Entrevista con MACEO PARKER: “El funk es como un Mardi Gras: sudor, lujuria y sinceridad”

por

maceoo“Bi-dibi-dibap, bi-dibu-dibap”…. La profundísima voz de Maceo Parker canturrea sin parar desde el otro lado del teléfono. “Dibidibí-dibibá.. pa-da-pa, pa-da-pa-pa.”. Así son algunas de sus respuestas cuando se le pregunta por aquel concierto mítico, aquella canción inolvidable, dando la razón a esa frase de Frank Zappa: “Hablar sobre música es como bailar sobre arquitectura”. El gran Maceo está más cómodo cuando el lenguaje son notas y no palabras, cuando manda la emoción y no la lógica.

El músico viene para “demostrar una vez más quién es Maceo Parker, y qué ha hecho a lo largo de su vida”, lo cual se traducirá en un repertorio que viajará a través de cinco décadas de funk, desde sus comienzos a principios de los sesenta hasta sus discos más recientes, pasando por sus etapas conJames Browny George Clinton, sin olvidar algún homenaje al cancionero de Marvin Gaye y  cómo no, su mayor ídolo, Ray Charles.A1-34473751.JPG

“Son piezas intemporales, que transmiten todo el esplendor del funk”, asegura Parker, un tipo que ha pasado mucho tiempo a la sombra de grandes figuras (Brown dejaba que sus JB’s se lucieran lo justo para no quitarle protagonismo, por ejemplo), y que ahora no duda en ponerse en valor. “Toco muchas canciones de James Brown porque gran parte de esa música es mía”, asegura.

No reniega en absoluto de las enseñanzas aprendidas del King of Funk, pero sí cree haber construido una personalidad propia sobre el escenario. “Sí, de él aprendí a mantener la energía en el público durante todo el concierto, pero con el tiempo me ha empezado a gustar cada vez más jugar con las dinámicas, creando interludios de calma, de tranquilidad, que también pueden ser muy disfrutables”.

Su lema es «98 por ciento funk, 2 % jazz», pero ha recibido el Lifetime Achievement Award (algo así como Premio a Toda Una Vida) del Victoires du Jazz parisino. «Me ha dado mucha fuerza y motivación, ha sido una bendición», asegura el saxofonista, que dice encontrar su energía en el público. “El funk no es solo música, para mí es una palabra que significa un sentimiento, la esencia de la vida. Es la sensación que se tiene cuando uno sabe que la fiesta va a empezar, que es hora de mover el culo. Es como el arranque de un Mardi Gras: sudor, lujuria, diversión, sinceridad y respeto”.

Madrid Inquieta
MACEO PARKER, La Riviera, Miércoles, 26
AYO, sala But, jueves, 27
KEZIAH JONES, But, 24 de abril
UTE LEMPER, teatro Nuevo Apolo, 27 de abril
RICHAR BONA, But, 10 de mayo
ASAF AVIDAN, teatro Nuevo Alcalá, 12 de mayo
THE JON SPENCER BLUES EXPLOSION, Joy Eslava, 23 de mayo.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*