Grooveshark empieza a cobrar a sus usuarios tras clausurar su sede alemana

por

El servicio de música en ‘streaming’  ha comunicado a parte de sus usuarios que el servicio dejará de ser gratuito y requerirá una cuota mensual. En Alemania, la sociedad que gestiona los derechos de autor ha conseguido cerrar el portal.

Por el momento se desconoce la totalidad de países a los que afecta la medida pero sí se sabe que Grooveshark está solicitando una cuota de 4 dólares al mes (3,03 euros). La compañía ha enviado un mensaje a parte de sus usuarios del servicio gratuito -se desconocen los países afectados- en el que informa de la desaparición de la modalidad que no exigía pago, y asegura que con su apoyo económico podrán mantener en activo el servicio.

Los responsables de Grooveshark han prometido que las “millones de canciones, listas de reproducción, favoritos y los artistas” seguirán disponibles gracias a esta contribución. Por el momento no se ha confirmado en qué países se ha tomado esta medida, aunque parece que en Finlandia, Irlanda y Rusia son algunos de los primeros. Tampoco se ha confirmado que si los usuarios que tenían cuentas de pago anteriormente verán alterada su tarifa mensual.

Deja una respuesta