La increíble historia del palizón al cantante de PIGNOISE

por

Aquí está el relato de Europa Press sobre lo ocurrido:

La primera versión de los hechos la ofreció el periodista Miguel Temprano el pasado sábado en el periódico ‘La Razón’. Según su relato de los hechos, todo sucedió a las 4 de la mañana del 5 de mayo, en los baños de la discoteca Fortuny de Madrid. Según Temprano, el vocalista de Pignoise, “en su enésima bajada al baño“, habría entrado acompañado de un amigo “echando pestes de lo pijo” que es el local y “criticando el color de la piel y la indumentaria de los presentes”. “Entre otras cosas, provoca diciendo: ‘Mira al negro de rosa meando’. El aludido decide no callarse: ‘Cada uno tiene su estilo. Tú llevas el pelo como Callejón y no pasa nada”, relata el periodista, que afirma que Álvaro se acercó al chico “y le anuncia: ‘Vas a cobrar”. Siempre según esta versión, se desató entonces una pelea que detuvo la intervención de una camarera y el equipo de seguridad del local. “El encargado me comenta que ‘aquello parecía La Matanza de Texas’, afirma Temprano sobre el estado del baño El periodista afirma además que tanto Álvaro Benito como su amigo estaban “molestos” porque en la puerta no habían permitido que pasaran algunos de sus acompañantes. “El juez dirá quiénes son los malos; el inspector Vallejo (…) y los dirigentes de la discoteca, lo tienen claro”, concluye. Sin embargo, Álvaro Benito parece no tenerlo tan claro, y ha enviado un comunicado, del que se han hecho eco distintos medios, contando su versión de los hechos. Según afirma el cantante de Pignoise, la agresión se produjo sin “ningún tipo de provocación previa, ni actitud desafiante”. Fueron, afirma, sus agresores los que al reconocerle le empezaron a insultar por su aspecto y por la calidad de su música en Pignoise. Sin tiempo a poder responder, Álvaro Benito asegura que recibió un golpe en la cara “con un vaso de cristal”. A continuación, recibió una “batería de puñetazos en el rostro, en ambos pómulos y nariz, pendientes de valoración médica”. El cantante dice que fue él “el único atendido en los baños al haber resultado conmocionado por la paliza y por la gran cantidad de sangre perdida por los cortes”.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*