Entrevista – FAUX FILET: “Somos esponjas que absorben a Zeppelin, Purple, Sabbath…”

por

Reanudamos la vidilla de la sección Sangre Fresca con esta ecléctica banda formada por tres amigos de Madrid, que cuando se conocieron hace unos 15 años empezaron a “hacer rock sin mucha ornamentación, fundamentalmente los sonidos de los 70, ¡pretensiones sencillas!”.

¿Cómo se produce ese cambio tan notorio entre vuestro debut, “Panic Democracy” y vuestro más reciente disco, “Falta de tiempo”?
Pues realmente el cambio no es tan grande. Sale Pepe del grupo, y tras cinco meses, retomamos la actividad los tres restantes bajo otro nombre. Perdemos un poco de inclinación hacia el heavy y, aunque aún no se haya materializado en grabaciones, nos ponemos a componer en castellano, ¡que es más difícil contra todo pronóstico!, pero llega mucho mejor a los oídos y a los corazones. En el CD de Faux Filet tienes un 50% de temas que ya formaban parte del repertorio de Panic, dos de ellos en los que incluso toca Pepe. Está, eso sí, un poquito mejor grabado que el CD de Panic.

¿Cómo fue el proceso de grabación, cuánto tiempo os llevó y dónde se realizó?
Se puede decir que empezó en enero de 2005 y terminó en abril de 2010. No deja de ser una maqueta que se hizo muy en precario, en el local de ensayo, con un ordenador y el equipo que allí tenemos. Creo que hay cuatro pistas base de batería de enero de 2005 y unas cuantas guitarras de los siguientes meses, cuando aún éramos Panic. Durante 2007 se completaron esas tomas y se grabaron baterías para las cuatro más recientes, y tras unos años de ir grabando de forma esporádica, entre enero y abril de 2010 se hicieron las mezclas y los últimos overdubs. La versión de Sway con “Crazy Little Thing Called Love” que cierra el disco se grabó entre agosto y noviembre de 2008, para que nuestro batería y su mujer la pudiesen bailar en su boda, ja, ja.

¿Le metéis mucha adrenalina a vuestros conciertos?
No tenemos la mejor puesta en escena, pero somos conscientes de ello e intentamos mejorarla y hacer conciertos más consistentes. Tampoco tocamos con excesiva frecuencia, pero cuando tocamos, intentamos hacerlo con la fuerza de cuando podíamos hacerlo con mayor asiduidad.

Por cierto, el título “Panic Democracy” sería perfecto hoy en día (yo diría que antes también), ¿cómo surgió?
Primero surgió y luego entendimos que el significado iba bastante más allá de donde queríamos llegar con ello. Historia A: Panic era un grupo formado por dos telecos, un informático y un ingeniero aeronáutico. Hubo una propuesta de llamarnos “Kernel Panic”; muy friki, muy de nuestro mundo. Descartado. Historia B: En la época en la que decidimos dejar de cambiar de nombre en cada concierto éramos muy democráticos. Hasta teníamos canciones con un solo de cada miembro. A nuestro batería se le ocurrió mezclar los nombres: Panic Democracy. Nos gustó y entendimos el significado. Pero la gente empezaba a decirnos “qué bueno…”. Es todo un concepto, quizá un poco absurdo en sí mismo, aunque ya no parezca algo tan descabellado. En alguna época lo escribimos como “Democrazy” para darle una vuelta de tuerca más, pero lo cierto es que somos todos más bien poco activistas en temas políticos, así que, como para muchos éramos símplemente “Los Panic”, lo dejamos en “Panic”.

¿Y el título de “Falta de tiempo”, a qué alude?
Se refiere a cómo, con los años, te falta el tiempo para hacer lo que siempre has hecho… Para mantener el hobby como cuando empezaste y le podías dedicar horas y horas a diario. Se plasma muy bien en nuestras últimas canciones (aún inéditas, pero que llevamos años tocando). “Falta de Tiempo” o “Momentos que nunca llegan” son de corte bastante nostálgico sobre otros tiempos en los que otras cosas eran más fáciles o salían más rápido. De hecho, te cuento esto y me doy cuenta de que hay una nueva, “Por la vía fácil”, que aborda precisamente eso, aplicado a escribir canciones. En definitiva, se trata de buscar el tiempo para seguir haciendo estas cosas, pero también de otros factores que, además de apropiarse de ese tiempo, hacen que te plantees la obra de otra manera (con más seriedad, con menos ego, pensándolas mejor, intentando mejorar, etc.).

El segundo tema del disco remite a unos AC/DC con toques funk, y el tercero recuerda a Neil Young…
Pues la verdad es que, aunque podamos decir que hay una cierta cohesión, cada uno tira por muchos estilos diferentes que se acaban entendiendo entre ellos. A nivel compositivo, las ideas para letras y músicas suelen ser mías, de manera que igual me dejo llevar por todo aquello de lo que bebo (que por lo que veo en tu pregunta, queda bastante claro), y luego, cada uno aporta su visión de esa idea, así que al final es lo que nos pintamos entre los tres en la cabeza para una determinada composición.

