Entrevista con Toundra: “La música nació alrededor de un fuego para entretener, no para caer en el pasotismo”

por

TOUNDRA-ABC3Hacía mucho, mucho tiempo que una banda nacional de rock instrumental daba la campanada. Si no ha ocurrido antes por algo será, pero eso ya ha cambiado con la llegada de este cuarteto a escena. Su tercer disco los encumbró como unas de las bandas más prometedoras del pasado año, y ahora, eso se ha notado a la hora de presentar el siguiente, «IV», un álbum editado por el potente sello alemán Century Media y que será presentado en la capital no con uno, sino con dos conciertos en Joy Eslava (miércoles 28 y jueves 29, entradas aquí), ante el rapidísimo «sold out» conseguido para la primera fecha. Aquí en su web tenéis el resto de fechas e info.

– ¿Cómo se os ha quedado el cuerpo con la “obligación” de tener que dar otro concierto en Joy Eslava?
Esteban Girón: Es un placer, no una obligación. Es cansado ver a grupos que se cansan de decir lo mal que está todo, lo difícil que es… es muy difícil, muy laborioso y un camino muy largo que parece a veces una diáspora… pero lo difícil para nosotros sería no tener gente con la que tocar y no tener un grupo. Por lo menos por ahora. En definitiva nos sentimos agradecidos y afortunados. Suena a tópico / típico, pero es así.

– Desde “I” hasta “IV”, como es lógico, se nota un considerable crecimiento técnico. ¿Diríais que ahora tratáis de desafiar vuestros límites más que nunca? ¿A veces uno tiene que cortarse pensando en el directo? Ya sabeis… el típico “para hacer esto luego…”
Esteban: Diferenciamos en cierta manera el directo del disco. La composición parte de la base que tocando sólo los cuatro tiene que funcionar. Si no algo falla y no es Toundra. Luego escuchas las demos, le das a la cabeza y surgen ideas para el estudio para enriquecer los discos y hacer que no se queden encasilladísimos en un estilo u otro. Eso nos horrorizaría. No sé si ahora tocamos mejor. Ahora soy incapaz de tocar cosas que tocaba con 16 años…

– Creo que vuestras canciones nacen sin nombre, y se lo ponéis una vez ya está completamente niquelada. Mientras tanto, para guiaros en los ensayos, ¿utilizáis aquello de ahora “la cañera”, “la superheavy”, “la espacial”…?
Esteban: Más que “motes” de ese tipo, le asignamos nombres por bromas que surgen en el local cuando estás componiendo. Muchas veces ese nombre final tiene su origen en la broma y otras veces no tienen nada que ver. En este disco creo que hemos sido más democráticos que nunca en cuanto a poner nombres a los temas.toundra2

– ¿Buscáis un concepto que facilite de alguna manera la creación de atmósferas determinadas que hagan identificable a cada disco en pocos segundos? ¿Qué importancia ha tenido el “kitsuné” en ese sentido? ¿Podéis explicar brevemente qué significa y cómo surgió su conexión con “IV”?
Esteban: Todo viene del color rojo, tan necesario en estos tiempos. Del rojo nos fuimos al fuego, al zorro, al incendio… investigamos, buscamos en la mitología y encontramos el mito de Kitsune. Cuando estás 6 meses centrado exclusivamente en componer un disco y darle unidad al final terminas cerrando el círculo. Creo que nos ha quedado bonito esta vez por fin.

– ¿”IV” ha sido muy de pre-producción, o la grabación en sí dio muchas ideas para desarrollar en el propio estudio?
Esteban: No somos lo suficiente buenos como para permitirnos el lujo de ir al estudio sin todo machacado. Vamos con todo ultra maquetado y pensado. El estudio y Carlos Santos y Santi García, nuestros productores (sobre todo) te dan la capacidad de poder importar cosas que anteriormente en la pre producción no se podían. Algunas se quedan y otras muchas se desechan.

– ¿Por qué se produjo y cómo ha afectado el cambio de formación que hubo en 2013? ¿Hubo algún momento de no verlo claro antes de anunciar al nuevo miembro?
Esteban: Víctor se fue del grupo por motivos personales. Quería descansar e irse a vivir a otra ciudad. Ahora le vemos mucho más feliz que antes y no podemos alegrar más por él. Personalmente soy de naturaleza insegura… cuando vi a Álex y Alberto tan seguros de querer seguir, entonces fui el primero en saber que teníamos que hacerlo. Tener a David en el grupo es una bendición en la parte musical y en la parte personal. Estamos viviendo un momento muy dulce y hay que saborearlo.

– Vuestra concepto de la música está muy basada en el concepto de libertad, ¿me equivoco? La pregunta puede parecer una boutade, pero creo que muchas bandas terminar presas de sí mismas, consciente o inconscientemente…
Esteban: Para mí no hay otra manera de vivir que siendo libre. Haz lo que quieras, pero lo que hagas disfrútalo. Sólo así se puede ser libre en la vida y en la música. Eso y trata a los demás como quieras que te traten a ti.TOUNDRA-ABC

– ¿Pero también libertad para en un momento dado, poner a alguien a cantar? ¿O eso es un principio inmutable?
Esteban: No sabemos cantar así que es algo que no nos podemos permitir ni podemos ponerlo sobre la mesa. Hace un año grabamos una versión de The Mars Volta con Maika Makovski y quedamos impresionados y envidiosos. En principio no podemos cantar… así que no lo vamos a poder hacer.

