Universal demanda a Grooveshark

por

El “alegal” servicio de streaming, acusado de subir 100.000 canciones a la red de forma ilícita.

No tan conocido como Spotify, menos intuitivo pero mucho más completo, el servicio de streaming Grooveshark podría tener las horas contadas. Se defienden argumentando que son sus usuarios los que las han subido, pero Universal asegura que en muchos casos ha sido cosa de sus empleados.

Deja una respuesta