Crítica – SÔBER “Letargo”

por

sober_letargoGénero: Metal
Sello: Warner
/ 10

La banda madrileña capitaneada por los hermanos Escobedo vuelve a la carga con su sexto elepé de estudio, un plástico que trata de retomar la senda de sus elepés más exitosos “Paradyso”(02) y “Reddo”(04), si bien su anterior capítulo, “Superbia”(11) dejó un excelente sabor entre los aficionados al género.

Más lívidos y heroicos que nunca, SOBER ya han acuñado un sonido propio, pese a quien pese. Con este nuevo trabajo, tratan de encontrar su propio “Mañana” (los pasos a dar en su particular caja de sueños) y superar así un cierto “Letargo”, la atonía que nos invade en una industria (y un país) en franca recesión, pese a los cantos de sirena que proceden de los afilados acantilados del poder. Como Ulises en su viaje trascendental a lo desconocido, encontramos al cuarteto madrileño “Encadenado” al mástil en plena tormenta, buscando su propia “Afrodita”, para mantenerse en todo lo alto una vez saboreadas las mieles del éxito. La diosa de la belleza hace un guiño a su homónima del placer y la lujuria en “Blancanieve”, quizás la tonada más resultona del disco y la que a la postre se ha llevado el gato al agua como estandarte y primer single de un álbum “Fugaz” que escarba en la odisea de una existencia vital, tan trabajada como trágica (dos compañeros de viaje, el batería Alberto Madrid, y el productor y teclista fallecieron en la travesía). Probablemente nos encontremos ante un elepé de transición, donde encontrar un cálido refugio como el oso que hiberna y facilitar así las cosas para una nueva gira, llegada la primavera. La rueda de la fortuna gira incansable una vez más, mientras ‘el destino une nuestro dolor’. Níveo planteamiento para superar los malos momentos, mientras la “Morfina” hace su efecto. El viento a favor del “Capricho” orquestal y multitudinario tendrá que esperar. Ahora toca una nueva y dura ascensión a cumbres donde reina el mal tiempo.

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

 

Ir a Arriba