MEGAFAUN: “Estamos luchando contra nuestra tendencia a recargar las canciones”

por

“Justin sigue siendo un buen amigo”, nos cuenta Joe Westerlund, percusionista de Megafaun, la banda formada tras romperse DeYarmond Edison al marcharse su líder Justin Vernon, ahora conocido en todo el mundo tras el par de premios Grammy conseguido por su alter ego artístico, Bon Iver. En Megafaun consideran, sin embargo, que “así tenía que ser”, y no echan nada de menos a su antiguo compañero. De hecho sacan discos cada vez mejores… mejor prueba imposible. Hoy martes empiezan en Barcelona su gira española, que también pasa por Valencia (mañana miércoles) y Madrid (pasado, jueves). ENTRADAS AQUÍ.

“Megafaun”, vuestro cuarto trabajo (editado también con Home Tapes), parece pensado para el directo. Es el más equilibrado de vuestra discografía.

¡Gracias! Sí, nos sentimos mucho más cómodos traduciendo este disco al directo. Lo compusimos con eso en mente. De hecho, creo que eso forma parte de mejorar como banda: anticipar cómo saldrán las cosas en el escenario, y en consecuencia escribir cosas que te permitan hacerlo sin demasiado esfuerzo. Creo que eso también lo capta el oyente. En cuanto al equilibrio… sí, este disco tiene un buen equilibrio, o al menos eso nos parece a nosotros. Incluye muchos aspectos diferentes de la música que estamos interesados en explorar. Creo que antes desplegábamos demasiados factores a la vez, y la audiencia terminaba algo confusa. Una meta a largo plazo en esta banda es seguir afilando nuestra propia esencia… tenemos mucho trabajo en ese aspecto!

Creo que además habéis hecho algunos cambios en el proceso creativo, permitiendo que cada miembro escriba a solas para después juntar las ideas de todos.

Empezamos a escribir nuestras primeras canciones cuando formamos esta banda, así que ha sido un gran período de crecimiento. Escribimos con diferentes métodos, todos juntos o por separado, pero la mayor parte de este disco ha sido compuesta individualmente, o con un liderazgo individual en cada canción. Hemos aprendido mucho sobre esto y nos sentimos más confiados en ese sentido. Operar de esta forma permite a cada uno seguir sus propios instintos y gustos sin tener que justificarlos antes de que tengan la oportunidad de respirar. El proceso de arreglos y grabación sí tiene un lado más colaborativo, pues una simple sugerencia puede llevarnos a una nueva realidad completamente distinta de la canción, y eso es fascinante. Por ejemplo, Phil tenía una alegre composición folk que tocó para nosotros en acústico. Brad inmediatamente le dijo que ralentizara la velocidad y yo puse un ritmo de medio tiempo bajo él. Así fue como grabamos “Real Slow”, en directo, aquella misma noche. Ese fue uno de los momentos más excitantes de este proceso de grabación.

Como escritores de canciones, ¿cuál es vuestro mayor desafío? ¿saber dónde están los elementos sobrantes? ¿confiar en vosotros mismos a la hora de dejar las canciones lo más desnudas que podáis, para que sean más inmediatas?

Ahora mismo, más que nunca, estamos centrados en hacer nuestras canciones claras y transparentes. Eso no significa que la complejidad quede relegada a un segundo plano obligatoriamente, pero sin duda es algo que debe ser tomado muy en consideración. Desvestir una canción no siempre significa que el resultado vaya a gozar de esa inmediatez. Necesitas algo bello con lo que empezar. Pero es cierto que estamos muy preocupados por luchar contra nuestra tendencia a recargar nuestras canciones. Cuanto más progresamos como song-writers, menos necesitamos insertar exploraciones sónicas donde no hace ninguna falta, y viceversa. Básicamente, estamos mejorando en cuanto a elegir el momento adecuado donde presentar cada componente de nuestra música. En lugar de preguntarnos cosas como “¿Cómo puedo usar esta canción para explorar la improvisación?”, nos preguntamos “¿Cómo puedo mantener la improvisación dentro de esta canción en concreto?” A veces la respuesta está en dejar la improvisación en un segundo plano.

Soléis decir que vuestra prioridad es evolucionar. ¿Os aburrís si sentís que no estáis subiendo nuevos peldaños? Quiero decir, ¿crees que sería posible alcanzar cierto estadío de vuestra evolución en el que os sintiérais cómodos, de modo que insistierais en conceptos e ideas similares a lo largo de dos o tres discos?

Quizá… pero no creo que viéramos eso como un parón en nuestra evolución. Puedes ver eso en cualquier forma de arte en el pasado, muchos maestros atraviesan “períodos estilísticos”. Se obsesionan con un problema artístico, o quizá sea un estado emocional, o un período específico de maduración. El período azul de Picasso no fue un simple momento coyuntural en el que usara el azul porque no tenía otro color a mano. Él estaba inciciendo en una expresión que representaba su vida en ese momento. Para llegar a expresiones realmente auténticas y genuinas en cualquier forma de arte, se necesita insistir en las mismas ideas una y otra vez, aproximándose a ellas desde diferentes ángulos, con diferentes intenciones y herramientas. Nuestras primeras grabaciones contienen el sonido de nosotros encontrando un hogar como song-writers. Nos hemos construido una enorme casa vacía, con muchas alas y vestíbulos, y ahora tenemos que llenarla con un mobiliario que le dé carácter, asegurándonos de que todo tenga un sentido, que el todo funcione como uno solo. Y a veces es mejor empezar concentrándote en qué puede quedar bien en el recibidor antes de ponerte a decorar la cocina.

“Tenemos un cuarto miembro para el directo, Nick Sanborn, un bajista con ideas brillantes”

Un disco pensado para el directo, pero ¿hasta qué punto sois capaces de lograr trasladar cada sonido y atmósfera al escenario?

Somos más capaces ahora que tenemos un nuevo miembro para el directo, Nick Sanborn, un gran bajista con ideas brillantes. Brad es también un bajista genial, y me siento muy cómodo con toda la experiencia que tiene. Los dos se conocieron hace años, y ahora son como uña y carne. Se entienden uno al otro tan bien, que Nick es capaz de dar salida a cada emoción de Brad. ¡Y puedo asegurar eso porque llevo tocando con Brad desde los 15 años! Estuvimos hablando sobre tener un cuarto miembro que le diera más chicha a nuestras canciones, y Nick es exactamente lo que queríamos. Ahora Brad toca la guitarra, y todos hemos podido reducir nuestras obligaciones multitarea, lo que nos permite concentrarnos unos en los otros mucho mejor.

¿Tenéis pensado publicar nuevo material este año?

Todos tenemos nuevas canciones, y hay planes para grabarlas a finales de año. Tenemos muchos otros proyectos paralelos, algunos compartidos y otros no, que irán lanzando publicaciones poco a poco. Pero nuestro foco de concentración está en nuestro siguiente disco, aunque ahora mismo lo único en lo que pensamos es en esta alucinante gira europea con la que nos ha bendecido la promotora Belmont.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*