Crítica – VARGAS, BOGERT & APPICE “Featuring PAUL SHORTINO”

por

Género: Rock

Sello: Warner

PUNTUACIÓN: 7,5

El guitarrista madrileño, convertido en estrella del blues internacional, hizo una llamada al mítico batería Carmine Appice (Cactus, Vanila Fudge, Jeff Beck, Rod Stewart, Ozzy Osbourne, King Kobra, Blue Murder…) y de este modo alumbró un proyecto de súper banda a la vieja usanza, cimentado por viejos compañeros de fatigas, como el bajista Tim Bogert y el vocalista Paul Shortino, frontman de Rough Cutt, formación de sleazy-glam (sin demasiada fortuna) por la que desfilaron insignes hachas como Randy Rhoads o Jacky E. Lee a principios de los ochenta.

Con todo ese pedrigrí a sus espaldas, el cuarteto factura un álbum de covers de rock-blues muy en la línea de sus protagonistas, dándole relieve a unas canciones convertidas a estas alturas en clásicos imperecederos, temas por encima del bien y del mal. De esta guisa se dejan caer perlas amortizadas como “Black night” (Deep Purple), “Tonight is the night” (Rod Stewart) o “Soul of love” (Paul Rodgers”) más la inolvidable balada bluesy  “Parisienne Walkways” dedicada a la memoria del recientemente fallecido Gary Moore. Y también de Phil Lynott, el incuestionable y estelar líder de Thin Lizzy, que acompañaba la guitarra de la cara cortada en aquellas sesiones.

Y para que el oyente no decaiga, ya desde los primeros compases, muestran Vargas y compañía la capacidad de reinventarse y barnizar los temas con una cera propia, mostrando tres preciosas gemas: “Lady” (Beck, Bogert ans Appice), “Surrender” (Cheap Trick) y “Right on” (Ray Barretto) con unos riffs de otra galaxia, verdadera liga de campeones, con mensaje final: “It’s a long way to the top, (if you wanna Rock’n’Roll). Hay un largo camino a lo más alto, si lo que quieres es rocanrolear y más en estos tiempos de crisis y atonía cultural.

Para redondear la jugada, en la caja deluxe se incluye un directo de Javier Vargas, “Live Wire”, perteneciente a su última gira, donde en formato cuarteto (junto a Tim Mitchell a la voz Luis Mayo, bajo y voz, y Peter Kunst- batería) muestran todo el poderío que es capaz de amasar esta banda de forzudos del blues en directo, con invitados de la talla de Jorge Salán (“Black Cat Boogie”) y Devon Allman (“Tobacco Road”), si bien queda meridianamente claro que Vargas es un verdadero estilista en la materia, un maestro del blues slide en las pantanosas aguas del rock’n’roll a quemarropa.

Deja una respuesta