calonge, guitarrista de Los Negativos, que murió hace poco menos de un año, y estuvimos en la sala Apolo grupos como Sex Museum, Los Negativos…reunió a mucha gente y fue muy bonito.

sala2¿Cómo planteáis la gira? ¿En qué tipo de salas estáis más a a gusto con vuestro sonido?

Ha salido el disco y hay que tocar, hace un par de meses que no tocamos en directo y tenemos muchas ganas. Tenemos 8 o 10 conciertos y los primeros van a ser Zaragoza y Madrid (Sala Caracol).

En cuanto a las salas nos sentimos muy bien en salas medianas, en sitios más grandes nos hemos sentido un poco incómodos, pero nos podemos adaptar… (risas) La sala Apolo es un sitio genial para tocar, pero igual en la sala bikini ha sido donde hemos hecho los mejores conciertos.

Volvéis a usar muchos vientos, por un momento me ha parecido que rozáis el Ska en temas como “el regreso”. ¿A las influencias r’n’b y soul, se les puede añadir algo de Jamaica?

Has visto algo jamaicano ahí? A ver, nunca lo hemos metido de manera consciente, pero es algo que nos gusta mucho y que sí escuchamos, de hecho, el batería Eric ha tocado en grupos de Reggae y Ska, aunque no nos hemos atrevido a hacer nunca un tema más descaradamente jamaicano, pero si tú has visto algo… (risas) En cuanto a los vientos, si que queríamos recuperar la fuerza que le dan los vientos a muchos temas.

¿Qué grupos actuales escucháis? ¿Hay algo que os sugiera un “revival mod”

Aquí en Madrid están “Los Disparos”, desde Asturias están “Stanley Road”, hay grupos, pero yo no diría tanto como para un revival, por lo menos en Barcelona, el género se centra en fiestas, disc jockeys, hay un grupo que se llama “Los retrovisores” que hacen un soul sixties que está muy bien: La verdad es que está todo muy centrado en coleccionar discos y tal, pero no es lo nuestro, lo nuestro es la música en directo, y echamos de menos algo así con empuje, con ganas, de momento las cosas que hay son un poco amateur, así que estamos esperando!

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

 

Ir a Arriba