(intento de) Entrevista con BEACH HOUSE

por

beach houseEl dúo de Baltimore visita este fin de semana Barcelona y Madrid, y esto es lo que pudimos sacarles…

La música de Beach House es un bucle electrónico de melancolía y desasosiego, onírico pero muy denso y complejo. Fascinante para unos, exasperante para otros. Y ellos, los autores, tampoco son gente fácil. Responden con monosílabos, a veces incluso se acogen a su derecho de no declarar aduciendo que es trabajo del periodista responder a determinadas preguntas. “Eso explícalo tú, no estamos presentando ninguna autobiografía ni un disco de grandes éxitos”, contestan cuando se les pide una breve reflexión sobre los pasos dados hasta ahora en el mundo de la música.

Lo que acaban de publicar estos héroes del dream-pop no es uno sino dos álbumes de estudio, “Depression Cherry” y “Thank you lucky stars” (con apenas un mes de diferencia), lo que efectivamente, supone suficiente nuevo material como para llenar un concierto entero sin tener que mirar atrás, sin tener que tocar ni un solo tema de su repertorio anterior durante esta gira.Beach-House-TYLS

Pero incluso ellos tienen que ceder ante sus jefes, su público, y seguro que tocarán “Master of none” y otros hits de sus primeros tiempos, hace ya casi diez años. “Ha sido como un parpadeo para nosotros”, dice Legrand en un momento de relajación. “Pero a la vez han sido muchas horas de furgonetas, autobuses, aeropuertos, estudios, y de bares muy extraños… No todos estos recuerdos son de color de rosa, si sabes lo que quiero decir”.

El desafío más importante al que el dúo se ha enfrentado durante estos años de ascenso meteórico es “mantenernos fieles a nosotros mismos, ser honestos con lo que hacemos, sin ninguna otra filosofía de vida que esa, y creo que hasta ahora lo hemos conseguido”, dice Scally.

Es evidente que el éxito es un arma de doble filo para ellos, ya que parecen no poder evitar esquivar la cuestión sin recurrir al sarcasmo. “Ná”, nosotros estamos en lo más alto, lo vemos todo desde ahí”, o “lo único que nos queda por hacer es un anuncio de pizza con pepperoni, si tenemos suerte lo conseguiremos”, son algunas de las perlas a las que sacan brillo en esta entrevista.

Como casi siempre ocurre con los músicos, lo mejor es conocerlos a través de sus canciones, piezas llenas de emoción que, “mientras están en proceso de composición, son como globos flotando en una habitación, chocando unos con otros hasta que cada uno encuentra su sitio, y entonces ya tenemos un disco”, describe Legrand. Peculiares, estos muchachos.

PUBLICADO POR NACHO SERRANO EN ABC

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Ir a Arriba