Disfruta ya de Johnny Cash & The Royal Philharmonic Orchestra

por

Producido por Don Reedman y Nick Patrick, el álbum ofrece 12 clásicos de Johnny Cash con nuevos arreglos sinfónicos grabados en el estudio 2 de Abbey Road.

Legacy Recordings, la división de catálogo de Sony Music Entertainment, publicó el jueves pasado Johnny Cash and The Royal Philharmonic Orchestra. 

Producido por Nick Patrick y Don Reedman y grabado en el legendario Estudio 2 de Abbey Road, Johnny Cash and The Royal Philharmonic Orchestra es la última entrega de la serie de discos de la RPO que presenta extraordinarias reinterpretaciones de grabaciones clásicas de artistas atemporales. Los productores Reedman y Patrick han recurrido a John Carter Cash, que también es el productor ejecutivo, para la selección de las 12 grabaciones originales de la extensa trayectoria de Johnny Cash y que se incluyen en este álbum. 

Los temas abarcan desde clásicos representativos de Cash como «Man In Black» y «Ring Of Fire» hasta colaboraciones musicales fundamentales como «Girl From The North Country» (Bob Dylan con Johnny Cash), «The Loving Gift» (con June Carter Cash) y «Highwayman» (con Willie Nelson, Waylon Jennings, Kris Kristofferson y Johnny Cash). Escrita —y grabada por primera vez en 1977— por el cantautor estadounidense Jimmy Webb, «Highwayman» fue el título que daba nombre a un álbum de Glen Campbell de 1979 e inspiró el nombre de The Highwaymen, un supergrupo de country outlaw formado en 1984 por Johnny Cash, Willie Nelson, Waylon Jennings y Kris Kristofferson.

En 1985, Highwayman, el álbum debut del grupo, con ventas de Platino, llegó al No.1 en la lista de Mejores álbumes de Country de Billboard. Por su parte, esta versión definitiva de la canción «Highwayman» permaneció 20 semanas en el No.1 de la lista Billboard de Mejores canciones Country y convirtió a Webb en ganador del Grammy a la Mejor canción country en 1986. «Me encanta esa grabación original (de the Highwaymen),» dice Jimmy Webb, «pero, como arreglista que soy, me he preguntado cómo habría sonado si Johnny Cash y sus tres compañeros de banda hubieran tenido una orquesta y grandes cuerdas detrás. El intrépido y meticuloso Don Reedman resolvió mi duda: Suenan de manera espectacular acompañados de la Royal Philharmonic Orchestra.

La producción es exquisita y le da una nueva oportunidad a esta canción que continúa por aquí ‘dando vueltas’”. La canción «Farther Along» captura el sonido eufórico de la leyenda de la guitarra Duane Eddy que cumple su sueño de tocar en la banda de Johnny Cash, aportando su tañido característico a una joya clásica del catálogo de JC con nuevos arreglos. «Siempre he soñado con tocar con John, por Luther Perkins,» dice Eddy, haciendo un reconocimiento a uno de los arquitectos del rockabilly.

Integrante fundamental de la banda de JC desde 1954 hasta su muerte en 1968, a Luther Perkins se le atribuye haber inventado el «boom-chicka-boom» rítmico que define el sonido de JC. «Luther y yo vivimos en el mismo barrio, musicalmente hablando (en las cuerdas graves de la guitarra), aunque nos la arreglábamos de alguna manera para tener nuestro propio estilo y sonido,” continúa Eddy. “Cuando Luther murió, pensé en llamar a Johnny y pedirle trabajo para sustituir a Luther. Pero decidí que era demasiado pretencioso por mi parte, y al final no lo hice. Así que muchas gracias a Don y John Carter por permitirme hacer mi sueño realidad después de tanto tiempo.”

