El Tribunal Supremo de EE.UU. dice que la descarga de música no es delito

por

La Sociedad Americana de Compositores, Autores y Editores (ASCAP, en inglés) ha lamentado la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos, que considera que las descargas de Internet no equivalen a una interpretación pública de la obra musical y por tanto no violan la ley de derechos de autor ni pueden ser constitutivas de delito alguno.

Los magistrados del Supremo han declinado revisar el fallo de un tribunal de apelaciones de Nueva York, que consideró que las descargas de una obra musical no entran en la definición de interpretación o representación pública que prevé la ley. ASCAP había apelado la decisión del tribunal de Nueva York ante el Supremo y explicó que esta decisión tiene profundas implicaciones para la industria de la música de Estados Unidos, con un costo para sus 420.000 miembros de decenas de millones de dólares al año.

ASCAP solicitó que los portales de Internet que permitían las descargas compensasen a los autores por su difusión, argumentando que las descargas digitales son también actuaciones en público. Pero el tribunal dictamina que “la música no es recitada, ni prestada, ni se reproduce cuando se descarga una grabación (electrónico o no), sólo se entrega a un oyente potencial”, dictaminó el tribunal de apelaciones.

Deja una respuesta