¿Qué tal os ha ido hasta ahora en directo?
Lento pero seguro… Hemos ido conociendo salas, hemos ido ampliando repertorio propio, y hemos intentado mejorar. Queremos tocar más, pero no siempre encontramos tiempo o mucho nuevo que ofrecer como para tocar más a menudo; así que de vez en cuando toca pensar en componer, grabar algo, o cambiar un poco la puesta en escena.

¿Qué creéis que le falta a vuestra banda, y de qué andáis sobrados?
¡¡Le falta tiempo!! ¡¡Qué preguntas!! Sobrados… ¡¡de ocupaciones!! Era un gusto ir a la Universidad y pasarse mañanas actualizando la web, fotocopiando carteles, mandando mails masivos, escribiendo letras en clase y grabando demos en casa. ¡Qué tiempos!

¿Habéis tenido debate interno sobre el tema del idioma en el que expresaros?
Ha sido bastante unánime. Cuando la música que te gusta es en inglés, te suena mejor y tienes una inclinación por escribir en inglés. Encuentras mil juegos de palabras y cosas curiosas que decir, pero a veces, entre tantos conceptos, no consigues transmitir mucho. Groove-o-Matic ya es la máxima expresión de aquello. Un aluvión de conceptos. Nos dimos cuenta de que otros grupos amigos llegaban mejor con letras más sencillas, pero que, simplemente, la gente sabía de qué hablaban sus canciones, y cuando se trataba de hablar de las tuyas sólo decían “me gusta esta que habéis hecho del wahwah”. Estuvimos todos de acuerdo y ahora escribir las letras es un proceso más cuidado porque las va a entender todo el mundo y te sitúan en un punto más vulnerable. Te obliga a ser más honesto en lo que escribes y a dejar a un lado los juegos de palabras que no aportan demasiado.

¿Cómo veis el conflicto que hay ahora mismo entre salas y grupos (por los alquileres, ya sabéis)?
Pues con pena, porque si ya de por sí es difícil sacar tiempo y dar un poco de qué hablar, encima necesitas rogar para que te den un miércoles víspera de puente. Es una situación a la que se ha llegado entre todos, como consumidores, como empresarios. Muy en línea con otros aspectos de las formas de vida que nos gastamos en la sociedad actual.

Escuchando el disco me da la sensación de que cada uno tiene gustos musicales diferentes, aunque coincidáis en lo esencial. ¿Me equivoco?
Has dado  en el clavo. Lo esencial, entonces debe ser que coincidimos los sábados por la mañana en el local y que somos buenos amigos.

¿Podrías citar algunas de las influencias que reconocéis en vuestro propio sonido?
De siempre podemos hablar de hard rock de los 70: Zeppelin, Purple, Sabbath… Pero hay de todo, hay Grand Funk, TheWho, Muse, Beatles, Stones, Nirvana… Somos esponjas, y no siempre bebemos del mismo sitio.

¿Os habéis fijado unas metas, o si la cosa se queda en hobby estaríais también contentos?
¡Si el sábado coincidimos en el local los tres estaremos contentos! Es broma… pero es cierto que el objetivo es no perderlo, componer, ir grabando lo que vamos sacando adelante, dar conciertos de vez en cuando, etc. Por lo menos, mantenernos, de acuerdo a las circunstancias de cada uno (familias, viajes, otras formas de ocio). No perderlo. Ya está reducido a un hobby hace mucho tiempo porque hace tiempo que nos pagan mejor en nuestros respectivos curros que en los conciertos.

¿Qué es lo próximo que tenéis entre manos?
Llevamos tiempo ensayando en acústico. Hemos iniciado este proyecto varias veces durante los últimos tres años y siempre se nos pone algún plan eléctrico en medio. Este año no es excepción, pero hay que quitarse pronto esa espina acústica, que ya pincha mucho.

Se me olvidaba… ¿de qué viene el nombre Faux Filet?
Viene de los tiempos en los que Panic estaba disuelto. En un viaje por París ví que en un restaurante, la carta ofrecía faux filet, que en mi escaso francés parecía significar “Falso Filete”. Me pareció fantástico como nombre, como concepto, y sin saber cuál sería la siguiente banda, el nombre ya iba en cabeza en mi lista. Aún no estaba tomada la decisión de tirar al castellano, pero sonaba algo exótico sin dejar de ser algo más o menos comprensible o cercano, o sin irnos al cliché de otro nombre inglés. En la práctica, el faux filet es un corte de la carne, que creo que corresponde al lomo bajo. Si quieres solomillo, pídele faux filet al carnicero. Tampoco es mala cosa haber elegido esa pieza… El solomillo es de lo mejorcito de la vaca, así que, a ver si conseguimos estar a la altura y conseguimos no descuidar la calidad del producto.

Deja una respuesta