CORIZONAS en La Riviera (crónica y fotogalería)

por

Así fue la velada que ofreció el combo Coronas + Arizona Baby el pasado jueves en La Riviera, en el concierto #JuntemonosconCorizonas.

No se puede decir que hoy día surjan muchos supergrupos, como en un pretérito ya casi olvidado. Ya saben, de esos en los que cada miembro ha pertenecido por su cuenta individual a otras bandas baluarte. El caso de Corizonas constata la excepción. Avenidos de dos bandas afianzadas y reforzadas, cada cierto tiempo se vuelven a reunir para crear de forma conjunta. Imaginen lo complejo de los tríos: en un sexteto concordar las partes ha de ser pujanza exhaustiva.

En contra de lo pronosticado, en un primer recuento de la sala pareciera que no nos fuéramos a reunir allí ni la mitad del aforo permitido. Pero en los eventos musicales ni hay normas de conducta, ni de pronóstico, ni mucho menos de puntualidad. Así que ya habría tiempo de hacer recuento.

Comenzaban como es habitual con su pregrabado de El Hombre y la tierra mientras los miembros iban haciendo aparición. El sexteto liderados por Fernando Pardo y Javier Vielba desataron la potencia concatenada y fueron dando rienda suelta al rock´n´roll haciendo suyas versiones, y versiones de sus propios temas.

El Meister es un showman y el mejor frontman del género en castellano. Su entusiasmo es empático y sabe modular a su público, el cual a varios temas del comienzo superaba ya algo más de la mitad del aforo. Aún había tiempo para que llegaran los más haraganes. Por su parte, el Sr. Marrón como nos tiene acostumbrados, se mantiene impertérrito haciendo su labor sin demandar visibilidad (aunque esta vez tuvo que tocar de pie). De los guitarristas, David Krahe creo que destacó sobremanera. Con su telecaster roída –como tienen que ser las telecaster- ejecutaba sus solos vigorosos y estimulantes, apoyados muy de cerca por la progresión armónica y contundente del jazzbass de Javier Vacas –con su puente en las cuerdas, como es de ley en este caso.

El conjunto hizo un repertorio presentando lo nuevo y lo añejo, con espacio para santificar a Black Sabbath (Supernaut) y Pink Floyd (Wish You Were Here). De su último trabajo Nueva Dimensión Vital (Subterfuge 2016), dejaron para el bis y despedir su homónimo tema y Todo Va Bien. Quizá no lograron reunir el aforo esperado, pero esta banda no va a caer en la autocompasión a estas alturas.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a Arriba