– ¿En qué trabajais cuando no estáis dando caña con Toundra? Por lo que sé, debéis necesitar días de 30 horas…
Esteban: Alberto es programador informático, Álex trabaja en una asesoría, David es abogado y yo trabajo en una distribuidora musical llamada Gran Sol. Somos afortunados de tener claro que esto es muy importante para nosotros. Se hacen sacrificios pero al final siempre merece la pena.

– Sé cómo las gastáis en vivo porque os he visto, pero ¿qué puede esperar de vuestro directo alguien que no os haya visto nunca? Quiero decir, con esta música uno podría pensar que el músico cae en el “mira-pies” sin darse cuenta… ¿o trabajáis la presencia escénica?
Esteban: La primera vez que giramos por Alemania, nos dijeron que, de lo mejor que teníamos, era que no estábamos tranquilos mirándonos a los pies, sino que se trataba de una propuesta enérgica y que no parábamos quietos. No trabajamos la propuesta más allá de dar un concierto continuado y que recorra los puntos de nuestros cuatro discos que queremos recorrer. Es aburrido ver a tanta propuesta musical aburrida “porque sí”. La música nació alrededor de un fuego para entretener, diciendo X o Y, pero no puedes caer ni en el pasotismo ni en la repetición.

– ¿Cómo llevais al directo temas como “Viesca”, tan orquestados?
Esteban: Llamando a amigos y pidiéndoles ayuda. Para músicos clásicos, músicos de verdad es muy sencillo. La verdad es que nos rodeamos de gente de lo más amable.

– Vaya tela “Qarcom”… tenéis la impresión de haber alcanzado cotas que hace poco os parecían inimaginables?
Esteban: Gracias. Es, creo, mi canción favorita de Toundra. No lo sé si inimaginables porque, suena pretencioso, pero es mejor no imaginar… para así ni ponerse expectativas ni barreras. Esta canción la comenzamos a componer y en ningún momento nos pusimos un fin previsto… de repente llegamos a los 10 minutos y no nos habíamos dado cuenta. Creo que fue un punto de inflexión en la composición del disco. A partir de aquí todo fue muy rodado.

También he leído por ahí que por ahora, no contempláis vivir de esto exclusivamente. Pero igual la realidad os da una buena sorpresa… imagino que aunque con precaución, haréis vuestros planes mentales en caso de que suceda algo que exceda vuestras expectativas, ¿o no?
Esteban: De momento reinvertimos los beneficios en gastar más dinero en el grupo y de momento está bien así. Si algún día podemos repartirnos algo nos daremos algún capricho. Somos felices con poco, la verdad. Ojalá que si algún miembro del grupo pasa por algún mal momento económico, se le pueda ayudar con lo que genera este.

– Cuando grabáis un nuevo disco ¿le dais un repaso a los anteriores para revisar detalles en los que en su momento pensasteis investigar más, etc…?
Esteban: La verdad es que no hace falta en un principio.. porque llevas muchos meses tocando esas canciones. Lo que sí que me ha pasado con este es que he escuchado en muchos años el (I) y el (II) y recuerdo poco de esa época en términos de “qué estaba viviendo en aquel momento personalmente”. Estaría my bien vernos con 21, 23 y 25 años haciendo (II). Sería divertido.

– ¿Cómo es tratar con Century Media, un sello que es casi un océano de grupos?
Esteban: Fácil, sencillo y rápido. Tienen a una persona aquí encargada del sello que traba unaas 23 horas y media al día. Si no hubiese sido así, no podríamos haber firmado.

– Perdona que esa pesado y hable oootra vez de lo de “post-rock”, que no os gusta mucho. A mí es que directamente no me dice nada, aunque se haya institucionalizado en el periodismo… ¿alguien os ha explicado alguna vez qué significa, o lo habéis debatido entre vosotros? Con el post-punk se entiende un poco por el rollo tan efímero que tuvo el primer punk, pero… ¿Hay post-pop, post-death?TOUNDRA-ABC2
Esteban: Sí, con 18 años me dijeron “post rock es Mogwai”. Muchos años después un amigo te pasa grabaciones de John Fahey de los 70 y dices “esto es post rock, hecho con una guitarra y los dedos de la mano derecha”. Las etiquetas son instrumentos para el mercado discográfico. Necesarios, pero no para la creación.

– Por un lado pienso que las etiquetas son cada vez más importantes en esta época de prisas y saturación de información, pero por otro… creo que teniendo todo el mundo la posibilidad de escuchar con un click, no tienen ningún sentido… ¿cómo lo veis?
Esteban: Es peligroso este “aquí y ahora, ya!” que estamos viviendo… en todos los sentidos. Acaban de matar a un opositor del gobierno argentino y estamos ya pasando a otra cosa. Cosas como esta quedaron grabadas en a historia del siglo XX y el siglo actual no nos permite analizar los hechos y el por qué. Esta saturación está programada.

– ¿Algo importante que queráis añadir?
Esteban: Pues que muchas gracias por tu entrevista y que ha sido un placer responder a estas preguntas ajenas al “sota, caballo, rey”.

AMPLIACIÓN DE LA ENTREVISTA PUBLICADA POR NACHO SERRANO EN ABC

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*