Entrevista – YES: “El punk ayudó a que el rock progresivo se reinventara”

por

Autores de algunas de las más excelsas obras de arte del rock progresivo (“Fragile” y “Closet o the Edge”, indiscutibles), los británicos Yes llegan mañana a Madrid y el sábado a Barcelona (ENTRADAS AQUÍ) para presentar el sorprendentemente más que correcto “Fly from here”, producido de nuevo por el legendario productor (y ex Yes), dos veces ganador del Premio Grammy, Trevor Horn (Buggles, Tina Turner, Pet Shop Boys, Paul McCartney, Simple Minds, etc.), y con Geoff Downes a los teclados recreando atmósferas a medio camino entre sus dos joyas del ’72 (los discos mencionados) y el celebrado “Drama” (1980). Precisamente Downes, el tipo que firmó la inolvidable “Video Killed the Radio Star” al frente de The Buggles, es el que contesta a nuestras preguntas.

Lo primero, y para los despistados que estén alucinando con el breve relato que hago sobre tu carrera, ¿cómo es que te fuiste de The Buggles, el colmo del pop comercial, a una banda de rock progresivo-sinfónico como Yes?

Fue muy raro, la verdad. Fue un movimiento muy inusual en la época, la gente no entendía cómo unas estrellas del pop podían irse a tocar a una banda de rock progresivo. Eran absolutamente diferentes a lo que nosotros hacíamos, pero nosotros adorábamos su música.

Quiero felicitaros por el disco, es realmente bueno. ¿Por qué el título de “Fly from here”? ¿Es una especie de tributo a tus primeros días en Yes (la canción “We can fly from here” fue su primera aportación al grupo, aunque no fue incluida en “Drama”)?

Sí, el título significa que estamos haciendo algo así como cerrar el círculo, conectar con nuestro primer material con Yes, porque además Trevor (que también estuvo en “Drama”) también ha vuelto a trabajar con el grupo.

Entraste en la grabación de este nuevo disco cuando el proceso estaba casi por la mitad, ¿no es así?

Sí, más o menos. Chris me invitó a participar en un tema Poco a poco me fui involucrando más y más hasta que Chris me sugirió que entrase de lleno en él, y fue un placer.

La peor parte se la llevó Oliver Wakeman (hijo de Rick, ex teclista del grupo), que había participado en las sesiones y abandonó el proyecto al sustituirle tú en los teclados… ¿Por qué se marchó? Él dice en su web que no fue decisión suya…

Bueno, creo que hubo un cúmulo de factores, pero principalmente fue que yo tenía mucho material que ofrecer, y la tendencia de los temas hacia una mayor participación mía se consolidó.

Uno de los mejores temas de “Fly from here” es “Hour of need”, que es precisamente una de tus composiciones.

Me ha alegrado mucho que las críticas digan eso, pero me han alegrado mucho más las que dicen que todas las canciones son interesantes, porque descubren todos los ángulos que hemos intentado alcanzar en este disco.

Como productor, supongo que Trevor se basó mucho en su experiencia pasada con yes.

Sí, tiene muy clara la idea de lo que es Yes. Tanto él como yo éramos muy fans del grupo cuando estábamos en The Buggles, y nunca intentaría arriesgar con excentricidades que no sonaran a Yes.

En algunos momentos, el disco suena a las obras de Yes de principios de los setenta.

Eso es un gran cumplido para mí, porque esos discos son piedras angulares del rock progresivo. Pero también espero que refleje todos los lugares por los que ha pasado Yes a lo largo de su historia.

Cuando Trevor y tú entrasteis en Yes, algunos fans le rechazaron como cantante, ¿eso le afectó realmente? Porque al poco tiempo se fue del grupo, dejó de cantar y se limitó a las labores de producción…

Aquello le hizo sentir incómodo, y creo que es muy natural que optara por dejar el grupo. Además, como productor era (y es) uno de los mejores, “Drama” fue un álbum tan potente en parte gracias a su buena mano en los mandos.

Se suele decir que a finales de los 70 el punk hizo que muchos jóvenes odiaran el rock progresivo. Aunque aún no estabas en yes, ¿tú tenías la sensación de que eso estaba ocurriendo?

Los jóvenes querían música para estar de fiesta, más animada y menos sesuda. Eso al principio creó inseguridad en la escena de rock progresivo, pero las críticas y la hostilidad de los punks fueron tenidas en cuenta en cierta manera, y de algún modo acabaron instigando un proceso de reinvención del género en diferentes aspectos.

Para terminar, después de Yes te convertiste en el capo del súpergrupo Asia, que esporádicamente tiene repuntes de actividad. ¿Podemos esperar algo nuevo pronto?

El año que viene celebraremos nuestro 30 aniversario, y habrá mucha actividad al respecto. Hay muchas ideas que estamos analizando, pero seguramente saldremos de gira por todo el mundo.

Deja una respuesta