SGAE: Impugnan la candidatura de Warner y surge un nuevo candidato para hacer frente al “rodillo” de las multinacionales

por

El Colegio Editorial de la SGAE, gobernado con mano de hierro por las Multinacionales (Warner, Sony, Emi, Peer, Universal), tiene a partir de hoy un inesperado contrincante: el EDITOR INDEPENDIENTE. La editorial PA RUMOR, propiedad de José Luis Rupérez, ha presentado hoy un programa para hacer frente al ‘rodillo’ de las Editorales de la grandes Compañías discográficas.

El programa propone una refundación del Colegio Editorial, que acabe con los abusos y con los privilegios que las editoriales extranjeras tienen en la Sociedad de Autores en las últimas décadas.

En esa línea de denuncia, RUMOR y otros editores independientes, autores de pequeño, gran derecho y audiovisual; presentaron ayer ante la Comisión Electoral de la SGAE la impugnación de la candidatura de Warner, Emi y Peer Music, por superar los dos mandatos consecutivos -algunos ya van por cuatro- en los órganos de dirección, práctica prohibida expresamente en el articulo 50 de los Estatutos.

En su programa, Rupérez propone diez medidas de regeneración, entre las que se encuentran garantizar la recaudación por la explotación de las obras en Internet, la transparencia en el uso del repertorio (cuya identificación ahora se realiza mediante sondeos), el reparto por el criterio de explotación efectiva de las obras, y la defensa de cuotas de emisión para los autores españoles e iberoamericanos, en los canales de TV, radio e Internet; tal y como existe en el otros países de Europa.

La SGAE ha visto como sus ingresos han ido cayendo año tras año, así como su capacidad de influencia y poder de decisión en ámbitos clave para el colectivo que representa. A modo de ejemplo, ha estado ausente en grandes batallas como la de la Ley de Propiedad Intelectual aprobada en octubre pasado, y está siendo arrinconada por la industria discográfica en el modelo de Gestión Colectiva. Además, carece de propuestas para reclamar a los operadores los usos que hacen por la llamada “copia provisional”.

En el controvertido asunto de la Música en televisión, el candidato propone llegar a un acuerdo con los usuarios -las editoriales de las televisiones-, para conservar las ventanas de emisión que se abrieron hace unos años a los autores nacionales e iberoamericanos, y hacerlas converger con el modelo de otros países europeos: franjas, limitación en el uso del repertorio propio de las televisiones, promover a los nuevos autores en las cadenas públicas y crear una comisión de expertos para el registro de obras.

Según asegura Rupérez, los Editores Multinacionales que se presentan a estas elecciones, lo hacen sin un programa, ni propuestas para sacar a la Sociedad del marasmo en la que se encuentra, lo que refleja su ausencia de compromiso con el colectivo al que representan.

A su juicio, “es de nuevo el momento de que los INDEPENDIENTES, planten batalla a la impunidad con que las MULTINACIONALES, tanto discográficas como editoriales, han venido imponiendo su ley en la SGAE, especialmente desde los primeros años de esta década”. “Nos encontramos de nuevo en un escenario parecido al de los años 80’s –añade-, cuando el pop español dio lugar a multitud de pequeños sellos indies, tales como Dro, Twins, 3 cipreses, RqueR, Nuevos Medios o Gasa; y que pusieron del revés la industria discográfica y editorial conocida hasta ese momento”.

Autores como Miguel Ríos (en la ultima asamblea de la SGAE celebrada el pasado 26 de enero), han propuesto expresamente la salida de los editores de la Sociedad. Eso, o refundar el Colegio Editorial, parece que es la única salida que, según el candidato INDEPENDIENTE, le queda a la SGAE para conservar su espíritu fundador; el de aquellos autores que como Sinesio Delgado, Vital Aza o Chapí, les llevó a enfrentarse contra el editor y extorsionador empresario Florencio Fiscovich, quien con sus practicas mafiosas a finales del siglo XIX, consiguió la inesperada unión de los autores y la creación de lo que fue la primera Sociedad de Autores de España.

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*