Entrevista con EGON SODA: “Queremos terminar con nuestra leyenda de grupo escurridizo”

por

En los mentideros musicales ya se habla de la gran obra del año en el pop-rock nacional. “El Hambre, el Enfado y la Respuesta” es el título desbordante de zeitgeist que han elegido para volver al candelero los miembros de Egon Soda, uno de los secretos mejor guardados de nuestra escena independiente. Formada por Ricky Falkner (bajo y voz), Xavi Molero (batería), Pablo Garrido (guitarra) y Ferrán Pontón (guitarra), la banda debutó en 2008 con un disco aclamado por la crítica que, sin embargo, no fructificó en una gira que le hiciese justicia. De hecho, muy pocos fueron los afortunados que lo escucharon en directo. Esta vez, con la incorporación del teclista Charly Bautista, han facturado un “difícil segundo disco” –así viene subtitulado el CD- que promete tener mucha más vida fuera del estudio. Hablamos con su front-man Ricky Falkner, conocido productor y miembro de Standstill, antes de su primer asalto a los escenarios este jueves en la sala El Sol de Madrid, para el que por cierto ESTAMOS SORTEANDO ENTRADAS EN NUESTRO TWITTER.

Un doble álbum en el que no sobra nada es una estupenda bofetada a los tiempos que corren…

Muchas gracias. La verdad es que las reacciones están siendo mucho mejor de lo que yo me esperaba, y nadie se ha quejado de lo largo que es.

¿Es este disco mucho más apropiado que el primero, para acercarse a Egon Soda por primera vez?

Creo que sí. El primer disco tenía buenas canciones, pero este es un disco mejor, más completo, con mucho más empaque. De todos modos estamos ensayando canciones de los dos discos y encajan muy bien.

Lo que ha dado su carácter a este disco es la libertad con que se grabó, ¿no es así?

Totalmente. Lo grabamos juntos, en directo, sin pretensiones, sin saber si alguna discográfica querría publicarlo, y eso lo ha hecho muy especial. Todo empezó porque Ferrán tenía un montón de canciones escritas y necesitaba darles salida, aunque sólo fuera tocándolas con amigos en una habitación. Así que nació casi de un capricho, pero eso ha beneficiado mucho al resultado.

¿Tuvisteis claro el orden de las canciones, y el reparto entre el primero y el segundo disco?

Sólo teníamos claro cuál sería la primera canción, “Un mundo de zurdos”, porque habla de dar la bienvenida, de recibir a todos los que se sienten como un cero a la izquierda, y que se sientan a gusto en el pequeño universo de “El hambre, el enfado y la respuesta”. El resto fue cociéndose poco a poco, en conversaciones de barra de bar, como yo las llamo (risas).

Ya que mencionas lo de sentirse como un cero a la izquierda, tengo que decirte que los textos que Ferrán ha escrito son espectaculares. Me imagino que el buen resultado del disco también tendrá su razón de ser en que la banda ha sabido plasmar en la música una gran empatía con las letras.

Desde luego. Para nosotros es algo muy natural porque llevamos mucho tiempo compartiendo el proceso de componer música y letras, tanto si son de Ferrán como si son mías. Pero sí, las letras de este disco son especialmente sugerentes. Yo me he dado cuenta de la profundidad del mensaje de las canciones mucho más tarde de empezar a cantarlas. A veces me he dado cuenta incluso de que algunas hablan de nosotros mismos, y ha sido un shock (risas).

“Somos un grupo de amigos del cole que tocan juntos”

En el disco hay momentos que recuerdan a bandas clásicas de los sesenta y setenta, pero nunca se llega a identificar a cuáles en concreto.

Eso es por la manera que tiene Ferrán de escribir las canciones. Apunta hacia algunos referentes, pero luego nunca sigue una estructura clásica, ni siquiera armónicamente. Por eso las canciones muestran algunos de esos rasgos comunes, que te pueden recordar a algunas influencias, pero nunca se dejan agarrar del todo.

Todos los músicos de la banda estáis muy curtidos a través de vuestras experiencias en diferentes proyectos de la escena nacional. Se ha hablado incluso de que formar un dream-team como este sólo podía tener buenos resultados, pero estoy en desacuerdo: los dream-teams no tienen por qué funcionar bien, ¿no crees?

Para nada, no tienen por qué funcionar bien y ahí están un montón de ejemplos históricos de súperbandas que han sido un fiasco. De todas formas… nosotros no somos un dream team. Somos un grupo de amigos del cole que tocan juntos, que gracias a Dios ha podido reencontrarse, porque con mucho esfuerzo, hemos conseguido vivir de lo que nos gusta a través de diferentes proyectos.

Me encantó una frase que dijiste en una entrevista reciente: “para hacer buenas letras, más que estar jodido hay que tener talento”.  Hace poco, John Grant me decía que el sufrimiento apesta, pero que gracias a él pueden surgir cosas muy bonitas. “Hay que utilizar el sufrimiento”, me dijo. Pero claro, cuando sufres mucho, si intentas sacar algo creativo de ello pero no te sale nada, el sufrimiento es doble. Vamos, que no es tan fácil como estar jodido y hala, a escribir.

Claro, claro, si estas jodido, intentas aprovechar eso para componer y no te sale nada, estarás muchísimo más jodido. Esa frase que dije fue una provocación, porque me harta un poco ese mito del artista torturado, y que gracias a ese sufrimiento es un genio. Es obvio que de la tristeza es de donde más se pueden sacar pensamientos que expresen tus emociones, pero oye… que de John Grant entiendo lo que sea. El cabrón escribe canciones como Dios.

