GUADALUPE PLATA sube el ritmo y no te deja escapar (crónica del concierto de 10 de abril + LOS WALLAS)

por

Los de Úbeda presentaban un discazo de toma pan y moja, un tercer LP que ha dejado más que satisfechos a aquellos que después del primer flechazo estaban esperando algo que removiera este pastel rico en blues.
Las líneas de Paco al bajo se han renovado sutilmente para que rodillas y cuellos vuelvan a enloquecer a su ritmo, como se ve en el Paso del gato, Jimena ha subido el beat, y Pedro, qué decir, un día de estos amanece hecho guitarra. La mejor noticia es que los Guadalupe llenaron la sala But, y es que una vez que los has visto no te los quieres perder porque sus conciertos son sublimes, exquisitos.

El empaque que tienen en sus directos está reservado a los mejores.  Sonaron temas de todos su trabajos, como Demasiado del LP de 2013 y las ya míticas Jesús está llorando, Lorena o Gatito de su primeras  grabaciones, pero destacaron nuevas canciones como Calle 24,  al ritmo de una persecución callejera, mecha corta con matices folkie y Hoy como perro. Siguen sacando un sonido pegajoso con letras pegadizas, y ahora un poco más acelerado, por si las moscas, para que no te escapes.

Los buenos de los Wallas abrieron la noche con su carisma de siempre, y ahora lo hacen con un nuevo miembro a las teclas que a primera impresión parece encajar sin romper lo anterior y dando más base a las líneas musicales de los temas. Intuimos que estarán preparando una nueva grabación con los nuevos temas que pudimos catar el viernes, unos caribeños, otros más punkis, y especialmente esta copla de aquí abajo, que, a no ser que sea una versión que no identificamos (el caso es que nos parece haberla esuchado antes), los encumbra como unos verdaderos maestros de la artesanía sixtie en la composición de canciones (¡y de ejecución! sólo hay un fallito de goliat en lugar de plato, jeje). Así que ya os avisaremos de cuándo hay nuevo (primer) disco.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

 

Ir a Arriba