LAS CRUCES y NITCH, últimas referencias de Mama Vynila records

por

mamavyinila“Colmena” es el segundo single de Las Cruces, banda Punk de Madrid, que sacó su primera referencia en 2014, un 7” compartido con el grupo, también madrileño, Sección Femenina, que vio la luz vía Blondes Must Die Records.
Este segundo disco lo coeditan cuatro sellos nacionales. Malicia Records, Mama Vynila, Hillside Strangler y Monasterio de Cultura. Consta de cuatro portadas diferentes, realizadas por cada uno de los miembros del grupo.
La portada de la navaja es de Coque (batería), la de las abejas de Dani (guitarra), la de las células de Violeta (voz) y la de la nieve de Tesa (bajo).
El disco tiene seis temas en total, y fue grabado y mezclado en su mayoría (4 temas) por Pato (Producciones Montaplex) en enero de 2016 y se completa con un tema grabado por Sebastián (un amigo de la banda) en verano de 2015 y otro en directo grabado en la tienda Cuervo Store durante su actuación del Record Store del 2015.
El masterizado corrió a cargo de Ramón (DGR Sónica). Todos los temas están compuestos por Las Cruces.

NITCH se presentan como una banda nostálgica. Es posible que sea lo primero que viene a la cabeza al escuchar sus canciones. La evocación de sonidos y bandas de épocas pasadas con todos los clichés y adjetivos que por desgracia puede conllevar. Pero son algo más que un ejercicio impostado de rememoración sonora. NITCH son más que eso. No pervierten un estilo ni se dedican a la mera fotocopia tan habitual en según qué artistas. NITCH acuden a las bases del género, le quitan la piel, músculo y carne hasta llegar al hueso. Una vez lo tienen, lo revisten de nuevo pero añadiendo su estilo propio, creando algo diferente y manteniendo la esencia de lo capturado.
Ritmos y sonidos que van del post-grunge al shoegaze, del post-hardcore al noise, del mal llamado indie-rock al post-punk con toques experimentales. Todo sin desentonar y sin perder un ápice de personalidad. Guitarras a veces cristalinas que explotan de forma cruda en cuestión de segundos, un bajo potente que llena toda la base rítmica y una batería que acompaña y guía el resultado final. Todo encaja y todo rememora a tiempos pasados, pero hacen sentir que se está ante algo nuevo y diferente.
De eso se trata de todas formas, de mirar hacia atrás para seguir adelante, de coger del pasado aquello básico que pueda servir de bagaje o mochila para superar las piedras que el camino insiste en ponerle a uno continuamente. NITCH suenan actuales sin caer en tópicos. Por eso son diferentes y su música suena especial, pueden sortear las piedras que quieran para avanzar por el camino que ellos se marquen sin problema.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*