ALEX CLARE: El imposible reto de olvidar a AMY WINEHOUSE

por

Hemos hablado con el ex novio de la Winehouse, que este martes actúa en el Price en el segundo aniversario de la muerte de la cantante.

Durante una de sus múltiples separaciones del problemático Blake Fielder-Civil, Amy Winehouse conoció a otro chico en el Hawley Arms, un bar de Camden. Corría el año 2006, la cantante estaba al borde de un ataque de nervios, y buscaba refugio en algún nuevo noviete que la llevase por el buen camino. Alex Clare, artista como ella, y mucho más tranquilote que el politoxicómano Fielder-Civil, se le puso a tiro y esa noche comenzaron una relación que duró casi un año.
Más de un lustro después, con la intérprete del famoso “Rehab” ya fallecida, Clare se niega a hablar del asunto. Bastante hizo ya –debe de pensar ahora el cantante– cuando vendió los detalles de sus escarceos sexuales a News of the World (“le gusta que la aten, y hacerlo en sitios públicos”, farfulló entonces).

Obviamente le costará un tiempo deshacerse del pasado, aunque no va mal encaminado del todo en su objetivo, pues ya está copando buenos puestos en las listas británicas con su debut, “The Lateness of the Hour”, que esta noche presenta en el Circo Price de Madrid. “Se trata de mi primera gira española, y la verdad es que no sé cómo irá porque tengo poco feedback de fans españoles en las redes sociales”, explica Clare. “Por eso me esforzaré aún más”, continúa este neo-cantautor, que describe su show como “un crescendo total, que va desde melodías plácidas hasta una explosión de líneas de bajo y sintetizadores, a mucho volumen”. La tecnología es, de hecho, un elemento fundamental en el sonido de Alex Clare. “Así es, la investigación con sonidos sintéticos es algo muy importante para mis canciones. Intento que el proceso creativo sea más orgánico, pero luego en el estudio utilizo mucho los ordenadores para dar el acabado final”.
Compositor versátil

Este prurito modernista no significa, ni mucho menos, que Clare no sea capaz de entregar grandes momentos “humanos” en sus recitales. “Por supuesto, la Humanidad siempre debe quedar por encima de todo. Creo que la tecnología nos está permitiendo alzcanzar lugares desconocidos y grabar de formas alucinantes, que antes nunca hubiéramos imaginado. Pero eso no quiere decir que las canciones sean mejores. En mi caso, creo que la clave está en la naturalidad al combinar géneros como el pop, el soul y el dubstep de un modo personal”.

PUBLICADO EN ABC

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*