Crítica – KITTY, DAISY & LEWIS “Smoking in Heaven”

por

Género: Blues, Country, R&B, Ska

Sello: Sunday Best

PUNTUACIÓN: 6,5

Podríamos usar la solitaria batería del comienzo del disco como analogía descriptiva de la música de los Durham. Se nota que quien la toca no lleva muchos años practicando, pero tiene un repunte de chispa muy claro. Así son Kitty, Daisy & Lewis, un trío fraternal que no toca muy allá, pero que es muy muy resultón.

No voy a ser de los que dicen que lo “resultón” viene dado por la curiosa estampa estética de unos adolescentes del siglo XXI rindiendo pleitesía a los 50, que también. Lo resultón está, más que en su aspecto, en su propio acercamiento a sensibilidades musicales ignotas para el 90 por ciento de la población de hoy en día. En su segunda aproximación en formato disco tienen buenos momentos, bastante más acertados en tempo y actitud que los del primer álbum (nadie estará de acuerdo conmigo, pero creo que algunas versiones eran bastante malas, como la de “Goin’ up the country”, en la que el espíritu festivo original es sustituido por apatía pura), pero son poco más que eso, buenos momentos.

Porque Kitty,  Daisy & Lewis están bien, pero ni en sus mejores sueños podrían justificar con oficio la enorme repercusión mediática suscitada por su debut. Porque además han demostrado ser muy poco imaginativos en este su primer disco de canciones propias, limitándose a adoptar la pose de los artistas que les gusta escuchar, consiguiendo que la cosa quede molona, pero sin aportar grandes cosas desde sus adentros. Y para eso no hace falta ni tocar bien. Sin embargo, y a pesar de la sonrojante “What Quid?”, una sesión de improvisación que podría hacer cualquier grupillo garajero en un día tonto -además de basarse en un descaradísimo plagio del “Jeepster” de T. Rex-, en este “Smoking in Heaven” podemos encontrar un rato bastante agradable. Si no nos ponemos exigentes puede valer para cualquier tarde de birreo con amigos como la que sale en la portada.

Deja una respuesta