Crítica – REBECA JIMÉNEZ “Valiente”

por

Género: Rock

Sello: Gasa/Warner

PUNTUACIÓN: 6,5

La cantante y compositora madrileña presenta su segundo elepé, “Valiente”, rodeada de un elenco insuperable de músicos a su servicio, con los versados y emblemáticos Mario Raya y Javi Pedreira (guitarras), Toni Jacob Reguillón (bajo), Toni Jurado (batería), más el concurso de Alejandro Climent, Luis Prado o Bori Alarcón en los teclados, piano y programación, frente a una pasión desbordante, un manojo de canciones que escarban en la herida.

Con la voz rota, sin complejos ni ataduras, como una Bonnie Tyler en versión morena y castiza, se desliza esta hechicera por un disco muy springstiniano, que aúlla a la “Luna Halcón” (me ahorraré el chiste fácil de la conocida empresa de viajes) como los nativos norteamericanos invocaban a los espíritus para desatar poderosas corrientes telúricas. Amores y desencuentros, lugares comunes, “Salto al vacío” en un plástico que apuesta por el rock clásico y la canción por vena, si bien las composiciones no terminan de epatar tanto como para arañar el cielo, para rozar ese paraíso que describe en “Sigue la señal”. Si en su primer álbum nos advertía “Todo llegará”, ahora que se aproxima a la meta (del éxito), nos dice que estamos muy cerca… de que vengan tiempos mejores. Eso sí, las canciones no pueden venir mejor arropadas: la instrumentación es de primera (de liga de campeones diría yo), aunque la lírica flojee un poco a la hora de entrar a matar. “Cada día cuesta más” apostilla, añadiendo que “Un poco de suerte no vendría mal”. Hammond algodonoso y guitarras ásperas en un trabajo perfectamente orquestado para una solista con recorrido y paisajes por descubrir, de la mano de los corsarios habituales en los discos de Quique González y otros trovadores eléctricos, dignos de mejor causa.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*