Entrevista con BUNBURY: “Hay decisiones que te desvían del camino de la libertad, y a veces cuesta mucho volver a ser libre”

por

MTV-Unplugged.-El-Libro-De-Las-Mutaciones-660x330Entrar en el club de los «desenchufados» de la MTV no está al alcance de cualquiera. Y menos siendo un artista hispanohablante. Bunbury ha aceptado el reto y el honor grabando un álbum en directo cuyo título hace alusión –al menos, esa es una interpretación– a las transformaciones que experimentaron las canciones seleccionadas para la ocasión.

¿Cómo se ha gestado esta producción? ¿Cuánto tiempo llevó organizarlo todo? ¿Hubo muchas deliberaciones internas acerca de cómo afrontarla?
Hacía unos pocos años que me habían propuesto la grabación de un MTV Unplugged, pero por diferentes motivos no cuadraba en mi calendario. Prioricé mis lanzamientos con nuevas canciones. Pensaba que para echar la vista atrás siempre habrá tiempo en el futuro. Esta vez me llamaron justo cuando mi propósito era para un tiempo, para componer con calma y dedicarme a otras pasiones cotidianas fuera del mundo de la música. Así que sin gira prevista en el futuro inmediato, me parecía un buen momento para realizar una grabación de este tipo. Estuvimos tres meses ensayando y preparando los arreglos. Empezamos con algo más de una treintena de canciones, que poco a poco fuimos reduciendo hasta las quince finales que aparecen en el disco. Lo que más me costó, fue precisamente llegar a la selección final de canciones. Rechacé la opción de hacer un grandes éxitos. Y en los ensayos conforme íbamos eliminando canciones que creí no aportaban mucho al proyecto, se fue perfilando el concepto sonoro del disco, que es el que me animó definitivamente a grabarlo.bun12

¿Cuál de los MTV Unplugged anteriores te dejó más huella? (recuerdo ver el de Page y Plant con la orquesta árabe con quince años y.. ¡buf!) ¿Cómo te sientes siendo parte de este club?
He escuchado y visto bastantes. Algunos en su época cuando se realizaron. Otros ahora preparando el mío, para ver cómo lo habían enfocado otros compañeros. Sobre todo los latinoamericanos. El de Page & Plant, es un disco fantástico, cierto. Y ahora que lo nombras me gusta pensar que se enfrentaron a algunos problemas similares, revisando y cambiando sustancialmente canciones que un núcleo de fans fundamentalistas no aceptaron. Entre mis favoritos están el de Soda Stéreo y el de Zoe. También me parece que Pepe Aguilar afrontó el suyo de manera muy inteligente. Evidentemente es un honor que piensen que tú puedes formar parte de ese club tan exclusivo. Supongo que tienes que tener una carrera extensa y ser conocido en todo el continente americano para ser considerado. Sólo grabaron 25 artistas en español, en veintialgo años. Me siento muy agradecido, desde luego.

Me llamó la atención que en tu comunicado dijeras “espero que la policía de lo correcto se quede en casa”. Sinceramente, tenía la sensación de que ese cuerpo estaba ya disuelto.. jeje.
Ya. Te entiendo. Pero me refiero sobre todo a cierto conservadurismo que habita en algunos de mis seguidores más inflexibles. Esos que miran con lupa donde empiezan y terminan las fronteras del Rock, como si alguien les hubiera otorgado una placa y les pusieran a vigilar las grabaciones, en busca del riff o la inflexión que se sale de los cánones. En fin, es cierto que debería olvidarme de su existencia, pero no los considero una causa perdida todavía y pienso que en algún momento se darán cuenta de que hay vida fuera de los límites de su cajón.

El single en YouTube superó el millón de reproducciones en dos semanas. ¿Sorprendido? ¿O esperabas que la altísima calidad visual y musical del vídeo tuviera este resultado?
Bueno, muchas gracias. La verdad es que ya no espero nada ajeno a mí. Hago mi trabajo lo mejor posible. Intento ser fiel a mi filosofía vital y avanzar y crecer como ser humano y como músico. Si gusta al público, es un plus. He tenido mucha fortuna a lo largo de los años. Por tener un público que me ha seguido. Unos, durante mucho tiempo y otros alguna temporada. Pero creo que el público no se busca. Te lo encuentras en el camino.

¿Quién te pidió que hicieras covers? La verdad es que no había pensado que necesitaras hacer ninguna (con el repertorio que tienes…), pero no sé si fue algo muy premeditado el NO hacerlas.
MTV me pidió incluir algún cover. Entiendo su postura. pensaban que podía ser una pequeña nota de interés extra dentro de un proyecto mayoritariamente revisionista. Pero me parecía tan difícil la selección de quince canciones que dejarlo en catorce me parecía ya un obstáculo insalvable. Y además grabé recientemente un disco todo de covers “Licenciado Cantinas” (2011) y me parecía redundante.

