BLACK SABBATH “13”

por

Black Sabbath 13Género: Heavy Rock

Sello: Universal

6,5/10

A estas alturas de la jugada, cabía pensar que “13” sería un disco muy dependiente de lo inspirado que estuviera el productor Rick Rubin.

La clave del éxito del ingeniero barbudo es muy sencilla cuando se trata de poner en pie a glorias derribadas por el paso del tiempo: decirle a las bandas que reproduzcan, que hagan exactamente lo mismo que hacían cuando tenían éxito. Así de simple. Le sirvió hasta con unos desahuciados Metallica, y no ha funcionado del todo mal con este come-back de los Sabs, ya que este disco podría estar ubicado temporalmente en cualquier añada de primera mitad de los setenta.

Sin embargo, un tufillo autorreferencial que denota inseguridad ya impregna el arranque del disco, con una “End of the Beginning” de estructura y sonido MUY similares al de “Black Sabbath”, la canción. Sin duda cosa de Rubin. Pero que “13” suene a disco de época es una buena jugada, por supuesto. Adónde iban a ir Ozzy y los suyos modernizándose en exceso.

Ni tanto ni tan poco, pues los semi-reunidos Black Sabbath (como sabéis, falta el batería Bill Ward) acaban cayendo en demasiados lugares comunes al tratar de dar continuación a su estilo primigenio, sin aportar ese mínimo puntito de inventiva que podría haber catapultado su disfrute a la estratosfera. Y es que han jugado sin el menor margen de error. “Loner”, por ejemplo, vuelve a tener cierto parecido con otro de los cortes de su debut epónimo (1970), “N.I.B.”, sin mucho más que decir. Al final de “God is dead?”, el single, asoma el riff de “Hole in the Sky” (de “Sabotage”, 1975) Y el remix de “Planet Caravan” (de “Paranoid”, 1975) y “Solitude” (de “Master of Reality”, de 1972) en “Zeitgeist” ya roza la tomadura de pelo.

El cierre del álbum con “Dear Father” tampoco eleva el listón. Pero quizá lo más destacable sea, en realidad, que ninguna tonada de “13” es del todo mala. Lo cual quiere decir que no es sólo cosa de Rubin: el grupo ha trabajado. Algunas de las canciones antes mencionadas tiene el punto justo de clasicismo para acabar enganchando, especialmente “End of the Beginning”, por su afortunado crescendo, y “God is dead” por la oscuridad de la melodía dirigida por Ozzy. La pesada potencia de “Age of Reason” hará flotar a los fans de toda la vida, los tremenbundos graves de “Live Forever”, poco ambiciosa pero seguramente efectiva como hit de directo, es desde ya el agita melenas del año. Y ese toque blues –el que heredaron Pantera- de “Damaged Soul” tiene un tempo y unos punteos de Iommi realmente matadores. Así que, de nuevo, ni tanto ni tan poco: un 6,5 (sí, sabemos que Metal Hammer le ha cascado un 9…).

 “13” se publica el 11 de junio, pero puedes escucharlo en streaming AQUÍ

4 Comments

  1. Disco epónimo es aquel en el que sólo sale el nombre del grupo en portada, sin ningún otro título. Homónimo también sirve pero es menos exacto. Se aplica más a una canción que lleva el título del disco, por ejemplo: “Help” sería la canción homónima del correspondiente disco de los Beatles.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

 

Ir a Arriba