Crítica – SUBESTIMADOS “(S)”

por

subestiGénero: Rock

Sello: Noise & Flames Records

7 / 10

El quinteto madrileño de street punk publica su tercer elepé confiando en que la experiencia acumulada desde hace una década les sirva para ascender a la primera división del género y codearse con las bandas que les sirven de referencia y lograr de este modo hilvanar una carrera no exenta de dificultades.

Subiendo un escalón en cuanto a canciones y producción se refiere, Subestimados confían en engancharse al vagón de cola del negocio musical, un furgón desastre que pueblan bandas emergentes como Censurados, No Konforme, Desakato… en un mundo tan arduo como depredador. Si el patio está complicado para los grupos nuevos de rock urbano (que pueblan la escena ‘underground’ como setas en el otoño), para las bandas con etiqueta ‘punk’ la aventura se antoja casi suicida, una escarpada y sufrida ascensión les espera.

“Comienza un nuevo día”, “A las puertas del cielo”, escalando posiciones con un ritmo trepidante, inasequibles al desaliento, deseando que cambie “El engranaje” de una industria musical en franca descomposición. Con el descaro y la “Insurgencia” por bandera, estos muchachos tratan de derribar los muros y conquistar la Bastilla con su particular “Revolución”.

Afiladas melodías y letras descaradas como piolets clavándose en la roca, les sirven de sustento. “Tú, la reja, la distancia y yo” es la medida del duelo, mientras observa “El guardián de la noche”, el brasa que habita en los infectos tugurios de la madrugada, y te hace un estrecho marcaje mientras pretende levantarte el cubata (o la piva) al menor descuido. Con descaro y toneladas de voluntariedad rema este quinteto contra el frío desconsuelo de los criminales tiempos que corren: “Puedo con todo” quieren transmitirnos, batiéndose en singular batalla contra la realidad circundante como Sísifo contra la montaña o el Caballero de la Triste Figura contra los Molinos de Viento. Agárrense que vienen curvas. Nunca un título fue tan explícito: S de Subestimados.

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*