Las grabaciones de «I Walk The Line» y Â«Flesh and Blood» que se presentan en Johnny Cash and The Royal Philharmonic Orchestra son en ambos casos tomas alternativas inéditas de las sesiones de Johnny Cash para la banda sonora de «I Walk The Line,» una película de 1970 protagonizada por Gregory Peck y Tuesday Weld. â€œCreo que hemos captado la emoción, la sensibilidad y honestidad auténticas de Johnny Cash a través de su relato y su emocionante y fascinante interpretación vocal,” dice Don Reedman en el texto que acompaña a Johnny Cash and The Royal Philharmonic Orchestra. «

Con la teatralidad, calidez y tono que la caracterizan, la voz de barítono de este icónico artista, Johnny Cash, se fusiona maravillosamente con los sobrios y extraordinarios arreglos sinfónicos del talentoso arreglista Robin A. Smith y The Royal Philharmonic Orchestra.

Trabajar en este álbum junto al también productor Nick Patrick ha sido sin duda una obra de amor y creo que hemos captado el espíritu y el mensaje musical que convierte a Johny Cash en un artista tan querido, a quien estamos tan felices de servir a nuestra manera. Johnny Cash era un hombre de muchas emociones y la profundidad de las canciones que cantaba y el mensaje de esas canciones encuentran eco en nuestros corazones.» Nick Patrick añade: «Todas estas cosas hacen de él un artista extraordinario. Un artista que ha hablado con la verdad por delante, sin importarle las consecuencias. Un artista que habló por el ciudadano de a pie, por aquellos que no tenían voz. Un artista cuya fe hablaba a través de la música.

Tener la oportunidad de trabajar con él en este álbum y con algunas de las grabaciones más emblemáticas jamás realizadas ha sido increíble. Sentir su voz tan cerca es casi como estar más cerca del artista. Ha sido una experiencia sinceramente extraordinaria. Cuando estábamos sentados escuchando y decidiendo qué canciones incluir en este disco, nos dimos cuenta de que teníamos delante una obra musical de una gran riqueza. La realización de este álbum ha supuesto una experiencia profundamente valiosa y edificante que nunca olvidaré.

Queremos dar las gracias de todo corazón a la familia Cash por confiar en nosotros para este trabajo». Â«Mi padre, Johnny Cash, era, de alguna manera, una orquesta en sí mismo. Su timbre profundo y sonoro tenía la resonancia del corno francés y el chelo. Su profundidad de tono y afinación perfecta tenía la inspiración de una sinfonía dirigida con maestría,” escribe John Carter Cash en el texto que acompaña el álbum. “Pero si estuviera hoy aquí y pudiera elegir una orquesta que lo acompañara, sin duda la Royal Philharmonic Orchestra sería la elegida… Recuerdo cuando mi padre me habló por primera vez de la RPO. Yo tendría unos diez años y habíamos ido juntos a ver tres películas de James Bond en un festival de Nueva York.

Cuando comenzó el tema de “Goldfinger”, se acercó a mí y me dijo: ‘Esta es la Royal Philharmonic.’ Conocía la música de la RPO, a quienes había admirado mucho a lo largo de toda su vida. Sé que mi padre estaría muy feliz de ver que este nuevo álbum ya es una realidad.

Estoy más que orgulloso de presentar esta obra maestra, el trabajo esencial de Johnny Cash con la orquesta que él admiraba y apreciaba por sobre cualquier otra cosa.” A lo largo de su carrera, Johnny Cash —que rastreó su apellido hasta el Rey Malcolm IV de Escocia y Fife del siglo XI— ha sentido un cariño especial por el Reino Unido y, especialmente, por Irlanda, donde ofreció 12 conciertos en 10 días en 1963.

La admiración de Cash por la tradición irlandesa quedó reflejada en su interpretación de «Galway Bay,» incluida en Johnny Cash and The Royal Philharmonic Orchestra, y otras canciones de su repertorio. La visita de John en 1963 a Irlanda —la primera— quedó registrada en «Documentary On One, Johnny Cash’s Lost Tour of Ireland» de RTÉ. Johnny Cash – Live in Ireland 1993 (con June Carter Cash, John Carter Cash, The Carter Family, Kris Kristofferson y la cantante irlandesa Sandy Kelly), inédito previamente, se publicó por primera vez en DVD en 2006.