THE BLUES BROTHERS BAND: “Aún seguimos en una misión de Dios”

por
bluesbEl actor Dan Aykroyd, como poseído por el espíritu de Alan Lomax, fundó en 1992 el House of Blues -cadena de locales que ahora, como casi todo en esto de la música, pertenece a Live Nation-. Pero todo el mundo sabe que esa no es ni la primera, ni la única, ni tampoco su principal contribución a la difusión de la música afroamericana por el mundo. En 1978 creó a los Blues Brothers junto a John Belushi como un sketch para el Saturday Night Live. A partir de ahí… bueno, mejor cedamos la palabra al guitarrista Steve Cropper y al saxofonista Lou Marini, dos verdaderos colosos de la música (el primero fue coautor de la diamantina “Sittin’ on the Dock of the Bay” junto a Otis Redding y miembro de Booker T & the MG’s; el segundo también ha grabado con los mejores, incluyendo a Frank Zappa, Manu Dibango, Aerosmith, Deodato, Peter Tosh, Dionne Warwick o Levon Helm).
 
“Todo empezó en 1978, así que estamos celebrando nuestro 25 aniversario -explica Marini-. Creo recordar que tocamos todos juntos por primera vez en un cumpleaños de Dan Aykroyd. Después empezamos a actuar en el Saturday Night Live, y desde la primera noche fue un éxito que sobrepasó todas nuestras expectativas. Al día siguiente, todo Estados Unidos estaba hablando de nosotros. Todos decían “hey, ¿viste a esos Blues Brothers anoche en la tele? ¡Son geniales! De repente llegaron multitud de the-blues-brothers-originalofertas para dar conciertos… recuerdo que pasamos una semana entera de actuaciones en Los Angeles, con todo el público en pie ovacionándonos al final de cada concierto. Me acuerdo que en la primera fila estaba Jack Nicholson, y me miró diciendo “Wooooww!” y haciendo una señal de aprobación con el pulgar hacia arriba. Entonces supe que teníamos algo muy gordo entre manos, jajaja. Poco después surgió el proyecto de la película”.
 
Enseguida, estos dos viejos amigos se arrancan con una espectacular retahíla de anécdotas sobre el mítico filme, casi todas protagonizadas por el inefable John Belushi, un tipo que ha pasado a la historia como el mayor juerguista imaginable. “Recuerdo aquella vez que se estuvo equivocando a posta con sus frases, durante una escena muy complicada, con mucha gente”, dice Cropper. “Sí, además cada vez se equivocaba una frase antes que en la anterior, para desquicie de los cámaras, ja, ja, ja. Pero el resto de la gente estábamos por los suelos, casi asfixiados de la risa”, cuenta Marini.
 
Ahora, obviamente, ya no giran ni con Belushi (falleció dos años después del estreno de la película por una sobredosis de cocaína y heroína) ni con Aykroyd, ya muy apartado del grupo desde su última reaparición en la secuela “Blues Brothers 2000”. Pero la banda sigue siendo tan contundente y divertida como siempre. “Venimos muy rodados, con las manos calentitas, porque hemos estado tocando mucho este año. Así que sonaremos como un tiro”, dice Marini. 
 
Además, su recitales siguen siendo garantía de éxito no sólo por su inmenso oficio, sino porque todo el mundo sigue adorando a los Blues Brothers, como si alguien siguiera velando por ellos desde alguna parte, tal y como Jake y Elwood aseguraban en la película. “La respuesta del público en todas partes del mundo sigue siendo maravillosa. La banda y la audiencia somos como una familia en cualquier país al que vayamos. Así que sí, quizá aún sigamos en una misión de Dios, jajaja”, bromea Marini.

AQUÍ TENÉIS EL SALUDO DE STEVE CROPPER Y LOU MARINI A NUESTRA WEB


Estos dos hombres que nos saludan no son dos músicos cualquiera. Su historial musical es casi bíblico (el primero fue coautor de la diamantina “Sittin’ on the Dock of the Bay” junto a Otis Redding y miembro de Booker T & the MG’s; el segundo ha grabado con los mejores, incluyendo a Frank Zappa, Manu Dibango, Aerosmith, Deodato, Peter Tosh, Dionne Warwick o Levon Helm), y fundaron junto a Jake y Elwood (John Belusci y Dan Aykroyd) la Blues Brothers Band, a cuya película rinde homenaje el nombre de esta nuestra querida web (recordad la escena: Jake tiene una revelación en la misa oficiada por James Brown, un mensaje divino que le dice que debe reunir a la banda). Así que este saludo vale su peso en oro para nosotros. Además, pasamos un rato increíble charlando con ellos ante su concierto del próximo lunes en el Circo Price de Madrid, dentro de los Veranos de la Villa.

1 Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

 

Ir a Arriba