Crónica y entrevista – JIMMY CLIFF en el Circo Price (16 julio, Madrid)

por

Por Sr. Zabamino

64 años. África. Jamaica. Con esa combinación nos dejó el cuerpo bien movidito el legendario Jimmy Cliff. Un show muy rodado, y en el que la banda acompaña al maestro con precisión atemporal, clavaban todos los estilos como si estuvieras escuchándolos en cada época. Y es que un repertorio de decenas de álbumes, para varios sellos, durante 50 años, es mucha música y muy buena.

Abrir con “You can get it if you really want” es un puñetazo de ska. Es una filosofía, son los años del verano del amor, todo es posible, como verle dar saltos y bailar con una enorme sonrisa a su edad, metido en un traje de luces que hace que toda esa energía luzca mucho más… “Wild world” nos tuvo un buen rato coreando, “Ruby Soho” versión de Rancid que salió en un EP de adelanto, y ahora entra en el último larga duración: “Rebirth” Punk y Ska, siempre de la manita, para que tú lo bailes… con “Rebel Rebel” volvemos al hilo “Rocker” el mejor estilo que ha salido de la isla para reivindicar justicia social y un mundo mejor en general, siempre bajo la atenta mirada de Jah… Aquí nos acordamos de la pedazo de banda sonora que es “The harder they come”, pero quedaban muchos clásicos por llegar… con “Afghanistan” era imposible no cantar “Vietnam”, o cualquier otro lugar del mundo azotado por la barbarie imperialista… Temazo.

Hakuna Matata fue el tema para los niños, ¿alguno no lo fue? Vive y deja vivir. King of kings nos volvió a poner los mocasines de bailar ska, y tras eso, la auténtica sesión de percusión nyabinghi que hace toda la banda con “Bongo Man mezclado con Rivers of Babylon” Uno de esos momentos en los que puedes emocionarte, o intentar usar palabras, me abstengo de lo último.

La fiesta empezó a rodar colina abajo con “Let your yeah be yeah”, la no menos emocionante “I can see clearly now”, el reagge ochentero con el que acompaño a Bob Marley en su día, “Reggae nights”, y la más actual “Reggae music”
Los bises empezaron a sucederse tras “One more”, la manera más obvia de llamar a la banda, sudábamos, y queríamos sudar más! Por fin llegó “The harder they come” Para mi el mejor alegato jamaicano a la libertad y contra la esclavitud, más piel de gallina… La cuadratura del círculo, como no podía ser otra, fue “Wonderfull world, beautiful people”. Música para vivir, música para sonreír, y lo dicho, Mundo maravilloso, gente bonita.

Jimmy Cliff: “Ahora estoy preparado para ser una rock-star”

Leyenda de la música jamaicana, Jimmy Cliff vivió los primeros tiempos del reggae y aún sigue en activo cuarenta años después. “Más esperanzado que nunca, convencido de que se acerca un gran cambio espiritual para la humanidad”, dice al otro lado del teléfono, con una serenidad que casi le hace convincente.

De ahí el título de su nuevo álbum, “Rebirth”, una alusión a su “renacimiento como artista, pues abro una nueva etapa”, pero también al “reset que necesita esta civilización”. Ha sido producido por Tim Armstrong de Rancid, “un tipo que me recomendó Joe Strummer antes de morir, con enormes conocimientos de reggae y ska”, dice Cliff.  “Él se sentía halagado por trabajar conmigo, pero en realidad fue algo mutuo. Me enseñó cosas sobre la música jamaicana que ni yo mismo conocía, o cuya importancia no había sabido valorar”.

Su larga trayectoria tuvo un punto de inflexión crítico. En 1964, con el reggae aún ni en pañales, representó a Jamaica en la Exposición Universal de Nueva York y llamó la atención de Island Records, que se lo llevó a Inglaterra para convertirlo en una rock-star. Pero él no mostró interés alguno por la maniobra publicitaria, y el siguiente en la lista fue Bob Marley. “Él hizo lo que tenía que hacer. Era el candidato adecuado para el trabajo. Pero le abrí la puerta para que la pudiera cruzar. Yo no estaba preparado para ese papel en ese momento. Ahora sí lo estoy, aún puedo componer mi mejor canción, convertirme en un actor de verdad –comenta que hay un proyecto de secuela de “The Harder They Come”- y ser un artista de reggae de estadio”. Siempre hay tiempo para la revancha.

PUBLICADO POR NACHO SERRANO EN ABC

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*