Las noticias más dicharacheras de la semana: LOU REED, amenazado de muerte por los fans de METALLICA

por

Se veía venir ante tamaño fiasco. Lou Reed ha declarado en una entrevista con USA Today que los fans de Metallica le están amenazando de muerte por el resultado de su colaboración con Hetfield y compañía, el infumable “Lulu”. “Seguro que todavía no lo han escuchado, pero ya están propagando mensajes de tortura y asesinato hacia mi persona”, ha dicho Reed, que asegura que no se siente afectado por las críticas, igual que no le afectaron las que recibió por “Metal Machine Music”. “Ya no tengo fans, pero me da igual”, terminó el ex Velvet. Por cierto, Darren Aronofski dirigirá el primer videoclip de “Lulu”. Duro trabajo tiene por delante.

Berlusconi retrasa la banda sonora de sus fiestas “bunga-bunga” por la crisis. El primer ministro italiano ha tenido que posponer la publicación de su disco “True Love” por la crisis en su país y por sus problemas con la justicia, según The Guardian. Las “bunga-bunga” tendrán que esperar a su banda sonora cantada por Berlusconi, que empezó sus pinitos en la música cantando en cruceros.

David Beckham ha jugado un papel esencial en la reunión de Stone Roses, según el tabloide británico The Sun. El ex futbolista, fan declarado del grupo, habría intermediado entre Ian Brown y Mani para que arreglaran sus cuentas pendientes y se decidiesen a reunir a la banda.

La banda alemana de punk rock Die Arzte separará por sexos a los asistentes a su próximo concierto en diciembre. El grupo berlinés dividirá el concierto de Dortmund en dos: uno el 19 de diciembre, sólo para mujeres, y otro el 20, exclusivamente para hombres. Así, las mujeres tendrán absolutamente prohibida la entrada el día 20 y los varones, el 19. Habrá que ver para qué demonios han hecho esto…

Pete Townshend llama “vampiro digital” a iTunes. El guitarrista de The Who opina que iTunes se enriquece con el trabajo de los artistas sin apoyarles de ninguna manera. “Deberían permitir a los músicos colgar su música en streaming, y pagar a los pequeñs artistas directamente, sin intermediarios. Son unos vampiros digitales”.

Paul McCartney rescata un piano de la Motown. El ex Beatle se quedó prendado de un piano que vio en los estudios de la Motown, un Steinway  de 1877 que fue utilizado por grandes artistas de Detroit que fueron sus ídolos. Intentó tocarlo pero le dijeron que estaba roto, así que ha organizado un plan de rescate que llevará el instrumento a Nueva York, a la casa Steinway & Sons, donde estará en “tratamiento” cinco meses.

Yoko Ono quedó decepcionada por el recibimiento de “Imagine”. “El público no la aceptó en 1971, no fue como… ¡wow!”, dijo en un acto de la campaña “Imagine There’s No Hunger” en Nueva York. Por eso ahora cree que la canción se ha hecho más grande “de lo que nunca hubiera esperado”.

Los médicos le dicen a Rihanna que pare de beber. Después de cancelar un show en Malmo, Suecia, por una gripe que la cogió algo débil, sus médicos le han ordenado que “pare de salir de fiesta y de beber”, para que recupere la fuerza y no sea tan vulnerable.

Deja una respuesta