Crítica – LOS NASTYS “Me lo encontré así”

por

nastysGénero: Garaje – Punk – Rock
Sello: Warner
7 / 10

Siguiendo los patrones del punk-rock ochentero castizo y del garaje atiborrado de distorsión, los Nastys enarbolan como estandarte el rocanrol Malasañero de siempre en su EP de debut, dando caña a las seis cuerdas de forma espasmódica, poseídos por el underground más castigador y lunático.

“No temas mi amor, todo está bajo control, lo quieras o no”, bajo este epígrafe se presenta este quinteto que derriba esquemas a guitarrazo limpio, como verdaderos obsesos del rocanrol más asilvestrado. “Madrid es un cementerio” nos vociferan a modo de latigazo en su primera tonada estos chicos de pinta mordaz y pantalones pitillo. A la vieja usanza se fueron abriendo camino, primero con los singles: “Experimento con tu culo”, “Jagermeister” y “El solitario” y ahora con este EP de cinco canciones que fustigan los pabellones auditivos a base de garaje, fuzz y distorsión a raudales.

“Me lo encontré así” es su segunda bofetada, y es que por muy retro que sean los chavales de hoy en día, el panorama está francamente jodido para todos, y se lo encontraron así, todo bajo control en este plácido estado policial donde se prohíbe hacer botellón pero la violencia institucional está la orden del día. Un “Holograma” de realidad virtual y futuro laboral incierto, todos domesticados a mayor gloria del imperio. “Okinawa, olvídate de mi” (primera sorpresa descuadrante que se marcan la de esa vocecilla, bien por ellos) y busca tu propia experiencia al límite, al margen de la moda y los escaparates, que ejercen de poderoso imán para los esclavos sonrientes de las vallas publicitarias. 
A eso añadimos unas buenas distorsiones y un cóctel de sonidos ácidos, antes que la “Policía de los Ángeles” (segundo grandísimo acierto de esta entrega, ojalá investiguen más esta onda) haga su aparición y se acabe la fiesta, y cualquier atisbo de gamberrismo sonoro, tan molesto para los sufridos vecinos, pase a mejor vida. Ya lo sentenciaron los apóstoles-mártires Eskorbuto: “Mucha policía, poca diversión”. Aunque Los Nastys no van de rollo político, el vacío existencial de la generación perdida se aprecia en cada surco de su EP. Toda la puta vida igual, ¿os suena?

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

 

Ir a Arriba