Crítica – MR. FYLYN “1, 2, 3… Fuego”

por

Género: Rock

Sello: El Gringo Discos

PUNTUACIÓN: 7,5

Explorando la tercera vía, entre el rock urbano nihilista y el punk contestatario, los navarros Mr.Fylyn desgranan un segundo elepé pleno de fuerza y poderío, con abigarradas guitarras y una mirada autocrítica hacia el cada vez más autocomplaciente y sumergido panorama rockero estatal. Un paronama aquejado del extraño mal de mirarnos demasiado el ombligo y no pelear por romper el muro, plantado por los grandes emporios de la comunicación, que como la presa de las seis gargantas, impide que fluya la buena música en general y el librepensamiento en particular.

Mostrando una portada suficientemente explícita, Mr.Fylyn ahondan en el rock’n’roll como el camino de piedras que ya esbozaran sus paisanos Barricada. Si en “Noche de Rock’n’Roll”, el Drogas y compañía escupían a quemarropa canciones como “En la silla eléctrica”, “Alambre de espino” o “Que estalle la bomba” (que transmitían un acerado malestar con el paisaje asfixiante que les tocaba vivir), sus discípulos Mr.Fylyn (Alfonso, Iban y Xabier) nos proponen una gozosa y sufrida Intifada, recuperando el sonido directo y afilado del power-trio, con modernos arreglos hardcorianos. Lanzan trallazos tan impactantes como “Veneno”, “Cobardes”, “Revolución”, “Borregos” o “Sobrevivientes” títulos secos y abruptos (que hablan por si solos) contra la apisonadora neoliberal y la destrucción del estado del bienestar que se nos viene encima. “Si no nos dejan respirar, no te dejamos descansar” es una de esas frases impactantes que lanzan a quemarropa, un eslogan muy acorde con el espíritu del 15-M, que empapa un plástico con suficiente “Veneno” en la piel”.

Con el escepticismo como estandarte, nos proponen un ‘viaje a la deriva, un recorrido sin puerto a la vista ni nada alrededor, presidido por una tormenta de guitarras como estacas que golpean tu cerebro. Sirvan de muestra estas pequeñas píldoras: “Vivir bien te va a doler, a costa de gente que no tiene nada que perder”. “Ahogamos ideales en fangos de bienestar, vendemos nuestros gritos y miramos hacia otro lugar”. “Empeñados en fingir que no estamos muertos… No sigas buscando enemigos, están demasiado cerca, no sigas buscando enemigos, somos tú y yo”. “Ahí queda eso.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*