Las noticias más dicharacheras de la semana

por

Tras el aluvión de peticiones para recuperar esta sección, regresan las Noticias más Dicharacheras para alegrarnos el arranque de cada nueva semana.

Comenzamos con Dave Grohl, que hace poco ha declarado que se sentía despreciado por Kurt Cobain en los tiempos de Nirvana y que llegó incluso a abandonar el grupo (por cierto, ahora está participando en la grabación de un documental sobre los Sound City Studios donde grabaron “Nevermind”). Pero el cachondeo no va por ahí (no somos tan hirientes), sino por la bofetada que les dio a los miembros de una secta cristiana que querían boicotear su concierto en Kansas City, alegando que las letras de Foo Fighters incitan a cometer “actos demoníacos”. Este vídeo muestra cómo les contestó, desde la acera de enfrente donde los cabezas huecas se manifestaron. Os aseguramos que no tiene desperdicio.

Siguiendo con las estupideces típicas de la iglesia, rescatamos esta reciente perla del mismísimo Benedicto equis uve palito: “Los jóvenes actuales parecen querer llenar de música cada momento vacío, casi por miedo a sentir ese vacío”. A ti y a la gente como tú es a quienes tenemos miedo, machote….

De coña también es el conflicto que mantiene la discográfica Sony  con el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, a quien exigen que retire la música del tema «Stand by me» para promover su candidatura a la reelección. El reclamo fue hecho a través de una carta enviada por Sean Melia, director de negocios y licencias de Sony Music Publishing LLC (Sony(ATV), al representante legal de los sandinistas.

Sorprendente no es, pero sí es divertida la anécdota que ahora se ha recuperado acerca de la visita de los Beatles a Elvis Presley en 1965. Según se desvela en una exposición inaugurada en Liverpool, el único encuentro entre dos de las referencias más importantes de la música del siglo XX resultó aburrido y decepcionante. La reunión entre los británicos y el estadounidense se produjo en la casa de Elvis en el lujoso barrio de Bel Air, en California, durante el tour que los Beatles hicieron en Estados Unidos aquel verano. John Lennon preguntó nada más llegar qué había pasado con el viejo rockero Elvis, que entonces, cuando tenía solo 30 años, se dedicaba casi en exclusiva a grabar bandas sonoras de sus películas. El Rey se rió con el comentario, pero como consecuencia la conversación resultó un poco forzada al principio.
Una situación que cambió cuando Elvis pidió que le llevaran unas guitarras a la habitación; en ese momento empezaron a tocar improvisando y la fiesta despegó. Sin embargo, ese mágico momento parecía no convencer al batería Ringo Starr, que intentó integrarse en la jam session haciendo percusión con una silla pero, al sentirse fuera de lugar, decidió ponerse a jugar al billar con técnicos de su equipo.
Los ingleses se dieron cuenta de que la reunión se había acabado cuando el representante de Elvis, el coronel Tom Parker, entró en la habitación con una bolsa de regalo para cada uno con los grandes éxitos de su apoderado. Aunque estaban contentos de haber conocido a una estrella con tanta influencia en su música, los cuatro Beatles no se mostraron muy impresionados. “Cuando los Beatles fueron a visitar al Rey del Rock, fue para ellos como ir a Tierra Santa” pero, después, incluso se preguntaron si Elvis estaba “completamente fumado”, relata quien fue el jefe de prensa de la mítica banda británica.

El cantante de country de familia ilustre, Hank Williams Jr., ha tenido que disculparse por comparar a Obama con Hitler en Fox News, tras verle jugando al golf con un representante del partido republicano. “Es como si Hitler jugara al golf con Netanyahu”, aseguró, para después exclamar que Obama y su vicepresidente Joe Biden, “son el enemigo”.

El cantante de Wilco, Jeff Tweedy, defiende el “papi-rock”. Ante las críticas de algunos fans que consideran que se está acomodando en lo que llaman “dad-rock”, Tweedy ha declarado que ha tenido “una revelación al respecto”, asegurando que eso es rock en estado puro. “Esa gente está desorientada, hoy en día hay muchas cosas en el rock que no tienen nada que ver con el rock, pero ser padre es algo muy rockero. No hay nada indigno en ello”.

Kiko Rivera quiere entrar en el mundo de la música convirtiéndose en Dj. No haremos más comentario que el siguiente: ¿para cuándo el dúo con Fonsi Nieto?

Por cierto, Paris Hilton también dice que quiere ser “la mejor Dj del mundo”. Una vez lo consiga, seguro que correrá mejor suerte en la próxima campaña presidencial, usando alguno de sus remixes como carta de presentación ante los electores.

Tras publicar una canción de 6 horas –con motivos de solidaridad con asociaciones animalistas, eso sí-, los Flaming Lips van a grabar otro tema de ¡24 horas! llamado “Found a star in the ground”, que además han editado en un formato especial para Halloween: irá incrustado en un hard-drive metido dentro de una calavera humana real. Como la idea es tan bizarra (ya usaron calaveras, pero de gelatina, cuando publicaron el box-set “Gummy Song Skull”) sólo han puesto cinco a la venta, pero ya las han despachado a 5.000 dólares cada una. El tema podrá escucharse a partir de la noche de Halloween.

Metallica han respondido con chulería a las críticas por su colaboración con Lou Reed. El single de adelanto, “The View”, ha sido abucheado en los foros de internet, y Lars Ulrich ha contestado diciendo que “tenemos las letras –m-e-t-a-l en nuestro nombre, podemos hacer lo que queramos donde y cuando queramos”.

KISS siguen aumentando su disparatado merchandising con una nueva marca de cerveza y vino. ¿Exigirán que sean las únicas bebidas en sus conciertos?

Mick Jagger ha confesado que es adicto a las redes sociales. “Paso demasiado tiempo en Facebook, y demasiado poco tocando música”, confesó a USA Today.

Avril Lavigne tiene fans psicópatas. Robert Lyions, un tipo de 39 años residente en Chicago, ha asesinado a su madre a puñaladas porque se negó a comprarle entradas para el concierto de la punk-poppie canadiense. La envidia de toda banda blackmetalera.

Seguimos con enajenados: un tío tan imponente como Zakk Wylde (líder de Black Label Society, ex Ozzy Osbourne), ha tenido que recurrir a la policía tras sentirse “aterrorizado” por un acosador que no para de rondar su casa.
Jessie J, el último producto de la industria musical británica, ha tenido una increíble revelación al romperse un pie: “Esto me ha dado una nueva perspectiva de la vida, ahora entiendo y respeto más a la gente que no tiene piernas”.

Amy Lee, la cantante de Evanescence, reconoce que en su discutido nuevo single “What You Want”, el estribillo la hace quedar “como Janet Jackson o algo así. Me sentí un poco avergonzada al escucharlo, pero decidí seguir adelante porque tiene gancho”.

Deja una respuesta