Entrevista con M-Clan: “Si eres medianamente normal, enseguida te das cuenta de que lo de ‘estrella del rock’ es una falacia”

por

MCLANRecuerdo una entrevista con Carlos Tarque hace ya más de un lustro, en la que me decía… “con todos los respetos para Estopa, creo que los fans de M Clan saben de música bastante más que lo suyos”. Y ahora me pregunto qué habrán hecho mal M-Clan para, después de veinte años de rock sobre los escenarios, encontrarse con esta lista de “artistas similares” en Spotify: El Canto del Loco, La Oreja de Van Gogh, Jarabe de Palo, Maldita Nerea, Antonio Orozco… y Estopa. ¡Ay, qué dolor! Tarque, un tipo honesto casi cien por cien -nadie lo es-, ha reconocido varias veces que en algún momento se “vendieron”, que “Carolina” le toca mucho los cojones… pero encaja cualquier golpe sin inmutarse, porque ya se los dio él mismo en su momento y seguramente se haya atizado más fuerte de lo que nadie pudiera atizarle. Por su carácter, por su oficio, su técnica, su seriedad, sus ganas, M Clan no podían quedarse en el subsuelo, y aunque hayan tenido que pagar un precio, ahí tienen en sus manos eso con lo que soñaban al fundar la banda en 1993: el éxito, el respeto y la admiración. Este fin de semana celebran su 20 aniversario con dos conciertos en el Price, que quedarán registrados en un CD+DVD.

Vuestro éxito no os abrió puertas sólo a vosotros, sino a otras bandas que ya empezaban a tirar por una onda parecida. En los 90 había muchas menos ¿no crees?
Bueno, pienso en Eldorado, que se mantienen en el underground, o en Los Zigarros, que no digo que nos copien pero sí beben mucho de lo que nosotros hacíamos y del rock español… Sol Lagarto ya no existen, 69 Revoluciones… y hay un montón de grupos nuevos que escucho sus maquetas y sí veo ciertas referencias a la hora de cantar.

Los seguidores de mi web van pensar que me estoy poniendo pesado pero… ¿has escuchado lo nuevo de Julián Maeso?
Sí, ¡bueno no! Escuché “Dreams are gone” pero no el nuevo. Como hemos estado ensayando mucho, acabo destrozado y ni siquiera puedo escuchar más música al llegar a casa. El nuevo de Julián es asignatura pendiente sin duda, además porque es amigo, le admiramos, es muy bueno. “Dreams are gone” parece hecho en el ’72 con Eric Clapton. Tiene mucho talento y nosotros le queremos mucho.

Pues es flojo en comparación con el nuevo.
Es que “Dreams are gone” en realidad era un poco irregular, tenía cosas muy buenas, buenísimas, y otras que no lo eran tanto.

Y el disco en directo que vais a grabar vosotros en el Price va a ser tremendo, con esos invitados: Fito Cabrales, Miguel Ríos…mclan2
También El Drogas, Alejo Stivel, Ariel Rot, Los Guasones, una banda argentina con la que estamos haciendo un intercambio… Son buenos, cubren un hueco que puede gustarle a mucha gente. Y habrá alguna otra sorpresa.

¿Y el despliegue logístico para el DVD va a ser tan espectacular como el elenco?
Hombre, el Price no es el estadio Azteca, no vamos a llevar 45 cámaras ni nada de eso… aunque en realidad no sé que estoy diciendo, ¡jaja!, porque es la compañía la que se está encargando de todo eso.

Que se agotaran tan rápido las entradas para los dos días, ¿ha sorprendido o no?
Yo creo que han influido dos cosas: primero, los fans no quieren perderse esta cita, no hay muchas bandas de rock español que cumplan veinte años, y segundo, que las entradas tienen un precio increíble. El Price es caro, muy caro, y lo normal hubiera sido ponerlas a 35 euros, no a 22. Hacer dos días es también para cubrir gastos, no sólo para que no haya tantos fans que se queden sin disfrutarlo, que por supuesto también.

¿El año que viene estaréis ya con nuevo disco? Ya han pasado dos desde el último…
Hay ideas, no sé si para 2015…. pero hay ideas concretas, que ya veeremos si se difuminan o no… pero darían para un disco guapo, muy bueno anímicamente. El grupo está mucho mejor que hace ocho años, notamos que la cosa está muy viva.

El personaje Carlos Tarque tiene mucha presencia en lo que es el imaginario rock español.
Quizá… lo que no se puede ser es quien no se es. yo huyo un poco de eso. El personaje lo hace más el público que uno mismo. Si te vuelves esclavo de un personaje, la has cagado de por vida. Yo no tendría cojones para meterme en ese berenjenal. Hay quien vive de eso, pero nosotros no somos así, confiamos sólo en nuestra música y en nuestra energía. El personaje me la suda.

Se puede usar la música para decir algo de quién eres, o para convertirte en otra persona.
Sí… Al principio, cuando empiezas en un grupo, a lo mejor sí hay algo de eso, de tener ese sueño de convertirte en una estrella del rock y tal. Pero a medida que vas desarrollándote como artista y como persona, y vas viendo cómo son las cosas, si eres medianamente normal te das cuenta de que todo es una falacia. Y te dedicas a contar lo que sientes, y a procurar hacerlo de manera que los demás empaticen con ello. Además, lo que no es fluido y natural, se nota mucho sobre un escenario. Si fuerzas esa máquina se te rompe todo el invento.

En resumen, ha costado lo suyo llegar hasta aquí…
Al principio nuestros fans eran 60 o 65, no más. Éramos un grupo difícil de ubicar, que hacía algo que nadie más hacía. Queríamos triunfar, ser los únicos, los mejores, los Black Crowes españoles, algo nuevo en este país. Y queríamos vivir de esto. Si eres muy underground, y permaneces ahí, es muy difícil mantenerse. Yo admiro a los que lo hacen. Pero puede ser asfixiante, es algo que puede acabar con una banda.

Hace poco, un lector de HRB dejaba un comentario diciendo que era amigo tuyo de pequeño, y que ojalá siguieras siendo ese tío callejero que eras. Contaba que siempre entrábais a los McDondals a mear, y que decías “¡Joder, aquí se mea como en América!”. Firmó como “El Beibe”.
Hostia puta, hace 30 años que no le veo, era un colega de Alcantarilla, un heavy medio delincuente. En los 80 Murcia era como Argelia, era un sitio en el que comprarte una chapa de AC/DC se convertía en un hito histórico. Aunque suene a leyenda de la posguerra, era así. Por eso valoramos todo tanto, haber salido de ahí es la hostia. A ver, tampoco pasamos hambre ni nada, pero coño, que entendimos el valor de las cosas. No era un McDonalds, era un Burger, lo recuerdo perfectamente… “Aquí se mea como en América”… ¡jajaja! Menudo macarra estaba hecho.

AMPLIACIÓN DE LA ENTREVISTA PUBLICADA HOY EN ABC

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

 

Ir a Arriba