RADIO MOSCOW, Psych-Blues con garra garajera (crónica de su concierto en La Boite, 31 enero)

por


Psych-Blues con garra garajera. Es decir, toda una delicatesen para HRB, y que es perfectamente posible en 2013. El concierto que la semana pasada nos arrojaron los de Iowa desde el escenario así lo constató, sacando al público la sonrisa del que ve cómo se sobrepasan unas expectativas de difícil cumplimiento.

Escuchados sus discazos (el primero, producido en 2007 por Dan Auerbach), navegamos por YouTube para ver y oír su traslación al directo, sacando una sola conclusión: si vienen a Madrid, es de no perdérselos. Y en esas apareció la propuesta de la promotora Giradiscos, que supo congregar a una tropa de retro-fieles en una abarrotada sala Boite el pasado jueves, en torno a estos tres pedazo de animales del rock, curtidísimos en eso de sentir el instrumento como una extensión del cuerpo. Les falta algo de desenvolvimiento escénico, pero vaya, esa timidez hace que te sientas delante de uno de sus ensayos, y eso no es poca cosa cuando la mejor música posible trota limpia y arrolladora hasta tus tímpanos.

Presentaban “3 & 3 Quarters” (Alive Records. 2012,) un cuarto largo que vuelve a insistir en fórmulas casi clónicas de otros que ya tuvieron su época dorada hace cuarenta años. Sí, clónicas, pero ¿superadas? Viendo la tormenta perfecta desatada por estos tres chavales conjuntados vía telepática, volteando hechuras con el instinto primario de Blue Cheer, Hendrix y si me apuran hasta de Deep Purple, da por pensar que ahí está la meta final del rock’n’roll, y no más allá.

El power trío americano –qué bien suena eso- atizó el psicodélico hard-rock blues de su repertorio en un claro ascenso de intensidad, según iba sintiendo el aumento de temperatura en una parroquia que sin duda colaboró para que el resultado final tuviera tanta veneración como despiporre. Su guitarrista y cantante Parker Griggs sufrió sucesivos problemas técnicos con sus instrumentos, pero esos instantes eran rápidamente vaporizados por un talento capaz de descoyuntar a cualquiera que crea que ya lo ha visto todo. Lideró la velada con una técnica brillante y con energía contagiosa, dejándose la voz en el micro -¡cómo cantó “I don’t need nobody”!- y el tobillo en la pedalera –hacía tiempo que no oía un wah-wah de semejante calibre-, hasta rubricar con el bis “No Good Woman” una hora y media memorable, en la que también hubo mucho boquiabierto ante el oficio del baterista y el bajista, otros que tal bailan, absolutamente rompedores y precisos en su papel.

Las proyecciones escuela pinkfloydiana del 67 hicieron el resto para patear nuestros culos en dirección al túnel del tiempo, pero no en un acto de nostalgia, sino de simple y sincera reafirmación de las raíces de lo mejor que tenemos hoy a nuestra disposición. Repasando “Radio Moscow, “Brain Cycles”, “The Great Escape of Leslie Magnafuzz” y el citado “3 & 3 Quarters” sin excesos pajilleros –los punteos de Griggs no se alargaron hacia el infinito, y no hubo más que un pequeño amago de solo de batería-, el bolo tuvo además una energía garajera, fresca y juvenil que animó a unos cuantos para armar algo de sano jaleo –más de uno dijo que había olido esos subidones funk de RATM-, que después continuó en el after party del Groovie’s, ya con los miembros de la banda participando. Una noche para enmarcar.

