Crítica – ROBE “Lo que aletea en nuestras cabezas”

por

robeGénero: Rock, Folk
Sello: El Dromedario

9 / 10

El alma mater de Extremoduro debuta en solitario en un disco puente hacia nuevas aventuras sonoras, tratando de ampliar los horizontes musicales hasta ahora explorados, rodeado por estupendos músicos extremeños (desconocidos a nivel masivo), si bien este plástico peculiar se nos antoja la segunda parte, más melódica e intimista de “Para todos los Públicos”…

El Mesías Carismático del Rock Transgresivo vuela alto en su pretensión de sobrepasar sus barreras musicales. Superados los complejos, llegada la espléndida madurez, parece que Robe Iniesta quisiera convertirse en el nuevo Antonio Vega. Como el Alcaudón que protagoniza la portada, picotea en diversos nidos melódicos en pos de la reinvención de una carrera artística. Con guitarras menos desaforadas que las protagonizadas por Iñaki ‘Uoho’ Antón, mecido en un mar de cuerdas se presenta “De manera urgente”, lanzando “Un suspiro acompasado”, recordándonos a Iván Ferreiro en esa “Nana cruel”, testigo de lo cabeza abajo que anda el planeta últimamente. En ese sentido, Robe decide ponerse el mundo por montera, violines, saxos, clarinetes… y lo que haga falta para reinventarse musicalmente, como un camaleón con querencia progresiva y sinfónica, también pop, que ya no disimula ni se anda con medias tintas…

Pero por encima de los artistas y sus extravíos, siempre prevalecen sus canciones, y aquí las composiciones son muy buenas, podemos asegurarlo. “De manera urgente” se aproxima al mejor Enrique Morente de “Omega”, aquel maravilloso álbum de fusión astral que protagonizara junto a los granadinos Lagartija Nick. Una canción sideral que nos recuerda demasiado a “Si te vas” del denostado “Material defectuoso”. Hace bien ROBE en publicar estas canciones fuera del nido de Extremoduro; de otro modo los más puristas ya le estarían lapidando, con la excusa de que Iniesta se ha reblandecido mucho últimamente. Jodido mundo este, el de los Talibanes, Ayatolas, Arzobispos, Imanes, Rabinos y demás ralea. Siempre guiando al rebaño para que no se pierda ni caiga en las mundanas tentaciones. La adoración del becerro de oro versus el despertARTE de la conciencia. Lo que permanece inmutable es la poética personal e intransferible de nuestro protagonista, como ponen de manifiesto perlas del calibre de “Por ser un pervertido” o “Contra todos” donde también se aprecia el ramalazo de Albert Plá, otro genio incomprendido y con acrisolado universo personal a sus espaldas. “Al camino recto, por el más torcido, vengo directo a hablar contigo de nuestros defectos constitutivos…”.

San ROBE se busca nuevos apóstoles para predicar el evangelio del ROCK TRASGRESIVO en su particular herejía intimista y acompasada. Como un “Guerrero” indómito, los mercaderes ocuparon su templo y le aplicaron ley de radio difusión masIVA, pero el librepensamiento más indómito sigue siendo todavía su estandarte, mientras Lorenzo González (guitarras,voces), David Lerman (bajo, saxo, clarinete), Alber Fuentes (batería), Alvaro Rodríguez (teclados, acordeón) y Carlitos Pérez (violín) tratan de obrar el más difícil todavía, y multiplicar el milagro de los panes y los peces. El Mesías se lanza a tumba abierta por el camino de “La Ley Innata”. La cara oculta de los deseos incumplidos aletea en nuestras cabezas y el brillo lunático de esa semántica indomable deslumbra una vez más.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

 

Ir a Arriba