AIRAM ETXANIZ “De vuelta a mi planeta”

por

airamGénero: Pop, Rock

Sello: El Gringo Discos

8/10

Con la voz rota, al más puro estilo Aurora Beltrán, se presenta esta cantautora rockera norteña, desgranando canciones pret-a-porter, historias cotidianas y una buena ración de ese intangible llamado “Tiempo” que marca nuestras vidas, un plástico que late al ritmo de la ciudad, ilusiones y desamores en una metrópoli cualquiera del hemisferio occidental.

En una época donde no sobra el talento, y donde el estandarte del mucho ruido y pocas nueces hace estragos, imponiendo ferozmente la dictadura del mal gusto y mediocridad reinante (ya lo describía de forma palmaria Ariel Rot en “Lo siento Frank”), Airam Etxaniz pone de manifiesto el valor de la composición, el arte de alumbrar canciones redondas que conquisten las neuronas del oyente y el corazón del espectador.

Cabe destacar el artístico formato (cuidado digipack con muchos troqueles y sorpresas) y exquisito gusto minimalista con el que se visten unas canciones con el punto exacto de sal y pimienta, esto es, con el fraseo justo en el momento preciso, el punteo bien engrasado, y los susurros cuando marca el guión.

Es decir, un disco muy bien trabajado y perfectamente hilvanado, con las pausas y silencios en su sitio, delimitados de forma cabal (algo raro en la actualidad), y el acento preciso para subrayar el estado de ánimo en cada momento. La experiencia es un grado y en ese sentido la labor de ilustres mercenarios como Marcelo Novati (teclados), Dylan Abad (guitarras), Jacob Reguillón (bajo) o Marcelo Novati (batería) valen su peso en oro.

Mención aparte para Adrian Schinoff como teclista y productor de un plástico que no deja indiferente a cualquier persona con un mínimo de sensibilidad. Canciones como “Tic-Tac”, “Aun siento tu voz”, “El corazón me miente”, “Y si el amor se nos Va”, “No sé como hacer”, “El tiempo”… son perlas que conquistan a la primera, algo así como una Inma Serrano (o Rosana) despojada de almíbar y cargada de intención. Lo cortés no quita lo valiente.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*