La UE estudia ampliar el tiempo de protección de los derechos de autor

por

Es probable que los músicos obtengan una mayor protección de derechos de autor esta semana, una ayuda a artistas y discográficas mientras caen los ingresos de la industria de la música. Los ministros de los países de la UE tienen previsto ampliar a 70 años la protección de los derechos de autor en la
música. Artistas como Paul McCartney y Cliff Richard llevan años haciendo campaña para prolongar los derechos de autor en la música en Europa, ya que la protección de 50 años sobre su música podría expirar incluso durante su vida. La medida además acercaría Europa al sistema estadounidense. “Aunque algunos países se han opuesto, parece probable que se acordará una extensión de la protección de los derechos de autor de 50 a 70 años”, dijo el viernes un funcionario de la Unión Europea que pidió no ser nombrado. Los ministros de los países de la UE tiene previsto votar sobre el asunto el lunes en Bruselas. Esta decisión podría ofrecer ingresos extra por regalías para discográficas como Universal, Sony Music Entertainment, Warner Music Group y EMI, a la que su propietaria Citigroup estudia vender o separar.

Las ventas mundiales de la música grabada cayeron un 9 por ciento el año pasado a 15.900 millones de dólares (11.725 millones de euros), mientras la piratería rampante se hace notar en los grandes mercados, con 19 de cada 20 canciones descargadas de Internet procedentes de páginas que son ilegales en muchos países, según el organismo de la industria IFPI. “Extender la duración de la protección a 70 años estrecharía la distancia entre Europa y sus socios internacionales y mejoraría las condiciones para la inversión en nuevo talento,” dijo el viernes el consejero delegado del IFPI, Frances Moore.

En Estados Unidos, el derecho de autor de la música dura 95 años después de su grabación, mientras que los autores de las obras escritas y sus herederos conservan los derechos de sus obras 70 años después de su muerte. Los catálogos de música antigua de las compañías discográficas han ganado en valor, ya que la distribución por Internet los hace más accesible. Además, los aficionados mayores son más propensos a pagar por la música digital que los adolescentes.

Pero el analista musical Mark Mulligan cree que el mundo de la música haría mejor dirigiendo sus energías a enfrentarse a los nuevos desafíos de la era digital. “¿Hasta qué punto es sabio haber invertido tanto esfuerzo en intentar defender los activos históricos de la industria de la música, cuando la revolución impulsada por las oportunidades tecnológicas requiere atención de verdad?,” preguntó. “Hay un riesgo en (poner) demasiada atención y esfuerzos de presión para intentar proteger lo que se ha hecho en el pasado,” dijo.

Deja una respuesta