Crónica del arranque del festival MADRID ES NEGRO

por

la Orquesta del Solar, David Montes, Astrid Jones y Javibi MartinUna gran celebración, así podríamos resumir lo que dio de sí el primer fin de semana del festival Madrid Es Negro. Sumándose a las celebraciones de los 35 años de la sala El Sol y coincidiendo con la publicación del número 50 de la revista Madrid En Vivo GO!, la cuarta edición del festival MADRID ES NEGRO arrancó el jueves con la habitual rueda de prensa en la FNAC de la plaza de Callao, seguido de un showcase del SR. ROJO, adelanto del concierto que dará dentro del festival el próximo viernes 21 de febrero.

Por la noche, en el cuartel general del festival, el Club Maderfaker de Malasaña tuvo lugar la fiesta de inauguración de la cuarta edición de MADRID ES NEGRO, con una sesión en vinilo, donde pasaron a saludar clientes, aficionados y amigos del festival.
El viernes se celebraban las más de veinticinco referencias publicadas en los últimos diez años del sello Vinilos Enlace Funk, la serie de singles que se editan conjuntamente con la revista Enlace Funk.

Para esa ocasión, se reunieron sobre el mismo escenario, Astrid Jones & The Blue Flaps que aprovecharon para grabar un video clip que en próximas fechas se estrenará, Pyramid Blue reforzados con un guitarrista y saxo estrenaron nuevos temas y, para terminar, la Orquesta del Solar pusieron literalmente patas arriba la sala con un fin de fiesta a ritmo de salsa dura en donde además hubo momentos mágicos: Astrid Jones se subió al escenario para interpretar con La Orquesta del Solar y a dúo con su cantante David Montes, una tremenda y salsera versión del clásico SUPERSTITITON de Stevie Wonder acompañados por el guitarrista de Pyramid Blue, Javibi Martin, un momento que a pesar de no haber sido ensayado reflejo el encuentro de músicos en una noche donde el Soul y el Jazz dio paso a los sonidos africanos y cósmicos para terminar en clave de tumbao africano y guaguancó.

Algunos decían que la gente de Madrid Es Negro son los más “punkis” de la ciudad y otros que nunca habían viajado en una sola noche hacia tantos rincones del Groove.
Sin el trabajo de José Lanot, segundado por todo el equipo de la sala El Sol, y la voluntad de todos los grupos habría sido imposible hacer realidad esta noche en donde se demostró que todos los géneros de raíz negra están unidos bajo el denominador común de este festival y que todos se pueden disfrutar por igual.

Al día siguiente en el Café Berlín había programada una noche que daría muchas sorpresas, el Trío de Diego Gutiérrez integrado por Javier Bruna -saxo tenor, Christian Pérez –contrabajo y Diego Gutiérrez –batería, dieron una lección del mejor jazz que se puede escuchar hoy en este país intercalando temas propios, versiones de clásicos del rock, transformando a los Meters en clave de jazz y poniendo el broche de oro con John Coltrane. Tras el concierto llenazo hasta bien entrada la madrugada con una sesión en vinilo donde absolutamente nadie paró de bailar a ritmo de boogie, funk, disco y una gotitas de salsa…para no variar!!!.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Ir a Arriba