El camino de la buena música lleva a Sarria: crónica y fotos del ESMORGA FEST ’17

por

Con tal sólo dos años, el Festival Esmorga es ya un referente de la música alternativa en Galicia, hermanando a bandas punteras del underground español y portugués. Así lo percibimos este pasado 11 de marzo, cuando llegamos a Sarria, una pequeña población de casi 14.000 habitantes. Acostumbrados a la invasión de los caminantes compostelanos, la afabilidad de los sarrianos con cualquier tipo de peregrinos es intachable.

Comenzaba el festival en A Unión, un espacio sociocultural con más de un siglo de existencia, cuyo patio acogió los primeros fogonazos musicales. A eso de las 17:30 más o menos comenzarían los mallorquines Beach Beach, con su indie rock clásico, y que durante escasa media hora animó a los que poco a poco iban llegando y pasaban directos por la barra. El ambiente iba calentándose y la cerveza empezaba a poner a tono a un personal que se mostraría muy animado toda la jornada.  

Continuaría la sesión vespertina la bilbaína Isabel Fernández, aka Aries, con su singular puesta en escena minimalista de micro y sintetizador. Seductora y sugerentes, la ex Electrobikinis se bastó ella sola para crear atmósferas psicoelectrónicas con gran riqueza melódica. Para terminar este primer contacto festivalero de la tarde, los madrileños Atención Tsunami desprendían todo su pop gamberro con pinceladas de post-rock con temas de su último trabajo Silencio en la retaguardia (2016), y de anteriores trabajos como “Que le corten la cabeza”.

Tras un pequeño descanso, la escena se trasladaba a la sala Litmar. Un espacio muy cuidado con detalles murales que abrió puertas allá por 1967. Tiene solera y mantiene el encanto, y los juegos de luces y el sonido nos convencieron desde el primer momento. Comenzarían incluso con adelanto los conciertos, siendo los locales Voltem los que abrirían con su instrumental sonido progresivo. Nos gustó mucho este cuarteto, así que la cosa no podía empezar mejor. Y siguió con la misma inercia, con otro géneros, pero siempre hacia arriba.

Los portugueses Equations con Bruno Martins liderando su sonido electrónico, también sorprendió con una voz más que peculiar. A estas alturas la sala estaba ya hasta arriba de aforo, con gente muy entusiasta que no dejaba de vibrar, incluso en esos momentos incómodos de parón entre grupo y grupo para cambiar instrumental y ultimar sonido.

Nuestro querido dúo Los Bengala, para quien aún no lo conozca, está basado en líneas únicamente de batería y guitarra usando el rock’n’roll garajero como excusa para divertirse de lo lindo. Temas cañeros, directos y de frenéticos golpes de bombo, los maños nos adelantaron dos temas de su próximo largo, que aún nos hará esperar ansiosamente unos meses más ya que saldrá allá por septiembre.

Los barceloneses Nueva Vulcano, autodenominados como banda de rock sentimental, salían acompañados de Marc Clos al teclado y vibráfrono. Con su habitual estilo, y con un último EP lanzado Nombres y apellidos (2016), repasaron momentos estelares de su carrera musical con temas como “80% agua”.

Pero el momento más esperado de la noche era para los cabezas de cartel. Una vez más, Triángulo de Amor Bizarro encabezaban la programación de un cartel festivalero. Y es que el cuarteto gallego ha sabido conectar con mucha, mucha gente desde su primer LP, hace 10 años.

Crearon atmósferas de noise con sutil ascenso de intensidad, donde cada miembro confluyó y e hizo al público parte indispensable de la función, pues se alimentaron de su entusiasmo. El del sábado fue un ejemplo claro. Tocaban en casa, con su gente, y ésta supo transmitir todo su cariño y energía a un cuarteto que no tampoco quiso dejar pasar la oportunidad de devolvérselo.

De madrugada aún quedaban grupos por venir como Músculo o Pálida. No sería el caso de Paus, que tuvo que cancelar y en su lugar acudió Malandrómeda. O lo que es lo mismo Hevi, a quién ya pudimos ver en el pasado festival WOS en el proyecto junto a L.A.R. Legido. Hip-Hop en galego, con samples y loops creados en el momento, con pedales creados por él mismo.

Tras esta primera visita de HRB a Sarria, podemos decir que Esmorga es un festival con pocos años de actividad pero cuya calidad, buen gusto y excelente trato hará que siga aumentando en repercusión y demanda. Grandes juergas vemos en el futuro de este evento… Y es que como saben los de habla de la lengua galega, esmorga es más que parranda o farra, ya que “a las consecuencias de una esmorga no hay resacón que las iguale”.

Acabamos de volver de aquellas tierras gallegas tan adictivas y ya “nos invade la morriña… es muy duro estar lejos de ti“ como cantaban los Siniestro Total. Así que para los que no nos planteamos realizar el Camino, tenemos otras excusas para peregrinar. Os dejamos detalle de todos los camiNOS SON:

  • Esmorga – Sarriá (Marzo)
  • Portamerica – Caldas de Reis (Julio)
  • SinSal – Illa de San Simón (Julio)
  • Atlantic Fest – Illa de Arousa (Julio)
  • WOS – Santiago de Compostela (Septiembre)

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Ir a Arriba