6 Comments

  1. Lo malo de estas bandas revivaleras es que están más vistas que el tebeo. Como han pasado casi sesenta años desde la irrupción del rock’n’roll, cuya fecha de nacimiento los eruditos la fijan en 1956 con “Rock around the Clock” de , con todos los géneros que vinieron después

    COMO YA ESTÁ TODO INVENTADO… no quedó mas remedio que improvisar las sucesivas fusiones entre géneros musicales como algo ‘nuevo’. Hoy en día hay excelentes academias de música y escuelas de arte a lo largo del mundo entero, que eseñan las técnicas primitivas, pero los MÚSICOS VERDADEROS fueron INVENTORES y AUTODIDACTAS, se buscaron la vida en un tiempo muy poco propicio (como ahora) para alumbrar algo nuevo y maravilloso que el mundo no había visto hasta ese momento. Por ejemplo, Black Sabath

    Cuando vi a AIRBORNE en La Riviera, parecía que estaba viendo a AC/DC en 1983, en la gira de “Flick of the Switch” (que es uno de sus discos más flojos). Había mucha energía y buenos ritmos sobre el escenario (pero sin las CANCIONES CON MAYÚSCULAS de AC/DC, me refiero a las gigantescas composiciones de la era Bon Scott, y las posteriores de “BLack in Black” (un elepé para la posteridad) o “For those about to rock” -muy buenas también-, que son las que siempre realizan en directo y las que les piden sus fans. LOS CLÁSICOS POR EXCELENCIA.

    La misma sensación tuve viendo a MUSE en el Calderon. Matt Ballamy, trasvestido de DAVID BOWIE, sin las canciones tan redondas del Duque. De aquel show, solo salvo tres composiciones a lo sumo. Lo demás fue follaje, es decir, montaje, decorado, lentejuelas, tonadas mediocres saturadas de efectos, electrónica y distorsión. Más o menos lo mismo que el ínclito MARYLYN MANSON.

    Una amiga me recomendo el concierto de

  2. Como iba diciendo, una amiga me recomendó el concierto de RADIO MOSCOW. Al final no pude ir, me hubiera gustado poder asistir y probablemente me lo habría pasado bien, me mola sumergirme en esos ritmos, pero SEGURO que saldría diciendo lo mismo de siempre: MAS DE LO MISMO…

    POSDATA: No se que ha pasado con el dichoso teclado, que se me ha colado el anterior texto, sin poderlo corregir y editar bien. “Rock around the clock” la conoce todo el mundo por la versión de Bill Halie & The Comets. Como la ha versioneado casi todo el mundo (Chuck Berry, Little Richard, etc) no tenía clara su autoría y para no meter la pata he puesto “Rock around the clock” de… , para luego consultar bien las cosas, no meter la pezuña, y rematar luego bien el post.

    Los autores de la canción son Max Freedman y James Myers. Al parecer, versión original es de Sonny Dae and His Knights. (Esto no lo sabía y lo he consultado). Es muy difícil ser erudito en todo, más cuando muchos rockeros como yo, nos hemos pasado media vida aborreciendo a los rockabillys (por lo malos que eran los ochenta… como hoy los skin heads nazis). Aunque la genuina música rockabilly (el primitivo rock’n’roll y el country) nos gustara. Todos sabía que esa era la génesis de esa música que nos volvía locos.

    Pero claro, si el ordenador se te adelanta y te sube el comentario, antes de que le des al cuadro ‘Enviar comentario’ pasan estas cosas. Seguro que he pulsado alguna tecla que tiene esa función y no me he enterado, o que el programa tiene instalado un código de tiempo máximo, o alguna otra herramienta que cuando superas el numero de palabras establecido, te sube automáticamente el comentario… o serán las meigas, que no existen, pero haberlas haylas…

  3. Como iba diciendo, una amiga me recomendó ir al concierto de RADIO MOSCOW, pero al final , no pude ir por motivos de trabajo. Seguro que me lo hubiera pasado bien, me mola sumergirme en esos ritmos y con esa energía tan trepidante, pero siempre salgo diciendo: MAS DE LO MISMO…

    POR CIERTO: El programa se ha disparado solo (el muy cabrón) en el anterior comentario, y me ha metido el post sin corregir previamente. En mi siguiente plática, comento fallos y movidas…

  4. PUTO PROGRAMA DE COMENTARIOS:

    Pensaba que el post de las 1’38 lo había perdido y se había borrado todo. Que rabia me ha dado. Al dar a la tecla ‘Enviar comentario’ me ha cantado error y me ha salido en la pantalla: “Error. Comentario duplicado” y se ha borrado todo, y no no me ha sido posible volver atrás para poder recuperarlo. Por eso he puesto el post de las 1’48 comentando la movida y también me ha cantado error con la misma movida, lo único que esta segunda vez, ya había tomado la precaución de copiar y pegar el texto en word, por si me pasaba.

