La increíble historia de ROBERT BANS

por

robert bansEn HRB hemos recibido un documento realmente extraordinario. Se trata de cuatro maravillosas canciones grabadas en abril de 1975, que han permanecido ocultas durante estos 40 años bajo una baldosa en una buhardilla abandonada de Berlín. Un español llamado Sergio las descubrió por accidente y nos ha contado toda la historia, que pasamos a resumir a continuación.

Ahora mismo estamos investigando su veracidad, pero por el momento, sabemos que las canciones son originales casi con toda seguridad y que no se trata de ninguna broma o una loca jugada de marketing. Nuestro contacto trabaja en el sector de la moda, y hace unos meses se trasladó de Barcelona a Berlín por motivos laborales. Allí, a través de unos conocidos, localizó una buhardilla en la antigua zona comunista de la ciudad, que llevaba 40 años cerrada y que ahora pertenecía a un banco local. Y así es como hizo este descubrimiento: “Como te puedes imaginar, la buhardilla se encontraba en un estado lamentable, pero me pareció que tenía un encanto especial así que decidí comprarla y empezar la reforma inmediatamente. Cuál fue mi sorpresa cuando, al levantar una baldosa de la cocina, uno de los obreros descubre una vieja caja de cartón que contiene cartas y una cassette antigua. Tras leer las cartas varias veces, llegué a recomponer la historia que se escondía detrás de ellas: al parecer, el periodista americano Robert Bans, destinado en Berlín, se enamoró de una chica alemana llamada Julia que vivía en la zona oriental de la ciudad. Unos meses más tarde, en agosto de 1961, el gobierno comunista levanta el muro literalmente de la noche a la mañana, y Robert y Julia quedan incomunicados, al igual que miles y miles de familias cuyas vidas cambiaron radicalmente en unas horas. A partir de entonces, la pareja se comunica mediante cartas que cruzan la fontera de manera clandestina, y que Julia guarda celosamente bajo una baldosa de su cocina con miedo a ser descubierta por la Stasi. Supongo que poco a poco la pareja pierde toda esperanza de volver a verse, la frecuencia de las cartas va disminuyendo, hasta que un día Julia abandona el piso y se olvida de las cartas que un día ocultó, o tal vez prefiere no llevarlas consigo por miedo a que sean interceptadas”.

Y aquí es donde entra la verdadera sorpresa: Robert Bans, además de periodista, era músico aficionado. “En la cassette que encuentro junto con las cartas hay cuatro canciones grabadas en abril de 1975 que me parecen tan espectaculares que pienso que debo hacer algo con ellas. Las llevo a un estudio para masterizarlas y creo que el resultado merece ser escuchado”, nos cuenta Sergio. Las tonadas, que debieron ser grabadas en un estudio profesional y con acompañamiento, han sido subidas a YouTube y Spotify “sin la ambición de obtener ningún beneficio personal por su publicación. Tan sólo deseo compartirlas con otras personas, y a la vez mantener viva la historia de Robert y Julia”.

¿Quién será la segunda voz de esta última canción?

Hemos investigado hasta la saciedad en la red y no hay ni rastro de la menor pista que arroje luz sobre todo esto. Suena demasiado limpio, y demasiado moderno por su estilo, así que no sabemos si se trata de un experimento sobre la influencia del contexto en la música, o algo parecido… Mientras estamos a la espera de un segundo contacto con Sergio, hemos querido compartir esta historia con todos vosotros para que disfrutéis estas canciones, y para que nos ayudéis a encontrar a Robert!

Tags:

6 Comments

  1. Me encantan las canciones! No hay más? Menudo descubrimiento!

    Está claro que las buenas melodías no pasan de moda.

    Un abrazo, gracias por compartir esta historia con nosotros.

  2. Hola Nacho,

    Hoy he escuchado el programa de Radio 3 y por más que lo intento, porque tengo muchísimo trabajo que hacer, no puedo desconectar….me he enamorado de esta historia y de su música.

    Te contactaré por email.

    Gracias por compartir!!!

    Paula

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*