Entrevista con RUSSIAN RED: “Todavía no sé si he entendido mi papel en todo esto, pero agradezco la tranquilidad que he alcanzado conmigo misma”

por

La pilló descolocada. Y a quién no. Editar un disco de folk-pop con un sello independiente, y al cabo de unos meses acaparar las portadas de publicaciones musicales y no musicales te tiene que dejar un poco confundido. Además, cuando Lourdes Hernández empezaba a asimilar el éxito de “I love your glasses”, estalló el conflicto con Eureka, la pequeña discográfica que le dio su primera oportunidad, y la situación llegó a ponerse fea para ella. Afortunadamente, Russian Red ha conseguido retomar las riendas de su carrera dejando de lado la independencia, y fichando por Sony para grabar “Fuerteventura” por todo lo alto, en Escocia y con músicos de Belle & Sebastian a su servicio. El disco, que por cierto nos ha gustado en HRB como podréis ver en nuestra sección de críticas, nos lo dedicó la propia Lourdes «con amor» para que os lo regalemos. Será para uno de los que deje un comentario a esta entrevista. Así de fácil.

¿Te ha satisfecho más este disco que el anterior?

Sí, porque ha habido mucha más gente implicada en el proceso de que todo saliera bien, y se ha notado. Un poco todo bajo mi control, para que me sintiera totalmente identificada con lo que estaba pasando. Al final todo se resume en una sensación de alivio muy fuerte.

¿En algún momento tuviste que poner los puntos sobre las íes?

Eemmm… sí. A nivel creativo, de imagen, de conciertos he tratado de defender en todo momento lo que me gustaría que se hiciese. Pero he trabajado con un equipo muy bueno, que me ha hecho sentirme bien y muy tranquila. He tenido que dirigirles un poco pero es normal, si quieres que vaya de una manera determinada.

¿Entonces ha sido un proceso complejo o más bien fluido?

No, no tan complejo como yo esperaba, ha sido más fácil de lo que creía al principio.

Se nota que suena más a directo.

Más de la mitad de los temas se han grabado en directo. Los chicos de Belle & Sebastian tocaron con Charlie Bautista, que lleva conmigo prácticamente desde el principio. Hacíamos una especie de previas, con ellos en la pecera y yo cantando desde el otro lado del estudio, y ese espíritu quedaba luego en las grabaciones finales. Todo eso creo que hace más vivo al disco.

A lo mejor te hace gracia, pero me ha parecido notar algún matiz celta en tu voz, como si te hubieras impregnado del lugar donde estabas.

¡Qué fuerte! ¿Sabes que me lo decía Tony (Doogan, el productor)? Me decía: “hay palabras que las estás pronunciando en escocés”, y me hacía gracia. A veces me corregía algo, y claro, lo hacía con su acento escocés, y creo que inconscientemente acabé imitándolo en algunas partes.

¿Componiendo te has sentido más madura?

Cuando haces una canción no piensas en eso, buscas algo que te guste y buscas decir algo, a veces al viento o a veces a alguien en concreto. Esas canciones son con las que más cómoda me siento, cuando estoy diciendo algo a alguien, porque siento que son de verdad totalmente.

¿Has trabajado con algún concepto o idea que diera homogeneidad al disco, o cada canción es un mundo aparte?

Creo que hay dos vertientes en el disco, a nivel temático y de estado de ánimo. Hay baladas tristonas y nostálgicas, y canciones más animadas y alegres. La diferencia se nota tanto en ritmo como en letra. Hay una atmósfera que lo unifica todo, y también un hilo conductor, que es el de los coros, quería muchas voces de coros.

La pregunta típica pero cierta: ¿sentiste presión componiendo?

Me lo pregunta todo el mundo y me sorprende muchísimo, porque no se puede pensar en eso cuando compones. Se supone que es un acto para uno mismo, que quieres crear algo que sientas como tuyo, ¿cómo va a influir lo que esperen los demás? Jolín, me parecería muy raro…

«La situación con Eureka me generaba bastante ansiedad cuando me ponía a componer (…) Al final tomé una decisión de la que no puedo estar más orgullosa»

Hay quien dice eres una artista muy internacional, en el sentido de que alguien que no te conozca lo tendría difícil para saber de dónde eres. La pregunta es ¿eso es bueno? ¿no está bien que tus raíces sean algo reconocibles?

