Crítica – WE THE PEOPLE “Mirror of our Minds”

por

Género: Garaje, psicodelia
Sello: RCA (reeditado por Sundazed en 1998)
PUNTUACIÓN: 9

Seguimos recuperando las reseñas de joyas ocultas de los 60 publicadas por uno de nuestros redactores en la extinta web Mentes de Ácido, con una de las más extraordinarias y versátiles bandas de garage de la década, este cuarteto de Florida que debutó en 1966 con una capacidad desbordante para hacer maravillas tocando cualquiera de las facetas de dicho estilo, siempre con un gran sonido y dominio técnico. Grabaron un disco (“Too much noise”) y una serie de singles que aparecen aquí recopilados en 40 canciones.

Su legado incluye joyas que se acercan al punk, como la increíble, salvaje y súper fiestera My Brother The Man. La guitarra y la voz son pura adrenalina, y la batería es una de las más memorables de la música garagera. Otras veces se mueven hacia el freakbeat más británico, como en Beggining Of The End o Follow Me Back To Louisville, o incluso hacia el pop, como en You Like Me You Love Me o The Day She Dies, pero siempre con aptitudes, originalidad y calidad sublimes. Algunos de sus singles son muy Yardbirds, como There´s Gonna Be A Storm o la buenísima By The Rule.

También grabaron delicias al estilo más hippy como Love Is A Beautiful Thing o Free Information, pero imprimiendo un toque mod que luego se hace más patente en canciones como When I Arrive. Fueron muy prolíficos en baladas de todo tipo, dejando para la posteridad piezas bellísimas y únicas. (You are) The Color Of Love, Alfred What Kind Of Man Are You, o St. John´s Shop son buena muestra de ello.

Pero sobre todo son los bestiales temas que se salen de toda etiqueta, inclasificables y sólo propios de Whe The People los que hacen que este grupo esté entre los mejores: In The Past (sin dudarlo, una de las mejores canciones de los 60), con un piano evocador e increíblemente original en las cuerdas, es inolvidable. También la guitarra de Half Of Wednesday hará que entre a formar parte de tus favoritas, trazada de forma sorprendente y magistral a medio camino entre el sonido más western y las reminiscencias hindúes.

La rabiosa garage-punker You Burn Me Up And Down es simplemente demoledora, con una guitarra que se mueve entre la distorsión y un hipnótico ritmo pendular, y una soberbia interpretación vocal que hace que la canción estalle en llamas… La poderosísima y mil veces recopilada Mirror Of Your Mind, su más claro acercamiento a la psicodelia y totalmente adelantada a su tiempo, es otra demostración de fuerza que no hace más que subir un poco más en el olimpo de los mejores a este grupo ya convertido en leyenda por méritos propios.

Deja una respuesta