Crítica – JOE HENRY, “Reverie”

por

Género: Folk-Rock

Sello: Anti

PUNTUACIÓN: 8

Este disco es una buena muestra de los tiempos más rabiosamente modernos. Es decir, que la era tecnológica llevó a la música a un callejón sin salida y que lo que hacen los verdaderos aficionados hoy es comprar vinilos. El compositor, guitarrista, cantante y productor Joe Henry es uno de esos hombres que trabaja a la antigua usanza. Pues ahora más todavía: sonido acústico en un estudio casero y con las ventanas abiertas (no en sentido figurado, sino real. Si se presta atención, algún pajarito se oye, y un perro ladrando…).

Su duodécimo disco es nuevamente un ejercicio de elegancia, de sonido de raíz americana hecho a su estilo, con un sabor de barrica de roble envejecido en perfectas condiciones para llegar en su punto al paladar. Ese sabor viene en gran parte determinado por esa forma radical de eludir los artificios. No es un disco difícil, pero tampoco fácil. Dedica una canción, “Room at Arles”, a un autor análogo y ya fallecido, Vic Chesnutt. Ambos, junto a Tom Waits, pertenecen a esa raza de músicos que han inventado un camino común, lejos de las convenciones, pero atados a un pasado glorioso. Por cierto, ha producido discos de Aimee Mann, Aaron Neville, Betty Lavette y Solomon Bourke, entre otros, y, vaya, es cuñado de Madonna.

Deja una respuesta