Yo creo que sí se notan. Yo cuando me escucho sí veo que se nota claramente que no soy angloparlante pura, no se nota que soy española pero resulta curioso. A mí me daba un poco de complejo, pero le preguntaba a Tony: “Oye, ¿a ti a qué te suena esto? ¿se nota que vengo de España?”. Y él me decía que le sonaba exótico, que le gustaba ese punto. Eso ya es algo personal.

La decisión de irte de Eureka, ¿cuándo la tomaste?

Cuando empecé a grabar las maquetas de mi nuevo disco fue cuando decidí qué quería hacer con mi vida, porque me veía en una situación un poco apretada y opté por tomar una decisión de la que no me puedo sentir más orgullosa. Era una situación fea que me tuvo bastante triste un tiempo, me generaba bastante ansiedad cuando me ponía a componer, pero decidí pasar página y pensé que ya me encargaría de “ese” asunto más adelante. Al final creo que todo se ha solucionado bastante bien.

¿Qué diferencias notas entre trabajar con Eureka y con Sony?

Ahora la promoción está más concentrada, más centralizada por decirlo de alguna manera, y ya no siento ese agobio de tener que hacer tantas entrevistas antes de cada concierto, cosa que agota bastante. Pero lo noto más a otros niveles.

Te refieres a cómo has podido grabar el disco.

Exactamente, a los medios que se ponen a tu disposición.

¿Qué ha sido lo más duro de estos tres años desde tu debut?

Conseguir entender mi papel en todo esto, mi rol. Entender en lo que me había convertido, que yo era una cantante y que me dedicaba a esto. Es que yo empecé en esto pensando en que iba a grabar unas canciones y ya está, yo no me veía como una cantante.

¿Y ese proceso de asimilación ya está completo?

Pues hombre… no lo sé la verdad. No sé si está completo del todo, pero desde luego agradezco la tranquilidad que he logrado alcanzar conmigo misma.

¿Hubo lluvia de ofertas tras el éxito de tu debut?

Cuando decidí que no podía seguir trabajando con Eureka, que fue al final de la gira, me di cuenta de que tenía que coger al toro por los cuernos. Pero antes no me llamó nadie personalmente, ni pensaba en ello.

¿Han quedado descartes?

Sí, espero hacer algo con ellas, quizá un EP en unos meses.

8 Comments

  1. Totalmente de acuerdo con ella, al cambiar de compañía mejor promoción, más calidad de sonido , mejor productor ,mas vioclips y mas todo. El disco suena pop con aire retro ,el primero era mas acústico con algún aire folk(digo algún aire folk porque creo que el hecho de colgarte una guitarra acústica y hacer ciertos gorgoritos con la voz la gente le llama folk, aunque yo creo que es mas bien acústica) Pero bueno los dos tienen ese sonido indie ,aunque este segundo sea de una multinacional y no de una independiente suene indie…

  2. Supiste tomar la decisión.
    Claro que te sientes orgullosa de ello Lourdes; y nosotros, tus fans, de ti.
    Esta chica vale mucho, tiene talento. Esta chica hace MÚSICA, con mayúsculas.

  3. Es un discazo, y no me extraña el titular porque yo en el vídeo de saludo hasta la veo más guapa, se le nota más natural y como dice ella, tranquila.

  4. Me encanta el disco, me estoy fundiendo las horas gratis del spotify con el maldito disco. A I love your glasses no le terminé de coger el punto, pero a Fuerteventura desde la primera escucha, quizá también influirá el toque «Belle and Sebastian» que es otro de mis grupos favoritos. Mucho ánimo Lourdes y suerte con la gira, estaré atento a las fechas porque tiene que ser un gustazo el directo.

  5. …lo de Eureka y Sony es como si te dicen: oye, te vas a currar una temporadita por ahí ¿prefieres hostales u hoteles de 4 estrellas?Sólo los indies irredentos y pesados se quedan en el hostal, porque no les cabe otra.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.