“Dos clavos a mis alas” sólo se puede encontrar grabada aquí, ¿verdad? (aparte de la de Raphael, claro) ¿Por qué fue la elegida? Supongo que tendrías más “unreleased songs” candidatas, ¿no?
Sí, sólo aparece en este disco. Nunca antes la grabé. Circulan algunas demos antiguas de este tema. Y aparece en el disco “De Vuelta” (2003) de Raphael. Así que siempre quedó pendiente grabar mi propia versión. La toqué alguna vez en directo. Una o dos veces. Pero es una favorita de la banda y de parte del público más conocedor.

Cada colaboración tiene la canción apropiada, ¿determinar eso te llevó mucho tiempo? O es algo que ves claro enseguida? Imagino que según el caso, ¿no?
Según cada quien. En el caso de Vetusta Morla y de Carla Morrison miramos diferentes opciones hasta dar con la canción en la que ambos nos encontrábamos más cómodos. En cambio, con Pepe Aguilar y León Larregui tenía clarísimas sus respectivas canciones.

¿Hubo alguna colaboración que en el momento de ejecutarla saliera distinta de cómo habías pensado, pero para mejor?
Bueno, todas crecen una vez que el colaborador llega a los ensayos. Disfrutamos mucho con todos ellos. pero recuerdo los ensayos con Draco en los que toda la banda aplaudíamos cada vez que terminábamos de tocar la canción.

A Vetusta les “asignas” una canción de tu primer disco solista, ¿en tus conversaciones con ellos salió el tema de si eran fans tuyos por aquellos tiempos?
Teníamos dos o tres opciones. Les mandé nuestros ensayos y me devolvieron una aportación fantástica para “Planeta Sur”. Así que fueron ellos los que me convencieron a mí. No lo tenía tan claro. No les pregunté por ese disco (“Radical Sonora”, 1997) que es tan especial y poco apreciado en algunos sectores. Les debería preguntar la próxima vez que nos veamos!

En tu comunicado también hablas de los “duetos cocinados en despachos”. Como periodista, tengo que decirte que otros artistas se incomodan cuando sugiero que su dueto de turno tiene dicho origen… ¿por qué hay tanta reticencia entre algunos músicos a reconocer sus jugadas comerciales?
Hay grados de cocina en los duetos de despacho. Algunos directamente fueron pensados y enfocados desde el management o discográfica. En otras hay consentimiento o búsqueda desde el lado artístico. Y a veces funcionan!!! Pero bueno, no es el caso, sino todo lo contrario. Me cerré bastante en banda a las propuestas que soltaban. Algunas interesantes y con posibilidades. Pero tenía muy claro que para que una colaboración funcione hace falta que la canción se adecue, para empezar. Y preferí guiarme por mi instinto para personalizar el proyecto al máximo.

Lo mejor del éxito probablemente sea la libertad, la independencia que te da, la fuerza que te da para no tener que someterte a nada ni a nadie, ¿no es así?
Es una pescadilla que se muerde la cola. En realidad la libertad no se otorga. La debes de tomar, es un camino, independientemente de tus posibilidades o éxito. Hay decisiones que te desvían de ese camino de libertad desde el principio de tu carrera. Siempre lo puedes enderezar y retomar, pero algunas veces es muy tarde y cuesta mucho volver a ser más o menos libre. Luego también hay varemos por el que cada uno mide sus decisiones. Unos son más inflexibles en algunos aspectos que otros. Depende de cada quien. Y también es muy importante crear un equipo de trabajo que sean buenos compañeros de viaje.

bun1Cuando en conciertos como este alternas temas de distintas etapas, al haber tantos saltos temporales entre una canción y otra del repertorio, ¿al interpretar te acabas sumergiendo en una especie de viaje interior a través de tu carrera, reviviendo sensaciones, etc..?
Un poco sí, efectivamente. Y te reconoces o no como el escritor de esa canción. A veces gratamente sorprendido, otras perplejo. Pero sí, es una montaña rusa emocional.

En realidad ya hiciste un MTV Unplugged con Héroes del Silencio, creo que en el ’96. Aunque era otro formato, claro… Me acuerdo de la entrevista que la acompañaba, ¡os preguntaban si os gustaban las chicas españolas u otras! ¿Cómo recuerdas aquella época?
No era exactamente un MTV Unplugged, aunque sí era desenchufado. Lo grabamos en los estudios de Londres. No salió en disco y no tuvimos acceso a mezclas. Era más bien una versión reducida para la MTV europea. Pero era fantástico que en la cadena europea programaran los vídeos de Héroes, cantando en español y los de Litfiba en italiano, Noir Desir en francés o Die Toten Hosen en alemán. Era una buena época, en la que parecía que en Europa podríamos alimentarnos de las bandas y del talento de nuestros países vecinos. Es una pena que esa posibilidad se esfumara.

El otro día me comentaron Amaral que la retribución económica por las reproducciones en los portales de streaming ha mejorado en los últimos meses. ¿Es así?
El proceso está siendo lento. Del top manta y el downloding, se ha pasado al streaming freemium. Muchos ya avanzaron a la versión Premium que posibilita mayor justicia en el reparto. Queda por hacer, sin duda.

AMPLIACIÓN DE LA ENTREVISTA PUBLICADA POR NACHO SERRANO EN ABC

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Ir a Arriba