MORENTE Y EVANGELISTAS: “Hay que atravesar el fuego para que salga el instinto”

por

evangelistas-morente-11-04-13El monumental “Homenaje a Enrique Morente” fue el primer encuentro artístico entre Soleá Morente y Los Evangelistas, el grupo formado por miembros de Los Planetas y Lagartija Nick para difundir la palabra del maestro del Albaicín. En aquella ocasión, la hija mediana de Enrique colaboró puntualmente en el disco, pero ahora han vuelto a unir fuerzas para grabar un mini LP de cinco canciones, también inspiradas en la figura de su padre, que supone un apéndice que se adentra en nuevos sonidos, menos catedralicios y más abiertos a la melodía pegadiza.

foto - EP“Se han quedado cosas en el tintero, canciones que nos hubiera gustado incluir, como “Esta no es manera de decir adiós”, pero lo que está en el disco es lo mejor que nos salió, y lo que tenía más empaque, más coherencia en conjunto”, asegura Soleá, acompañada por Antonio Arias en la entrevista. “Algunos de esos temas sobrantes me los he quedado yo para mi disco”, dice entre risas el líder de Lagartija Nick. El mini LP, titulado “Encuentro”, ha surgido “sin ninguna premeditación ni intención concreta, sólo la de disfrutar haciendo música con esta química tan bonita que hay entre nosotros”, dice la joven cantaora, que está “conociendo muchos grupos nuevos de rock por pasar tantas horas con estos gamberros”. La idea es que si este nuevo horizonte de fusión “gusta a la gente, consigamos dar muchos conciertos porque es lo que más disfrutamos”, explica Arias.

Soleá se ha sentido “como en casa, porque aunque ellos sean rockeros se consideran de la escuela de mi padre, y se dejan llevar por la libertad. No me han dado ninguna pauta, me dijeron que cantase lo que sintiese. Esto es de lo mejor que me puede pasar como artista, que estudiosos de su obra cuenten conmigo para rendirle tributo”. Y es que como cuenta Arias, “Enrique, por muy grande que fuera, nunca era paternalista cuando trabajaba conmigo –en el aclamado “Omega”, por ejemplo-, odiaba ponerse en una situación superior, entre otras cosas porque así él no aprendía. Es una de las cosas más importantes que yo aprendí de él. Hay que atravesar el fuego, quemarse los pies un poquillo, y cuando piensas “de aquí no salgo vivo” es cuando el instinto te dirige hacia donde no esperabas”. “Por eso, este disco huele como a mundo recién nacido”, apunta Soleá.

En “Encuentro” suena la poderosa psicodelia de “Homenaje”, pero el abanico sónico da cabida a géneros como el dream-pop que dan grandes sorpresas al oyente. “Sí, es más accesible, creo yo”, dice Soleá. “Y eso lo expresa muy bien la portada –también obra de Aurora, su madre-, que en lugar del rojo de desgarro, de pasión, de dolor que usó en “Homenaje”, es un azul que inspira cercanía, un estado de ánimo de más calma”.

PUBLICADO POR NACHO SERRANO EN ABC

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

 

Ir a Arriba