VARONA, DE DIEGO, ASÚA, ROMERO “Carabina 30 30”

por

VARONA, DE DIEGO, ASÚA, ROMERO “Carabina 30 30”Género: Pop

Sello: Relocos Records / Les Nits Del Art

9 /10

Pancho Varona y Antonio García de Diego, conocidos por su excelsa labor en la banda de Joaquín Sabina, en compañía de Jaime Asúa (ex guitarrista y fundador de Alarma) y del productor y guitarrista José Antonio Romero, (durante mucho tiempo mano derecha de Carlos Goñi en Revolver) se embarcan en un precioso álbum semi-acústico para ilustrar sus antológicas “Noches Sabineras”, compartidas a lo largo y ancho de nuestra geografía.

Los protagonistas de esta rutilante obra, acompañados primero por Oscar Quesada a la batería (más tarde por Pedro Barceló) solían hacerse llamar Los Subterráneos, hace dos décadas, y rubricaron dos célebres plásticos junto a Christina Rosenvinge: “Que me parta un rayo”(92) y “Mi pequeño animal”(94). Aunque la biografía de Pancho Varona y Antonio García de Diego es tan vasta como ancha es Castilla, Varona ya publicó un disco en solitario en 1995 y ahora vuelve a la carga con esta “Carabina 30 30” Ante todo se trata de un trabajo de cuatro COMPOSITORES con mayúsculas, como ya no existen, de esos que dejan profunda huella en el imaginario colectivo y su impronta perdura a lo largo de los años. Cosa extraña en un mundo tan vacío, precario y hueco, con ese imperativo de inmediatez y ganancias por la vía rápida, como el de la actual industria del entretenimiento. La CULTURA en el basurero…

Gigantescas CANCIONES !!! (con letras doradas) e interpretaciones dispares es lo que aquí podemos escuchar, empezando por “Cuando aprieta el frío” (contenida en el disco “El hombre del traje gris”) en la voz de Pacho Varona, siguiendo por “Amor se llama el juego”, interpretada por Antonio García de Diego y la diamantina “La canción  más bella del mundo” a la que Jaime Asúa no hace del todo justicia, o será que la versión original es realmente insuperable. “Canción de cuna de la noche y los tejados” (extraída de “Diario de un Peatón”) es otra de las sorpresas más agradables del disco, bien arropada por “La Cigarra” de María Elena Walsh, amasada por J.A . Romero.. Le sigue “Frío”, el clásico por excelencia de Alarma, una tonada tan hermosa como manida, y abordada por un gran numero de artistas. “El blues de la soledad” es uno de esos clásicos que te dejan K.O en la primera escucha, un gancho al alma que deja noqueado al más pintado, a cualquiera con un mínimo de sensibilidad. Como cantaba Miguel Ríos allá por 1988 en su elepé homónimo: “Una canción es Goma2 conectada al corazón…”. Completan la colección “Peor para el sol” (Varona al timón) y “Contigo”, a dos voces, con un cierto toque aflamencado. Para rematar la faena, el corrido que da título a este trabajo “Carabina 30 30” y la gigantesca “Vamos a equivocarnos” alumbrada hace quince años en el disco de Gran Jefe: “No es la primera vez, dicen que vamos al revés y no hacemos caso. Da igual lo que pueda pasarnos, aunque nada salga bien”. Toda una declaración de intenciones y una tremenda sentencia a la gris actualidad. “No es nada personal, queremos dar un paso más, sin pedir permiso. Vais por mal camino dicen los que ni siquiera se han movido, los que escriben el final, antes de empezar…”. Profético e imprescindible este álbum en nuestra fonoteca.

POSDATA: El pasado sábado, tan inspirados como siempre, en plena forma en la Sala Galileo, en medio del jolgorio colectivo habitual que se produce en las alegres Noches Sabinianas, me invadió una sensación de profunda tristeza al escuchar esas composiciones tan míticas y fabulosas, reparando en como está el patio últimamente. Espero que nuestros protagonistas hayan ahorrado para la vejez. Luego nadie se acordará de ellos, y en esto de la música rara vez funciona la Seguridad Social. Ya lo cantaban Topo en “Ciudad de Músicos”(1986), compañeros de fatigas en los gloriosos años ochenta: “Si todo pasó, si nada quedó, ya estás en tu eternidad…”. Que duda cabe que Asúa, Romero, Varona y De Diego han escrito las más bellas páginas en el pop español (que no pasa por sus mejores momentos, que duda cabe) con la industria discográfica hecha añicos. Sic transit gloria mundi. “Si esto es el fin, gracias por venir, no digas nada…”

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*