Entrevista con CHRIS JAGGER: “Mick tiene mucha suerte de tener un hermano como yo”

por
chrisHace unos días estuvimos charlando con el hermano menor de Mick Jagger y con Javier Vargas, que compartieron escenario el pasado sábado en la sala Shoko Live. Vargas, el verdadero protagonista del concierto ya que presentaba su nuevo disco “Heavy City Blues”, sabía muy bien que no se puede competir en una entrevista a tres con su telonero, Chris Jagger. Es, salta a la vista (más o menos), el hermano menor del cantante de los Rolling Stones. Y tiene toneladas de historias que contar.
Él estuvo ahí en muchos momentos cruciales en el devenir del rock, y no vean cómo disfruta recordándolos -con una chris2forma de hablar extremadamente parecida a la de Mick, por cierto-. Así, de repente, cuenta que un día de septiembre de 1966 acompañó a su novia a casa de una amiga londinense, y allí había un americano mulato recién aterrizado en Inglaterra. Se llamaba Jimi Hendrix, y aún no había dado ni un concierto en la Pérfida Albión que le descubrió al mundo. “Era muy tímido, extremadamente tímido. Apenas hablé con él aquella primera vez pero luego fuimos grandes amigos”, cuenta Chris.
No es fácil entrevistar al “hermano de”. Se pierde en un mar de anécdotas y recomendaciones musicales, ante las que Vargas toma nota con atención. “Yo no le pregunto nada acerca de Mick”, dice Javier. “Creo que es un poco invasivo, no quiero molestarle”. La obligación periodística obliga a arriesgarse, y lanzamos la inocente pregunta de si se ven mucho, si Mick disfruta de las reuniones familiares. “Sí, sí”, contesta, para después cometer, quizá, una bravura delatando los planes de ocio del cantante rockero más buscado por la horda paparazzi.  “Ahora mismo está en un festival de música en La India que dura varios días, medio de incógnito”.
Ser hermano del líder de la banda de rock más grande del mundo tiene algunos inconvenientes. La sombra que se cierne sobre Chris es probablemente la más alargada del mundo del artisteo rockero. ¿Sabían que empezó a publicar discos en 1973, y que algunos no están nada mal? No, claro. Pero también tiene ventajas. Enormes. Como por ejemplo heredar el mítico Rolling Stones Mobile Studio. Ya saben, ese estudio de grabación móvil donde se registraron, ahí es nada, “Smoke in the Water”, “No Woman no Cry”, o discos prácticamente enteros de Led Zeppelin, Fleetwood Mac o Bad Company, además claro está de tótems estonianos como “Sticky Fingers” o “Exile on Main Street”. El propio Chris lo jubiló grabando sus discos mientras olía décadas de glorioso sudor y quién sabe qué más cosas impregnadas en sus paredes.chris3
Pero también supo montárselo bien por su cuenta, de hecho quién sabe qué hubiera pasado si hubiera fructificado su relación con Gram Parsons. “Sí, estuve a punto de hacer un disco con los Flying Burrito Brothers. Conocí a Gram en la mansión francesa donde se gestó el “Exile on Main Street”. Como sabes, además de Lennon, Terry Southern o Burroughs, Gram también andaba por allí, le invitó Keith. Se llevaban genial, incluso se disfrazaban uno del otro. Un día que mi hermano necesitaba mucha concentración, ¡jajaja!, ya sabes… me llevé a Gram a una habitación, cogí una guitarra y le canté “Hickory Wind”, su gran clásico. “In South Carolina, there are many tall pines…” (se pone a cantarla). Le encantó, hablamos sobre hacer algo juntos, y lo dijimos en serio. Luego él murió, claro. Pero aquel rato en Francia fue estupendo. Además, así mi hermano y los chicos pudieron concentrarse un rato”. Un detalle de amor fraternal, teniendo en cuenta la envidia y odio que sentía Mick hacia la buena y tóxica relación Richards-Parsons. Tal como dice el propio Chris unos segundos más tarde, “Mick tiene mucha suerte de tener un hermano como yo”.
Chris publicó su último disco, “The Ridge”, en 2009. Pero “ya está fabricándose” el esperado “Concertina Jack”, que ha sufrido mil y un retrasos. “Será más rockero”, promete Jagger. Vargas, excelso guitarrista que ha colaborado con los más grandes -una lista sería imposible aquí-, y que no se lava la mano derecha desde que se la dio a Chuck Berry- “fue cuando le conocí en los ochenta”, bromea-, cuenta que se conocieron por “un amigo en común llamado Dieter”, y enseguida conectaron para pergeñar la idea de esta gira.
En Madrid (sala Shoko Live), Jagger primero actuó en solitario, y tras la presentación oficial de “Heavy City Blues” se sumó a la Blues Band de Vargas para interpretar temas de Freddie King, Little Walter, Robert Johnson… Como ven, todo quedó entre leyendas.
PUBLICADO POR NACHO SERRANO EN ABC

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

 

Ir a Arriba