ARIEL PINK “Dedicated to Bobby Jameson”

por

¿Quién demonios es Bobby Jameson? El inefable Ariel Pink rinde homenaje a este oscuro personaje de la música estadounidense que jamás pudo trascender el estatus de artista maldito, y con el que dice sentirse muy identificado.

A mediados de los sesenta, Jameson cayó en manos de un manager con instintos bipolares que decidió promocionarle como “el artista más grande del siglo”, para poco después dejarle en la estacada tras lanzar un disco (“Songs of protest and antiprotest”, al que algunos han comparado con el “Forever Changes” de Love con bastante poco tino) que apenas vendió unas pocas copias.

Sigue leyendo la crítica de Nacho Serrano en MONDOSONORO.

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*