Un pequeño paso para el garaje, un gran salto para HRB (crónica de Los Derrapes Locos, el I Festival He Reunido a la Banda en la Sala El Sol, 6/09/14)

por


Ha pasado más de una semana pero los recuerdos son, ya, imborrables. Un escalofrío nos recorre al revivir una noche llena de grandes amigos, enormes sonrisas y abrazos canallas. Reunimos a tres de las mejores bandas que serpentean el suburbano madrileño: Los Dark Colours Since 1685, Los Wallas y Biznaga. Allí, bajo tierra, nos invitaron a montar una noche fuera del control policíaco de la superficie. Allí, ellos son los dueños y señores.

festi3Cargados con sus armas de movimiento masivo hicieron temblar cervicales, caderas y conciencias, respectivamente. El garage pesado de TDCS 1685 rompió el hielo mientras algunos aún cargaban las baterías por bares y callejuelas, “ahora llegan los colegas”. Probablemente eran la banda más desconocida de la reunión, pero por las caras y bailoteos de los que iban entrando en El Sol se vio que este combo surgido del colectivo Delta de la facultad de Teleco sorprendió muy gratamente. Combinan el espíritu setentero con pinceladas frescas del Rock&Roll actual, los solos de guitarra con la marcha pesada de un pelotón. El sudor de Pedro, los saltos de Nico y la energía de Abel fueron esa cerveza bien fría que toda buena fiesta necesita.

En ese momento descendió por las escaleras la vaca rockera, sin saber que Los Wallas le tenían guardada una sorpresa a ritmo del mítico Pushin’ Too Hard de los Seeds (rebautizado como “Demasiada presión”) como colofón a su despedida de soltera. El concierto de los Wallas fue redondo, desengrasando nuestros cuerpos con pogos fraternales que fueron el mejor signo de que la primera fiesta HRB estaba funcionando a la perfección. Abrieron el bolo con su nuevo single, Otro Color, e irremediablemente el buen rollo inundó El Sol, iluminando las olas que se dirigían a La Playa. En este nuevo trabajo Los Wallas vuelven a su estilo más oscurete y salvaje de su EP Caimán, con el tema Tiburón. No es casualidad que telonearan a Wau y Los Arrrghs!!! hace unos meses, y es que es una de las bandas que más adeptos está ganando en la escena de la psicodelia nacional. Y a pulso se lo están ganando.Festi2

Antes de pasar a Biznaga hicimos la entrega de los premios HRB, unas acuarelas a cargo de nuestra amiga Juana García, y es que en HRB no nos conformamos con el típico diplomita, queremos dejar un recuerdo para que cuelguen los grupos en sus locales de ensayo.

Cerveza rápida y al lío. Biznaga está cosechando premios y menciones en revistas y blogs como uno de los grupos emergentes más destacados de la capital, y ha sido un placer contar con el apoyo de su sello, Holy Cuervo para la organización de este primer festival. Pronto darán cera a su nuevo trabajo en el Rock Palace, el día 27 junto a Futuro Terror y Juventud Juché, cita que no nos perderemos.

El descaro de su LP Centro Dramático Nacional ha contagiado a muchos nostálgicos del punk español de los noventa, pero sobre todo ha ocupado un espacio que estaba algo olvidado y vacío con tanta indie-plaga. En directo cierran los temas con la precisión del estudio y lanzan palabras como cuchillas a la diana del desasosiego actual. Seguro que a Fernando Pessoa sus letras le servirían de inspiración. Con un sonido más limpio que otras veces Biznaga cerró los conciertos en la Sol con la peña bailoteando a gusto a ritmo de rimas castellanas, que buena falta hacía un grupo con los cojones tan bien puestos.

Con las moléculas de alcohol bien digeridas nos dirigimos al Würlitzer Ballroom para seguir liándola hasta bien entrada la madrugada, encargándonos de pinchar una pequeña parte del universo musical que ha alimentado a HRB.

Muchas gracias a las tres bandas por participar en este primer festival y a todos los que asististéis. Avisamos que para febrero tenemos pensada una vuelta al ruedo…

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

 

Ir a Arriba