JULIO DE LA ROSA, este domingo en el Mercado de San Antón

por

julio de la rosaLe acompañará Nothing Places en una nueva sesión de música gratuita patrocinada por Aperol Spritz.

Tras el éxito rotundo del pasado domingo, en el que todos los asistentes coreaban al unísono los temas de Iván Ferreiro mientras disfrutaban de Aperol Spritz, el próximo domingo 2 de junio los encargados de amenizar la mañana (a partir de las 13:00) serán Julio de la Rosa junto con Nothing Places.

La Herida Universal, el penúltimo disco de Julio de la Rosa cosechó un gran éxito entre prensa especializada y público y ahora presenta su nuevo trabajo: Pequeños Trastornos Sin Importancia. En cierto sentido, la continuación lógica de su anterior álbum y, probablemente, la obra cumbre de su carrera por su libertad, su honestidad y unos estribillos memorables que harán las delicias de los fans. Un álbum de excesos, de amor y de trastornos (pequeños y sin importancia, claro).AperolSpritzSound_Calendar-01

Pequeños Trastornos Sin Importancia se puede leer de, al menos, dos maneras: una, tal cual, Diez canciones de amor y desamor, más o menos disfrutables en función del ánimo y los gustos de cada cual, ideales para escuchar en el coche o preparar la cena. El otro modo de oírlo es dando un paso más allá, porque nos encontramos aquí con diez canciones sobre relaciones de pareja que, bajo su apariencia de normalidad (esas cosas que nos pasan a todos), esconden toxicidades muy peligrosas y síntomas claros de distintos trastornos de personalidad que se pueden ir descubriendo en cada una de las diez canciones.

Nothing Places es Emilio Saiz. Su primer álbum bajo la denominación de Nothing Places es la obra de un muchacho inquieto, imaginativo, poco amigo de los lugares comunes y ansioso por descubrir cuantos trabajos de rock experimental e inteligente caigan bajo la estela de su radar. Empezó deteniéndose, inevitablemente, en Blur y Radiohead, pero con los años ha ido ampliando su radio de acción.

En Nothing Places pueden intuirse ecos de King Crimson (“o más bien de Giles, Giles & Fripp, con ese enfoque entre cómico y surrealista”, matiza Saiz), experimentadores como Jim O’Rourke o David Sylvian (“me cautiva su actitud, las letras, cómo frasea con la voz”), el impredecible pop progresivo de Field Music o, en lugar destacado, Grizzly Bear y su guitarrista, Daniel Rossen, que también compagina su instrumento con la voz.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*