Elogio de lo Nasty: crónica del concierto de LOS NASTYS + THE SAURS en la Sol

por

Dijo Erasmo de Rotterdam que debíamos volver a los valores de los cristianos primitivos, y aunque Los Nastys no aspiren a tal cosa, algo de retorno a lo primigenio sí que vivimos en el conciertazo del 23 de abril en la sala El Sol. Hubo primitivismo, el de esas noches de punk setenteras donde era casi más importante ponerse hasta arriba y darse unas leñes en la pista que escuchar a los músicos.

No sé cuánto de verdad hay en esto, solo espero que no sea el mero producto de la moda garajera, así que prefiero quedarme con el hecho de que la que se lió fue memorable. Presentaban su disco, llenazo en la Sol y todo el mundo como loco por poder catar su nueva mierda fresca. Y es que ya olía exquisita con las primeras oídas que le habíamos dado a “La Noche de Fantasmas con los Nastys”, donde más que comportarse como unos chavules con ganas de juerga se han puesto serios para demostrar que Lo Nasty  tiene más y que no se van quedar en las meros cortes de bailoteo juvenil.

La noche empezaba con la gran banda barcelonesa The Saurs y nos quedamos con ganas de más, la próxima seguro que estamos en primera fila desde la primera canción. Potencia, actitud y y saber hacer para disfrute de todas las criaturas que esperan con ansias nuevas píldoras de garage-rock como esta.

Después del repostaje pertinente nos abrochamos bien y pa dentro. Todo estaba preparado y Los Nastys respondieron con una buena mezcla de lo antiguo y lo nuevo, dejando claro que su directo ha cogido ritmo y agresividad. Sin dejarnos aliento perdimos el orden de los temas entre cervezas voladoras, mucho sudor y el buen rollo entre todos los asistentes, que tuvo su momento álgido con la invasión de escenario que llegó a parar el bolo (ver vídeo). Luego los golpetazos nos nublaron la vista, aunque para noches como esta, sí que merece la pena perder alguna que otra neurona suelta.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*