Entrevista MONO: “La música es una experiencia espiritual para nosotros”

por

Con motivo de su paso por España (21 febrero, Joy Eslava de Madrid; entradas AQUÍ) para presentar su nuevo y tan bien recibido “For my parents”, Mono, la banda japonesa de post-rock instrumental, ha respondido a nuestras preguntas. Para quien no tenga el gusto de conocerlos, el grupo está formado por Yoda, Takaakira Goto, Tamaki Kunishi y Yasunori Takada, y llevan juntos desde 1999 creando auténticos paisajes sonoros con un estilo inconfundible álbum tras álbum. Dotados de una sensibilidad especial y una presencia que roza lo mágico en sus presentaciones en directo, los de Tokyo logran cada día formar parte de la banda sonora de las vidas de más y más personas.

Mientras esperamos ansiosos su espectacular directo, podemos acercarnos un poco más a ellos y entender mejor a esta banda tan peculiar gracias a esta entrevista que conceden gracias a Giradiscos y Everlasting Records.

¿Cómo creais vuestra música? ¿De dónde parten vuestras canciones?

Comenzamos con un estado de ánimo, una emoción, una imagen en nuestra mente. Primero la “vomitamos” y luego tratamos de entender como funciona. Simplemente intentamos traducir nuestras historias y emociones personales en sonido.

Cuáles son vuestras influencias? ¿De dónde proviene vuestra inspiración?

Creemos que la música es visceral; una experiencia espiritual. Tiene la habilidad de comunicar una especie de trascendencia desde el caos de la vida cotidiana.  Estamos inspirados por todas las preguntas y posibilidades del universo en el que vivimos. También nos inspiran las historias, películas y artistas como Beethoven o Led Zeppelin.

¿Participáis todos en el proceso de composición?

Hemos desarrollado un método en el que primero componemos en casa por separado, y luego tratamos entre todos de traer vida a las canciones durante los ensayos.

¿Qué podéis contar sobre el proceso de creación del nuevo disco? ¿Cómo fue el proceso de grabación? ¿Habéis experimentado con elementos distintos a los de anteriores trabajos? ¿Habéis salido de vuestra “zona de comfort”?

Siempre amaremos y respetaremos a Steve Albini. Esta vez era importante para nosotros intentar hacer algo con lo que no estuviésemos familiarizados, así que por eso trabajamos con otro productor. Fue una forma de desafiarnos a nosotros mismos y salir de nuestra “zona de comfort”. El estudio de Henry tiene una atmósfera muy especial y es un lugar muy espiritual. Utilizamos cintas analógicas y un viejo mezclador que dio como resultado unos sonidos llenos de “alma”. Después enviamos los tracks a nuestro viejo amigo Fred Weaver para que lo mezclara en Pennsylvania. Finalmente, Bob Weston de Shellac lo masterizó. Estamos enormemente agradecidos a todos ellos y muy contentos con el resultado.

¿Habéis pensado alguna vez en añadir voz al grupo o siempre supisteis que queríais dedicaros a la música instrumental?

Estamos bastante asentados en la música instrumental. Nos encantan las películas, historias y todo tipo de arte que deja un espacio para la imaginación, así que tal vez por eso tomamos este camino. La música instrumental puede desatar un sueño que tuviste, algo que te llenó de alegría, algo de lo que te arrepientes, un momento de tristeza, o algo espiritual que no pueda ser explicado. Todo ello depende del que la escucha. Para nosotros, la música instrumental crea la energía que nos ayuda a confrontar estas emociones.

“Estamos componiendo nuevo material para un nuevo trabajo y volveremos pronto al estudio”

Vuestra música está llena tanto de guitarras con delays y reverb como de arreglos clásicos para alcanzar vuestros característicos y largos paisajes instrumentales. ¿Cómo lleváis esto al directo? ¿Os gusta mantener los sonidos del disco o dejar algo a la experimentación?

Durante el proceso de composición, creamos las canciones de tal forma que puedan ser interpretadas por sólo nosotros cuatro, o con una orquesta detrás. Siempre nos aseguramos de que sean flexibles en ese aspecto. Queremos que nuestras canciones suenen como en el disco, pero con más volumen y energía.

Lleváis juntos desde 1999. Muchos grupos sufren cambios en sus componentes, pero vosotros seguís siendo los mismos cuatro miembros que al principio. ¿Cual es el secreto?

Somos muy muy afortunados, la verdad. De alguna forma lo hemos hecho funcionar y nos hemos convertido en una familia. Como otras bandas, tenemos nuestros desacuerdos, pero creo que tenemos un objetivo común y compartimos el mismo camino.

¿Cómo veis el futuro de la banda? ¿Cuáles son vuestros planes?

Nuestros álbumes son entidades por separado, pero de una cierta forma extraña se sienten como una continuidad. Es como ver la línea de tiempo de vida de una persona. Esperamos seguir sacando tantos discos como podamos. Ahora mismo estamos componiendo nuevo material para un nuevo trabajo y volveremos pronto al estudio.

1 Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*