Lo mejor de las letras de este disco está en la autocrítica. Yo la echo mucho de menos en los textos con cierto enfoque político.

Y yo también. De todas formas es una cosa tan personal y tan sutil, que yo no soy quien para dar consejos. Ferrán ha usado las palabras de una manera muy especial, que te hace incluso agachar la cabeza. Tiene una profundidad increíble.

Además, la multiplicidad de interpretaciones está en todas partes. Por ejemplo, en los versos “y en las viejas revistas de un futuro que no nos querrá, el ocaso de la resistencia será nuestro titular”, uno puede imaginarse la sociedad de dentro de unas décadas, como resultado del fracaso de todo intento de mejorar las cosas.

Fíjate, que ahí yo entiendo que Ferrán está hablando de nuestra banda, del grupo de amigos que siempre quiso hacer rock, que por cosas del destino se fue separando, pero que conserva su pequeño rinconcito que es Egon Soda. Me da la sensación de que está explicando la historia de Egon Soda, como diciendo que siempre estaremos ahí luchando, aunque el fracaso sea nuestro futuro. Pero seguro que Ferrán tuvo en cuenta lo que me comentas a la hora de escribir esas frases. Seguro.

Ya no sólo por la libertad de no tener presiones… El proceso de grabación fue radicalmente diferente con respecto al debut, ¿no?

Sí, con el primer disco sí apareció alguien que nos lo quería grabar y editar, y todo siguió el procedimiento “estándar”: alquilar un estudio, programar el proceso de un modo determinado, etc. Con “El Hambre” hemos roto todo ese mecanismo, cambiando las pautas por completo. Este disco trataba de otra cosa, de tocar por placer, de no fijarse demasiado en si esta o aquella nota ha sonado perfecta, en si hemos llegado todos bien al estribillo, etc…

Y tú como productor, ¿has sido muy mandón?

Qué va, muy poco. He ejercido un poco como guía nada más, por el hecho de estar más bregado en cosas del estudio. Pero cuando ya estábamos todos cómodos, yo no decía nada más. Era tocar y tocar y tocar. Además cada uno podía imponer su criterio, y si a alguien no le parecía bien una toma, a todos nos parecía bien repetirla. Luego en la mezcla sí estuve más involucrado que el resto, pero de ahí a considerarme “productor, productor”, del disco… me parece casi ruborizante.

Todo está muy bien medido en el disco: la duración de las canciones, de los coros, de las notas… incluso las letras, justo en el punto medio entre mensaje directo y críptico.

Dulces casualidades. Las semanas que estuvimos grabando, en una masía alejada de todo, se convirtieron en una fiesta. Pasaban amigos, reíamos… se creó una energía tan buena que yo creo que ese equilibrio del que hablas, surgió de ella. No hay análisis ni planteamientos previos, sólo muchas ganas de tocar juntos.

Si hubierais tenido a una discográfica detrás desde el principio, seguro que el disco no hubiera sido doble.

Pues no lo sé… seguramente tendríamos que habernos puesto a negociar ese aspecto antes de grabar, y probablemente se nos hubieran puesto muy pesados, que si no es momento de discos dobles, etc… Pero la idea fue de disco doble desde el principio, porque Ferrán no podía deshacerse de ninguna de sus veinte canciones, y lo hacíamos por gusto.

“Tenemos management por primera vez en nuestra vida”

Editar esto en vinilo sí es más complicado.

¡Buf! Sí, estamos dándole muchas vueltas, porque es caro de hacer y ya sabes cómo está la cosa. Pero todo el mundo, incluso desde la compañía nos dicen que sería interesante, porque es un disco que se disfrutaría mucho en vinilo. El tipo de oyente que tiene este disco es muy vinilero. Pero habría que hacer triple vinilo, porque meter las veinte canciones en sólo dos requeriría comprimir demasiado y sonaría como la mierda. Ojalá haya demanda y podamos hacer el triple, me haría muchísima ilusión.

Se comenta que vuestro directo es imponente.

Bueno, tampoco tendrá grandes sorpresas. Sólo serán nuestras canciones, bien tocadas (risas). A los conciertos que tenemos ahora en Barcelona y Madrid, además de Charly también viene Ricky Lavado (batería de Standstill) para echar una mano con las percusiones. Así que puede ser una buena juerga.

¿Y después, cómo se presenta el verano?

La principal diferencia con nuestro anterior disco, es que con este sí tenemos una discográfica detrás que se está preocupando porque pasen cosas. Tenemos management por primera vez en nuestra vida, y muchísimas ganas de tocar. Iremos donde nos llamen. La intención es que esto dure, que Egon Soda sea una banda con todas las de la ley. La leyenda de grupo misterioso que nunca toca, escurridizo y tal, estuvo bien pero queremos que se acabe. Es el momento de meter la quinta.

AMPLIACIÓN DE LA ENTREVISTA PUBLICADA POR NACHO SERRANO EN ABC

Tags:

17 Comments

  1. ¿Por dóne queda el sorteo del disco? Un álbum muy interesante, llevo semanas escuchándolo y no me he aburrido de él.
    Suerte en el sorteo.
    😀

  2. Hola a todos! La ganadora del sorteo es Camila. Te escribimos, enhorabuena!
    Muchas gracias a todos por participar, ojalá tuviéramos más copias para regalaros… de todos modos permaneced atentos, mañana sortearemos otro disquito con una edición muy chula, también firmado por sus autores. Y esta semana habrá más concursos: CD’s, entradas…
    Abrazos

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

 

Ir a Arriba