    Cual será mi sorpresa, al refrescar y actualizar la página, que el post 2 (y 3) estaban subidos. Menos mal !!!

    DICHOSA Y PUÑETERA INFORMÁTICA !!!

  5. Hablando de los rockabillys en los ochenta…

    Macarras chungos y barriobajeros malencarados los ha habido siempre y en todos los ambientes.

    Pero de lo los rockers era de juzgado de guardia. No podías mirarlos fijamente o en miradas sucesivas, porque te partían la cara. No digamos si mirabas a su chica…

    Yo soy una persona muy curiosa que me encanta mirar a la gente (me pasa en el Metro, con la cantidad de peña pintoresca que hay…) Disfrutar del paisaje y del paisanaje, en definitiva. Y además me encanta MIRAR A LAS CHICAS GUAPAS (y también a las feas…). Empaparme de la estética de la gente y sacar conclusiones filosóficas al respecto…

    Eso, en los ochenta, te podía costar caro, si entrabas en un bar de Rockabillys. También en la calle, si te cruzabas con un grupo chungo de ellos y los mirabas… corrías el riesgo de que te agredieran sin mediar palabra. Como los Skinheads nazis actuales… En Arguelles mataron a un chaval rockero muy majo de una puñalada en la puerta de OSIRIS (y cerraron la discoteca cinco meses). Dos años más tarde mataron de otra puñalada a un chaval, en la cervecería de la esquina (hoy en día es una Óptica) porque no quiso darles una libra (100 pesetas) para unos litros. Aunque hay otras versiones que dicen que si pagó el estipendio (y le apuñalaron igual…) Se montó la de Dios… y los carcas de los vecinos (hartos de ruidos y molestias) pidieron el cierre de OSIRIS (que era el corazón de los Bajos de Aurrerá en Arguelles, una discoteca hippie a tope) y lo consiguieron. Por una movida parecida (una pelea entre rockers y mods, con los primeros de agresores iniciales) cerraron el ROCK-OLA, mítico local de LA MOVIDA. SÉ MUY BIEN DE LO QUE HABLO…

    Luego, con el paso del tiempo, la peña se ha civilizado, y he conocido Rockers muy majos (y educados), con los que conversar amablemente. Uno era dependiente de Madrid-Rock en Gran Vía, y en el Gruta 77 también he conocido rockers majos…

    Pero cuando éramos un país en vías de desarrollo (y el chabolismo inundaba la capital) la basca era muy salvaje, y los rockabillys, los más malos entre los malos. Por eso nunca me volví loco con la música rockabilly (aunque me gustaba). Si tienes a GREAT WHITE, para que quieres a Little Richard !!! (“¿Para que quieres la televisión? cuando tienes a T.Rex” como cantaban Mott the Hoople en “All the Young dudes”) . Aunque a CHUCK BERRY y JERRY LEE LEWIS les vi varias veces en directo (y me encantó su energía salvaje). Qué tiempos los de Jácara y Aqualung, también los del Ya’sta, Al Lab Oratorio, Agapo y Revolver, parece que hubiera pasado un siglo. ¿Cuantos siglos habrán pasado desde los tiempos del LONG-PLAY, la sala ASTORIA, o la mítica sala CAROLINA, donde LEÑO registraron su disco en directo !!!

    A LOS QUE LLEVAMOS TODA LA VIDA EN ESTO, ES MUY DIFÍCIL DARNOS GATO POR LIEBRE con las bandas REVIVALERAS !!!

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*